Ir al contenido principal

Neptuno: comprendiendo el arquetipo


Hola chichis!!! Neptuno es uno de los tres poderosos planetas transpersonales, pero no es fácil comprenderlo como arquetipo, porque sus significados son bastante neblinosos. ¡No en vano se trata del planeta de la confusión y el misterio! Neptuno es el planeta regente de Piscis, y se asocia también a la casa 12 de nuestra carta natal.

Cuándo se descubrió Neptuno

Neptuno fue descubierto hace relativamente poco tiempo, el 23 de septiembre de 1846. En ese momento ya se conocía la existencia de Urano, pero no de Plutón. Su descubrimiento tardío se debe a que, por su lejanía, se observa solamente con tecnología.

Es invisible a simple vista, pero puede observarse con prismáticos en la época adecuada del año. De hecho, Galileo ya había observado a Neptuno en 1612 con su telecopio, pero lo había confundido con una estrella.

El alma de la cultura colectiva

En el caso de los planetas transpersonales (los que están más allá de los límites marcados por Saturno, o dicho de otra forma, más allá de lo social) el momento de su descubrimiento es clave para comprender su significado. 

La segunda mitad del siglo XIX fue un momento histórico marcado por los viajes ultramarinos, en el que hubo un trasvase cultural muy fuerte a nivel global. También fue una época de muchísimos avances en la música y la ópera, y la época en que se popularizó la fotografía y nació el cine. Se avanzó muchísimo en todas las artes.

Neptuno tiene que ver con todo eso: con el alma de una cultura colectiva; con su arte y sus creencias. En el momento en que se descubrió Neptuno, el intercambio cultural que vino con el comercio dio lugar a un trasvase artístico y de creencias muy interesante. Por ejemplo, la filosofía india o las ilustraciones japonesas penetraron en el imaginario occidental.

Fue una época de fuertes transformaciones en el mundo de lo sensible, de lo estético y de las creencias a nivel colectivo, en el que las religiones, por ejemplo, se hicieron menos monolíticas, con una permeabilidad más abierta a integrar creencias y formas de ver la vida provenientes de otras culturas. 

Neptuno como Poseidón

En el momento de su descubrimiento, Neptuno era el planeta más alejado del sistema solar. Y además tenía un color azul muy característico. De ahí que se asociara a los horizontes más lejanos; a los horizontes el mar. Por eso se nombró Neptuno, como el dios grecolatino del mar y el océano.

Pero curiosamente, también en otras culturas se asocia a este planeta con el mar. Por ejemplo, la traducción literal del nombre que se ha dado a este planeta en japonés, chino, coreano y vietnamita es "estrella del rey del mar". Mientras que en la India se lo conoce como Varuna, el dios del mar en la mitología védica.

Si queréis profundizar en el significado de Neptuno como arquetipo, os animo a que busquéis mitos sobre el dios grecolatino Neptuno o Poseidón. Espero hablaros sobre algunos de ellos muy pronto, porque tienen mucha chicha.

Neptuno como planeta

Saber algunas cosas de Neptuno como planeta puede ayudarnos a entender mejor su significado. Neptuno es el segundo planeta más lento en astrología, tardando 165 años en completar una vuelta alrededor del Sol. Tarda alrededor de 14 años en atravesar cada signo.

Debido a ese período orbital tan duradero, los ciclos de Neptuno afectan profundamente a los ciclos históricos, y el tránsito de Neptuno por signo afecta a la sensibilidad y a la conciencia de generaciones enteras.

Por ejemplo, ¿te has preguntado alguna vez cómo han afectado los tránsitos de Neptuno al gusto musical de cada época? ¡Hay una relación directa!

Como planeta, Neptuno es un gigante gaseoso: es el cuarto planeta más grande del sistema solar, pero está compuesto de gas. Así que no es casualidad que todo lo que toque Neptuno sea neblinoso, vaporoso, difícil de definir. Porque la niebla no tiene forma: se adapta al lugar en el que está.

Además, es un planeta con una enorme diferencia de temperaturas en su núcleo y en sus capas exteriores, lo que origina muchas tempestades y huracanes que hacen cambiar rápidamente (en cuestión de pocos años) las manchas de nubes de su superficie bellamente azul.

Es un planeta sumamente dinámico, que incluso en sus características atmosféricas se acerca mucho a lo que imaginamos como un lugar fantástico o imaginario, porque la gran presión atmósférica que hay hace que, literalmente, lluevan diamantes. ¡Sí!

El gas de la atmósfera se concentra y precipita en forma de diamantes de la misma forma que lo hace el agua en la Tierra. Lucy in the sky with diamonds: Neptuno es verdaderamente un lugar mágico, alucinante. 😉

Además, Neptuno tiene 14 satélites, todos ellos nombrados de acuerdo al universo mítico del océano: Titán, Náyade, Nereida...¡Eso ya despierta la imaginación!

¿Qué significa Neptuno en astrología?

Lo que representa Neptuno es la dimensión extracotidiana de la vida, asociada a lo sublime, a la inspiración y a la magia. Neptuno nos llama a experimentar emociones y sensaciones indefinidas, que escapan al lenguaje y tiñen la vida de misterio y trascendencia.

También por eso es el planeta de los sueños, la sensibilidad estética y musical, el misticismo, la espiritualidad y la fe.

Lo que trae Neptuno a nuestra vida, de alguna forma, escapa a la lógica; escapa a las palabras. Tiene que ver con lo colectivo y lo inconsciente. Con el imaginario colectivo del que se nutre nuestra sensibilidad.

Todo aquello que nutre por dentro a la humanidad tiene que ver con Neptuno de una forma muy importante. Es un planeta humanista.

El éxtasis ante la belleza, la sensibilidad empática, la filantropía, la fe en la humanidad como especie merecedora de compasión y ayuda, la fe en el valor de la vida, la sensación de pertenecer a algo común que va más allá de un yo egoísta, la pertenencia a un alma del mundo que nos sobrepasa... Todo eso tiene que ver con Neptuno. ¡Y tantas otras cosas!


Trascendencia neptuniana: magia y confusión

Como la niebla, Neptuno traspasa toda barrera para penetrar en los misterios. Neptuno media entre lo consciente y lo inconsciente; entre el sueño y la vigilia, entre la vida y la muerte, entre el yo y lo colectivo. Los funde, los mezcla, los confunde. 

De ahí que las experiencias neptunianas puedan llegar a ser tan vívidas: nos ponen delante sincronicidades y magias que no creíamos posibles. Déjà vus, premoniciones, intuiciones... Neptuno, con sus poderosas fuerzas transpersonales, nos puede llevar a derroteros absolutamente confusos. Por eso, al adentrarnos en sus nieblas, corremos el peligro de perdernos; de diluirnos en las ilusiones, perdiendo el contacto con la humilde y segura realidad de lo palpable.

Neptuno nos lleva por laberintos y confusiones que dejan en nosotras una impronta de lucidez y excitación, a pesar de que a menudo no sepamos explicar en qué consiste nuestro hallazgo neptuniano. De ahí que también se asocie a estados alterados de conciencia, relacionados tanto con drogas, como con meditación o con experiencias estéticas.

El mundo de Neptuno es el mundo de la ilusión. De la fantasía. De la mezcla. De perder nuestros límites personales para formar parte de algo mayor. 

Bueno chichis, espero que Neptuno llene de belleza, inspiración y magia vuestra vida. Muchas gracias por leerme, por seguirme y apoyarme, como siempre.

Un gran abrazo chichis!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…

Eclipse de Luna en Capricornio: desoír el mandato

Hola chichis!!! El 5 de julio tenemos un eclipse penumbral de Luna en el grado 13 de Capricornio, sobre el Nodo Sur. Esta temporada de eclipses ha venido larga, pero después de este eclipse de Luna ya no tendremos más hasta noviembre.

📢Escucha este post aquí (26jun)
Eso sí, aún estaremos eclipsadas hasta la próxima lunación del 20 de julio, cuando tendremos por fin una Luna Nueva con la que recobraremos la normalidad, porque ya estará alejada de los Nodos Lunares.

¿Qué es un eclipse penumbral de Luna? Un eclipse de Luna es una Luna Llena (una oposición entre el Sol y la Luna) que tiene lugar sobre los Nodos. Es decir, las luminarias se alinean con la Tierra, de forma que nuestro planeta proyecta su sombra sobre la Luna. Como el Nodo Sur está en Sagitario, este eclipse no es exacto, y solo veremos una leve sombra sobre la Luna. Sin embargo, aunque no sea un eclipse espectacular, se hará notar. 

Si recordáis, una Luna Llena es el momento en que culmina un ciclo que se sembró seis m…

Julio de 2020: mejor juntas

Hola chichis!!! El mes de julio empieza en plena temporada de eclipses, de la que no saldremos hasta el día 20, cuando tendrá lugar una Luna Nueva alejada de los Nodos. La triple conjunción estará muy activa, con un montón de planetas retrógrados, y Marte en Aries pujando por ir hacia delante sin mucho hueco para la acción.

Eso sí, empezamos el mes con Venus en Géminis saliendo de su período estacionario el mismo día 1. El mundo de los placeres, la gestión de recursos y los afectos se despeja, y el amor por la charla se desata. ¡Breve respiro!


La triple conjunción tira con dureza hacia atrás El mismo día 2, Saturno retrógrado regresa a Capricornio tras la exploración que hizo los meses previos en Acuario. El contexto general del mes está protagonizado por la conjunción exacta de Júpiter y Plutón en Capricornio, y la reactivación de la triple conjunción con la entrada de Saturno en el signo. Todos ellos retrógrados. Sin olvidar que, por supuesto, Marte ya está en Aries, su pro…