Ir al contenido principal

Piscis: comprendiendo el arquetipo

Hola chichis!!! Tened en cuenta que sea cual sea vuesto signo, ¡aquí no estoy hablando de personas! Vamos a hablar del arquetipo, que siempre se expresa de forma matizada y compleja en una carta astral. Dicho esto, ¡vamos a ello!

El Sol transita por Piscis del 19 de febrero hasta el 20 de marzo, dando paso del invierno a la primavera. Sus regentes son Neptuno y Júpiter, y su signo opuesto, Virgo.

En Piscis, el elemento Agua se expresa con una cualidad mutable. Es decir: las características propias del elemento Agua (la adaptación, la flexibilidad, la gravedad, la fluidez, la concentración, la disolución, la regulación de la vida, la reacción, las emociones) se expresan en forma de cambio, flexibilidad, adaptación, apertura, permeabilidad, fluidez, desapego, exploración, cuestionamientos y deseos de trascender límites, explorar e integrar nuevas experiencias.

Piscis: el agua no tiene forma

El elemento Agua expresándose de forma mutable es el agua que atraviesa todos sus ciclos, cambiando de forma: el agua que se hace vapor y vuelve a condensarse en forma de lluvia, el agua viajera del océano profundo, a la que no se puede delimitar, porque está en constante movimiento, y el agua que adopta los colores de lo que la rodea. Es el agua que refleja, que es gota, masa oceánica y bruma, y que escapa a toda definición. El agua en su totalidad.

Piscis es el último signo del zodíaco, y por tanto es el signo que mejor expresa la disolución: una propiedad del elemento Agua que, en el caso de Piscis, se manifiesta de forma extrema, ya que es mutable y, por tanto, flexible y adaptable. Disolución de barreras, de límites, de miedos, de prudencia, y también disolución de emociones, de vida, del cuerpo. Es el signo que desmaterializa y trasciende.

A donde lleve la corriente

Piscis trasciende el sentido de la propia identidad para mezclarse con las emociones, acciones y propósitos de otras personas: su energía es tan empática como mimética. Piscis es camaleónico: trasvasa límites, y se diluye con lo que lo rodea. De ahí su tendencia a la entrega y al sacrificio.

Piscis no tiene coraza: no se defiende a sí mismo tras las barreras protectoras de Saturno. Se deja llevar por la inercia, dejándose penetrar por todo tipo de experiencias. Es poroso.

En consecuencia, la vida de las personas con mucha energía de Piscis en su carta es cambiante, y puede alternar etapas de gran ambición con etapas muy escapistas, sorprendiendo a las personas que tiene alrededor.

Por ejemplo, podría ser una empresaria que, después de haber estudiado Economía porque su familia introdujo en ella ese propósito, y después de haber llegado a ser la directora de su empresa, porque allí todas deseaban eso, se cruza con una persona bohemia y decide irse súbitamente a la India, a buscarse a sí misma y a aprender a tocar el sitar.

La libertad de la renuncia

¿Qué identifica al signo? Sobre todo, su incontinencia: nada ni nadie puede contener su continuo flujo interno. Sus aguas rebasan por encima de cualquier compromiso y de cualquier apego.

Como Piscis tiende a mimetizarse con su entorno, las personas muy influenciadas por este signo pueden vivir muchos falsos comienzos tratando de adaptarse a las demás, o bien sentirse atrapadas o insatisfechas en una vida demasiado pequeña; demasiado cotidiana (de hecho, Piscis también rige instituciones de reclusión, como cárceles, centros psiquiátricos o conventos, por ejemplo).

En consecuencia, tarde o temprano buscarán romper moldes para liberarse. Cuando no pueden sostener más la máscara de seriedad y convencionalismo que les ha puesto el mundo, huyen buscando nuevas personas, nuevos contextos, y nuevos estímulos.

A lo largo del tiempo, tantas rupturas de formas de vida angostas pueden cargar a las espaldas de las personas muy piscianas cierta frustración por haber abandonado compromisos, generando incluso desconfianza hacia sí mismas. Sin embargo, en ello reside su libertad: en la necesidad de aventurarse, de viajar más allá, de experimentar una riqueza de experiencias.

Se hace camino al andar

El viaje de Piscis es perderse. Comprender que no hay caminos hechos, y satisfacer su enorme necesidad de ir más allá de una forma amigable con las necesidades prácticas de la vida.

Muchas personas con un gran peso de Piscis en su carta viven alguna dependencia singular (de personas, cosas, sustancias, actividades, viajes...), porque buscan algo que canalice el flujo laberíntico de estímulos que experimentan, evadiéndose de lo cotidiano.

Además, su propia confusión y su gran sensibilidad puede llevarles a estados alterados de conciencia, miedos o sensaciones de exaltación que pueden paralizarles durante algún tiempo.

Puesto que es tan susceptible y sugestionable, Piscis también se relaciona con pérdidas y engaños.

Pero su adaptabilidad tiene cosas maravillosas: en su recorrido laberíntico, Piscis descubre grandes experiencias extracotidianas que lo inspiran. Es un signo que vive lo trascendente.

Inspiración sublime

Piscis es probablemente el signo más perceptivo y sensible del zodíaco. Y, con un toque a tierra, puede ser un signo sumamente creativo.

Por ejemplo, la música es una de las expresiones más hermosas del signo de Piscis, porque sostiene ordenadamente sus emociones dejándolas fluir, mientras que, además, invita a la experiencia sublime o trascendente que lo caracteriza.

Otra forma de evasión y trascendencia que suelen encontrar las personas con un gran peso de Piscis en su carta son los viajes. Trascender las fronteras del mundo, empaparse de personas que piensan, sienten y actúan de forma diferente. 

Más allá de los moldes

Piscis invita a aprender de las épocas más confusas y sacar de ello un viaje, más que introspectivo, meditativo. Busca qué hay más allá del yo, pero sobre todo busca qué hay más allá del mundo aparente. Por eso se ha asociado al misticismo y a prácticas como la meditación o el yoga.

Piscis se manifiesta tanto invitándonos a tocar fondo, como a elevarnos a lo más alto sintiendo una mística fusión con el cosmos. Como Piscis disuelve barreras y formas, es un signo que nos permite integrar con muchísima apertura los contrarios.

Piscis enseña que el vacío está lleno; que la renuncia es un éxito; que la abundancia es pobreza; que lo sórdido es espiritual. Y muchas cosas semejantes. Nos lleva a aventurarnos más allá de nuestros moldes mentales.

Si queréis consultar otros signos, podéis hacerlo aquí. Si queréis seguir aprendiendo cosas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Preguntadme lo que queráis!

Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…