Ir al contenido principal

Acuario: comprendiendo el arquetipo

Hola chichis!!! Tened en cuenta que cada persona tiene una carta compleja, y que sea como sea la vuestra, ¡aquí no estoy hablando de personas! Sino del arquetipo, que siempre se expresa de forma matizada en una carta astral. Dicho esto, ¡vamos a ello!

El Sol pasa por Acuario desde el 21 de enero hasta el 18 de febrero, por lo que se ha relacionado con la consolidación del invierno en el hemisferio Norte. Sus regentes son Urano y Saturno, y su signo opuesto, Leo.

Acuario: combinando Saturno y Urano

En Acuario, el elemento Aire se expresa con una cualidad fija. Es decir: las características propias del elemento Aire (lo incontenible, la trascendencia de barreras, la tendencia a la expansión y a la ascensión, la dispersión, la rapidez, la comunicación, la relación, el pensamiento) se expresan en forma de persistencia, consolidación, estabilidad, profundización, gestión para sostener un orden de cosas, conservación, fortalecimiento de la propia posición, reafirmación, honestidad y apego.

Como véis, en principio el elemento Aire no parece muy afín a la cualidad fija. De hecho, es sorprendente pensar que, antiguamente, el único regente de Acuario era el planeta Saturno, el planeta más rígido, lento y sólido de la antigüedad. Quizás sea esta contradicción lo que hace de Acuario algo tan complejo. ¿Un signo regido por Saturno y Urano? Chocante.

Al estudiar a Acuario todo es chocante. Es, seguramente, uno de los signos más difíciles de comprender. Porque lo que lo define es la rareza, la sorpresa, la súbita habilidad de dejarnos con la boca abierta. ¿Sorpresa en un signo fijo? En realidad tiene lógica.

Pensamiento y opiniones vehementes

Como signo de Aire, Acuario es sociable, intelectual y comunicativo. Pero al ser de cualidad fija, su pensamiento y su forma de comunicarse no es para nada flexible ni adaptable. Al comunicarse y relacionarse, se reafirma en su pensamiento. Y eso le lleva a estructurarlo (de ahí la regencia de Saturno) en forma de ideología.

Cuando Acuario comunica su pensamiento, de alguna forma lo que se propone es fortalecer su propia visión del mundo a través de la profundización. De ahí que promueva persistentemente su ideología cuando se expresa.

El aire no se puede contener, tiende a expandirse y dispersarse: de ahí que los pensamientos fijos de Acuario (basados en argumentos estructuradísimos) tengan cierta movilidad expansiva. Acuario es el signo de la propagación ideológica. No descansa: todo lo que hace refuerza su posicionamiento ante el mundo.

Por eso es el signo que más se ha asociado a revoluciones. Porque la ideología de una persona siempre está basada en lo que se está cociendo a nivel social e histórico (ahí está la regencia de Saturno). De ahí que la ideología propia de una persona encaje con la de otras personas afines, y de ahí que se viva como una confrontación a la ideología de otros.

Gregario e individualista a la vez

Acuario es el signo de la amistad. Como signo de aire fijo, Acuario mantiene relaciones duraderas y consistentes con aquellas personas que mejor encajan con su forma de comprender el mundo. Esto incluye, obviamente, a las amistades, pero también a grupos y organizaciones. De ahí que sea un signo fuertemente asociado a la solidaridad.

Además, como signo fijo, Acuario es honesto, y no se interesa por la negociación ni por adaptarse al pesamiento de quienes piensan de forma distinta. Eso conlleva una tendencia muy fuerte a la voluntad de imponer, de forma inflexible, los pensamientos propios a otras personas. Tiene una fuerte dosis de individualismo y necesidad de espacio personal, que busca convencer a quien piensa distinto, y compartir afinidades con quien piensa como él.

Blanco o negro: el signo de las convicciones

Por eso, además del signo de las revoluciones, es también el signo de los fascismos. O, para ser más precisos, el signo de los sistemas de pensamiento extremos que aspiran a dominar el paisaje en forma de consenso social. Sin matices.

Esto también puede leerse de una forma más positiva: Acuario no es conformista. Por mucho que todas las demás personas digan que dos mas dos son cinco, Acuario no se dejará persuadir.

Dirá siempre lo que quiere decir, sin traicionar jamás su escala de valores. Y, en ese sentido, es un signo admirable por su independencia intelectual y por su capacidad de resistencia cuando son otras personas las que tratan de imponerle algo que no se ajusta a la verdad.

Salir del redil

¡De ahí que Acuario no se interese por las convenciones sociales! ¿Que le apetece ponerse una chaqueta de lentejuelas con un pantalón a cuadros? ¿Quién ha dicho que haya que reprimirse? Esto puede resultar MUY liberador. Acuario es el signo que nos enseña que no tenemos que cumplir, seducir ni agradar a los demás. Que es mejor ser, sencillamente, como queramos.

Además, es un signo muy innovador. Con Urano de regente no es para menos. Porque, al igual que otros signos fijos, se reafirma a sí mismo por medio de una creatividad que, en caso de Acuario, tiene una dimensión social, y por tanto se manifiesta en forma de proyectos.

Mirar a futuro

Acuario rige las grandes reformas, los grandes proyectos intelectuales, los proyectos tecnológicos, y las ideas novedosas que dan soluciones repentinas a asuntos que nadie sabía cómo resolver. Por eso es un signo asociado a la genialidad.

Combinando el esfuerzo y la naturaleza estructurada, social y duradera de Saturno con la transformación uraniana, que se da en un instante y afecta a generaciones enteras, el pensamiento de Acuario experimenta lúcidos, inspirados y súbitos descubrimientos que, al ponerse en contacto con el estudio organizado y metódico, da lugar a apasionantes innovaciones que cambian por completo el paisaje en el que vivimos.

Por ejemplo, ¿quién iba a pensar en 1995 que diez años después utilizaríamos teléfonos móviles inteligentes? ¿O que usaríamos el Google Maps para ir a la cafetería en la que están nuestras amigas? Ese es el tipo de transformaciones sociales inesperadas que Acuario introduce en nuestras vidas. Son rápidas. Transforman la sociedad. Y no tienen retorno.

¿Era de Acuario?

Puesto que ahora estamos entrando en la era de Acuario, me gustaría mencionar algo más sobre este signo. Es el signo opuesto a Leo, el signo que centraliza la atención en una sola persona. En este sentido, podemos esperar que en la era de Acuario uno de los procesos más importantes de transformación va a ser la descentralización de la autoridad. La colectivización del poder.

Adiós al monoteísmo, adiós a la monarquía, adiós a la celebrity. Ya no va a haber más rey-sol. La autoridad quedará en manos de grandes grupos de personas afines.

Esto no garantiza la democracia, la diversidad de puntos de vista ni el fin de las jerarquías. Pero no hay duda de que va a cambiar el panorama en relación a cómo comprenderemos el liderazgo. Y cuando cambie, será de forma rápida y poco previsible. Interesante, ¿verdad?

No obstante, espero escribir pronto sobre la era de Acuario, porque hay muchos mitos y expectativas al respecto. El cambio de eras sucede a lo largo de siglos, y es difícil encontrar un punto de inflexión que les de inicio de forma clara.

Espero que esto os sirva para comprender mejor los fundamentos de la astrología. Si queréis consultar otros signos, podéis hacerlo aquí. Si queréis seguir aprendiendo cosas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Preguntadme lo que queráis!

Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…