Ir al contenido principal

La generación de Plutón en Sagitario y Neptuno en Acuario (1998-2008)


Hola chichis!!! Después de haber comentado un poco la importancia de los planetas transpersonales para comprender cómo las diferentes generaciones experimentan el tiempo histórico que les ha tocado vivir, me gustaría comentaros algunas cosas de cada generación, relacionando cómo estaban Urano, Neptuno y Plutón en el momento en que nacieron.

Y en esta ocasión hablamos de la generación de Plutón en Sagitario y Neptuno en Acuario, que nació entre 1998 y 2008, y podemos identificar como generación Z.

generacionplutonsagitario

El valor de la diferencia

Las personas de esta generación tienen a Urano en Acuario (1998-2003) o en Piscis (2003-2008). Urano en estos signos sitúa la proyección a futuro de esta generación en el deseo de plantear las cosas de forma diferente, con un compromiso importante con el progreso colectivo y la reforma de lo global a través de la tecnología y la deslocalización, con muchos sueños de futuro. Es una generación nacida en pleno colapso del espacio-tiempo... porque estas personas son ¡nativas digitales!

Con Plutón en Sagitario, esta generación se interesa por el conocimiento, la especialización y los estudios universitarios, pero también son hábiles estudiantes autodidactas. Es una generación educada, que en su mayoría se declara tolerante, abierta y solidaria, y comprometida con la igualdad de géneros o la libertad sexual. De hecho, es la generación de la historia que menos se identifica a sí misma con la etiqueta heterosexual. Algo que, sin duda, relacionamos directamente con Plutón en Sagitario, el signo que quiere experimentarlo y vivirlo todo. 

Navegantes sin brújula

Es una generación aventurera y curiosa. Con Neptuno en Acuario, anhela novedad, sorpresa, y una constante excitación. De ahí que sea una generación poco tolerante al tedio o al silencio, que tienda a dislocar su atención en una constante multitarea, manejando simultáneamente diversos dispositivos tecnológicos o diversas fuentes de información.

De hecho, es probablemente la generación más rápida en identificar si algo es o no de su interés: con Neptuno en Acuario tiende a la impaciencia y a la brevedad, por lo que consume cápsulas de información breve y directa, sin perderse en argumentaciones.

Precisamente, Neptuno en Acuario puede diluir un poco la estructura mental a la que otras generaciones están acostumbradas, algo que acrecienta a menudo la brecha generacional. Porque la comunicación de esta generación tiende a la brevedad y a la fragmentación, eludiendo argumentaciones largas o complejas para ir al grano.

Plutón en Sagitario y Neptuno en Acuario puede vivirse como un deseo por conocer la verdad o lograr explicarse el mundo de una forma coherente y provechosa, pero puede que esto no resulte sencillo, porque precisamente Neptuno en Acuario tiende a diluir y mezclar el conocimiento, en una interminable sopa de saber difícil de ordenar.

El poder de las imágenes

Neptuno en Acuario lleva la sensibilidad de esta generación al entorno digital, por lo que tiende a expresar vivencias y ocurrencias en redes sociales. De hecho, ¿qué posición astrológica podría definir mejor las redes sociales que Neptuno en Acuario? La sensibilidad compartida se expresa a través de lo digital, y a menudo en forma de imágenes.

De hecho, con Plutón en Sagitario, esta generación conoce de primera mano el poder que tienen las imágenes, y sabe expresarse mejor que ninguna otra a través de fotos, memes y vídeos. Más vale una imagen que mil palabras, dicen. Eso aplica muchísimo a esta generación, que tiene mucha sensibilidad para todo lo visual, y lo utiliza para trascender las barreras del idioma, produciendo contenidos que puedan llegar a tener un alcance global.

El deseo de ser visible

De hecho, con Neptuno en Acuario y Plutón en Sagitario hay cierto deseo de viralidad, de destacar, de ser visible. Porque para esta generación, más que para ninguna otra, la atención es poder. Captar atención es la nueva forma de ganar poder e influencia en un mundo digital y global.

Plutón en Sagitario también les hace conscientes de los problemas relacionados con la visualidad, ya que es la primera generación de la historia que ha vivido el ciberacoso y el bullying digital como una realidad devoradora y cruel. Por eso, a pesar de que es una generación más bien espontánea, que tiende a comunicar sus fluctuaciones emocionales y sus opiniones, también es hábil para gestionar cada vez mejor su privacidad.

También se busca establecer relaciones colaborativas, sociales, sexuales, amistosas o románticas en el ámbito digital. Lo que subyace ahí no es solo la incomodidad en la vieja separación digital / real (ya que lo digital se convierte en la nueva realidad) sino la búsqueda una mayor autonomía y capacidad de autogestión en todas las relaciones interpersonales, que se hacen fluidas, inestables y sustituibles.

Soñar autonomía

Se trata de una generación precoz, que busca la independencia en todos los sentidos, por el sueño de autonomía que les da Neptuno en Acuario. De ahí que, desde una edad muy temprana, ya sea una generación interesada por la preparación académica, la competitividad, el éxito económico, las empresas pequeñas y manejables que les permitan trabajar con flexibilidad, y la proyección a futuro.

Al fin y al cabo, tanto Plutón en Sagitario como Neptuno en Acuario tienen un tono bastante empresarial y optimista ante el futuro que les puede llevar a la sobreconfianza. Sueñan con genialidades, con ser personas únicas, originales, inventivas, ingeniosas. Esperan que las limitaciones de las generaciones previas no les afecten, porque se lanzan a la vida en otros términos.

De hecho, con Neptuno en Acuario y Plutón en Sagitario es una generación que no tolera las limitaciones, y tiende al exceso. Y en ese sentido, puede tener un conflicto con la autoridad o con las formas tradicionales de entender el mundo, hacia las que experimentan una inquietante desconexión.

La crisis de sentido

Se trata de una generación joven que aún está sumida en gigantes sueños de grandeza. A medida que se desarrolle su trayectoria vital, es posible que esta generación tenga que enfrentarse de forma conjunta a las sombras del crecimiento ilimitado y la meritocracia, viendo cómo su relato de conquistar el futuro por sus propios medios hace aguas.

¡El momento de dificultad llega a todas las generaciones tarde o temprano! En ese sentido, es una generación que, con Plutón en Sagitario, tendrá que enfrentarse a la crisis de sentido, a la carencia de relato y guía.

De hecho, esta generación ha vivido toda su vida en un mundo marcado por guerras internacionales y discursos de persecución al terrorismo, y puede haber una presionante sensación de desconfianza frente al precario equilibrio del estado de consumo en un mapa geopolítico que tiende al extremismo.

El mandato de lo positivo

A pesar de ser una generación que valora tanto el estatus, la imagen personal y el discurso confiado, optimista, motivador y resiliente de Plutón en Sagitario, está llamada precisamente a integrar las sombras de la realidad en su propio pensamiento.

De hecho, la tendencia de esta generación a sostener buena cara ante la galería, o a valorar a las personas de acuerdo a su imagen y a su capacidad de influencia, puede generar ansiedad, estrés y desórdenes en la autoestima.

Por poner un ejemplo extremo, es la generación de los tiroteos en institutos y centros educativos: una expresión terrorífica y literal de Plutón en Sagitario que no aplica a todas las personas de esta generación, obviamente, pero ayuda a entender la desesperación que pueden llegar a sentir a causa de la presión social, la inseguridad o el desarraigo.

Con Plutón en Sagitario, si se barniza de optimismo la dificultad y la vulnerabilidad, se acaba expresando de formas chocantes, grandilocuentes, mediáticas, destructivas. Porque Plutón demanda autenticidad, y Sagitario, felicidad. Una combinación que hay que explorar con tiempo.

Un cambio de dirección

Esta generación de Plutón en Sagitario es joven, y aún tiene que definirse a sí misma, pero posiblemente tenga que enfrentarse al reto de reformular sus creencias y su sentido de dirección en la vida.

Además, Neptuno en Acuario se puede vivir como extraordinarios sueños relacionados con proyectos personales, o bien como extraordinarios sueños comprometidos con una causa. Acuario es un signo individualista y sociable a la vez, de modo que esta generación tendrá que decidir si es suficiente que cada persona se saque las castañas del fuego, o si tal vez todo podría ser más constructivo si hubiera un plan común.

De hecho, es una generación que acabará explorando la solidaridad y el valor del ser humano tarde o temprano. Y puede llegar a ser maestra en ese sentido, enseñando a tener fe en la humanidad y trabajando para mejorar sus condiciones de vida.

También puedes leer sobre:
Plutón en los signos: grandes períodos históricos
Neptuno en los signos: el gusto musical de cada época
Urano en los signos: generaciones revolucionadas

Un abrazo, chichis!!!

¿Quieres hacer una consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

Aspectos planetarios: qué significan

Hola chichis!!! Todas las cartas astrales tienen su propia configuración de aspectos planetarios. Como ya sabréis, los representados por líneas rojas son inarmónicos o dinámicos; los representados por líneas azules, son armónicos. Y los representados por líneas verdes son neutros, y tienen que ver con la potencialidad. Os cuento cómo interpretar los aspectos más usados en astrología. Conjunción Sucede cuando dos planetas están en el mismo grado de un signo, o muy cerca. Es un aspecto semilla , en el que los planetas que forman conjunción cierran y reinician su ciclo. Por ejemplo, la Luna Nueva es una conjunción del Sol y la Luna. A veces cerrar algo y empezar otra cosa no es sencillo, así que la conjunción puede vivirse con cierto desconcierto hasta que sabemos cómo enfocarla. Es uno de los aspectos más fuertes, porque su influencia se siente con claridad. Además, en una carta natal, son especialmente potentes las conjunciones de planetas al Sol, a la Luna, al Ascendente

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad