Ir al contenido principal

Ceres en Cáncer o en la casa 4


Hola chichis!!! Ya hablamos del asteroide Ceres como arquetipo, y vimos qué significa de forma general a partir de sus dinámicas como cuerpo celeste y a partir del mito grecolatino de la diosa madre Ceres.


Para recordar de forma muy resumida, dijimos que Ceres tiene que ver con la productividad, con la capacidad de trabajo efectivo y armónico, con la protección de otras personas, con la nutrición y el contacto respetuoso de la civilización con la naturaleza. Es un asteroide con mucho potencial para crear abundancia (material, emocional, de ideas, espiritual...) y compartirla con otras personas de forma pedagógica, incluso.

Las preguntas serían: ¿cómo te relacionas con la productividad? ¿Cómo nutres y proteges a las personas que te importan?

Como es un texto orientativo, he aunado su significado por casa y signo, aunque ya sabéis que no son exactamente lo mismo: no olvidéis que a la hora de interpretar vuestro Ceres natal hace falta considerarlo en contexto, poniéndolo en relación con el resto de vuestra carta. 😉 ¡Vamos allá!

¿Qué significa Ceres en Cáncer o en la casa 4?

A veces se considera que Ceres en Cáncer está exaltado, precisamente por la energía maternal y protectora del signo. Si tienes a Ceres en Cáncer, en la casa 4 o en un aspecto importante con la Luna, serás muy productiva en la creación de vínculos, o utilizarás de forma muy efectiva tu imaginario interior para nutrirte a ti misma y a quienes te rodean. Además, tu instinto protector estará muy acentuado.

Parece obvio decirlo, pero con Ceres en Cáncer o en la casa 4 puedes ser especialmente productiva en el ámbito de tu hogar. Por ejemplo, puedes tener mucha efectividad a la hora de lidiar con tareas cotidianas de autocuidado, o mucha efectividad para sostener relaciones enriquecedoras con las personas con las que convives. 

Pero más allá de eso, como sabemos que Cáncer habla de nuestras raíces en un sentido más amplio, esa efectividad en tareas del hogar puede traducirse también a una productividad asociada al pueblo, ciudad o país en el que vives. Pudiendo desarrollar tanto un trabajo en casa (por ejemplo, online) como un trabajo que tenga que ver con la comunidad en la que vives.

Por otro lado, Ceres en Cáncer o en la casa 4 también tiene mucho que ver con la nutrición: es posible que des importancia a lo que comes, que te intereses por la dietética o por la cocina. De hecho, muchas chefs profesionales tienen a Ceres aquí. Pero sabemos que la Luna habla de mucho más que de la nutrición física.

Por eso, Ceres en esta posición también habla de mucha fluidez para tener contacto y desarrollar de forma eficaz las cosas que nos dan seguridad y confort, que nos nutren por dentro y nos hacen sentir parte de algo más.

Especialmente, el contacto que podemos tener con nuestro mundo interior puede ser muy fértil para temas creativos, como la narración o el arte, propiciando una buena acogida por parte del público. Con Ceres aquí existe una facilidad muy provechosa para expresar emociones y conducirlas hacia algo constructivo.

La imaginación y la sensibilidad tienden a nutrirse de unas reservas invisibles que dan magia a nuestra vida, y pueden hacernos algo soñadoras. En este sentido, este asteroide aquí puede darnos algunas dudas o dificultades a la hora de independizarnos, porque aquello que más amamos producir, y la abundancia que valoramos, tiene que ver con nuestro mundo interior.

Las relaciones con otras personas suelen estar caracterizadas por el apego y la protección, entendiendo la dependencia mutua como un lazo que refuerza a la comunidad. En este sentido, es frecuente que con Ceres en Cáncer o en la casa 4 (o junto a la Luna) tendamos a buscar refugio en las personas que consideramos nuestra familia, buscando en ellas el apoyo necesario para pasar algunas temporadas de introspección.

Pero por otro lado, también Ceres en esta posición suele manifestarse como una determinación muy fuerte a proteger, cuidar y apoyar a las personas que amamos de forma casi incondicional, como una especie de instinto maternal que empapa todas nuestras relaciones personales de calidez, confort y cuidado.

Con esta posición, podemos nutrir muchísimo a otras personas, desde un plano físico (seguramente seremos muy buenas anfitrionas, por ejemplo), a un plano interior, inspirándolas para vivir, explorar y expresar sus emociones y su mundo interior, y ayudándolas a recuperar el nexo mágico con la vida.

Además, es particularmente interesante tu capacidad para hacer que las personas descubran su derecho a ser amadas, independientemente de sus logros, de sus cualidades, o de la habilidad que hayan tenido para ser exitosas en el mundo social. Puedes ayudarlas a que descubran que cuidarse y amarse, o cuidar y amar a otras personas, es una forma de cultivar la empatía, la compasión y el bienestar.

La parte sombría de todo esto es que sostener un papel maternal puede ser poco saludable en algunas ocasiones. Puedes sentir inquietud cuando sientes que no te necesitan, o prolongar innecesariamente ciertas dependencias o fidelidades emocionales cuando las personas a las que has ayudado o apoyado empiezan a desplegar sus alas.

El peligro de todo esto es tratar de ayudar y proteger excesivamente a otras personas, acabando por ser absorvente o por impedirles buscar su propio camino. De hecho, Cáncer es un signo relacionado con el legado emocional de la familia, por ejemplo. Y con esta posición de Ceres puede haber algunas ataduras difíciles de romper en ese sentido. Pero todas las posiciones planetarias tienen sus luces y sombras.


Espero que disfrutéis de este autodescubrimiento. Estoy aquí para lo que necesitéis.
Un gran abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer una consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Saturno (que entró directo en septiembre). Una cuadratura bastante conflictiva que hasta el 20 de octubre tensionará también a Plutón y Júpiter. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!
La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas, la acción y la toma de decisiones va a ser difícil. Sentimos la presión, pero con el freno de mano echado. Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infunde esperanza, y una reparadora ilusión que nos moverá a buscar otros horizontes durante todo el mes.
Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo qu…

Mercurio retrógrado en Escorpio: el momento de la verdad

Hola chichis!!! Esta retrogradación de Mercurio viene fuerte. Estoy deseando que empiece 2021 para hablar de algo más allá de las continuas emergencias astrológicas del 2020, pero, al menos por ahora, nos viene una nueva cucharada de clima astral cargadísimo.  📢Escucha este post aquí
Mercurio entró en sombra pre-retrógrada el 23 de septiembre, así que principalmente estaremos repasando asuntos que hayamos estado pensando, hablando o tanteando desde esas fechas. Pero, por supuesto, la revisión propia de Mercurio retro va mucho más allá. ¿Cuándo entra retrógrado? ¡En martes 13!
Mercurio entra retro el 13 de octubre por la noche: sí, un Martes 13. 😂 Y lo hace en el 11º de Escorpio, el signo de las profundidades emocionales, que indaga hasta las vísceras de cada cuestión para permitirnos ver más allá de las apariencias. Escorpio alumbra la parte más auténtica de las cosas, poniéndonos delante verdades que transforman la manera en que las habíamos experimentado y entendido.  Nos adentramos e…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…