Ir al contenido principal

El primer Retorno de Saturno: ¿tienes 28-30 años?


Hola chichis!!! Si hay un tránsito que se considera especialmente clave en la vida, es el primer retorno de Saturno. ¿Qué es eso? Una etapa de la vida que todas las personas vivimos cuando tenemos entre 28 y 30 años. Se trata de un momento duro, pero es la entrada definitiva en la vida adulta.


queesretornodesaturno

Saturno retorna demandando madurez

Cuando tenemos 23 ó 25 años no podemos imaginar el escalón de madurez que supone acercarse a los 30. Y no porque todas las personas lo vivamos igual.

Cada una vive esta etapa en su paleta de color propia. Pero, eso sí: en todos los casos, esa paleta de color con la que veíamos la vida se hace algo más austera, más gris. ¡Saturno rige el gris, el negro y el blanco! La etapa del retorno de Saturno es siempre muy poco brillante, solitaria, dura, presionante.

Se puede vivir en un primer momento como algo desagradable, pero lo acabamos amando cuando se diluye este proceso. Porque salimos más fuertes que nunca, con la cabeza amueblada, y bien claras acerca de quién somos en el mundo.

La vida se ordena y podemos disfrutar de todo aquello en lo que nos hemos esforzado. Y, poco a poco, nuestra paleta de color vuelve a recuperar sus colores brillantes. Pero conociendo el valor del matiz podemos vivir de forma más consistente.

quesignificaretornosaturno

La graduación astrológica

El retorno de Saturno sucede cuando Saturno por tránsito ya ha recorrido todas las casas de nuestra carta astral, y regresa de nuevo a la posición en la que estaba cuando nacimos.

Como Saturno es un planeta lento, esto ocurre siempre entre los 28 y 30 años. ¿Por qué durante tanto tiempo? ¿Dos años enteros? Sí: porque Saturno por tránsito hace contacto varias veces a nuestro Saturno natal, entrando directo y retrógrado durante este proceso.

Los tránsitos de Saturno

comoafectaretornosaturno
Cuando Saturno transita por una casa de nuestra carta natal, la realidad llama a nuestra vida en esos asuntos. Saturno es un planeta que llama a Tierra, y nos muestra la verdad más social y práctica de lo que toca. Saturno es estructura sin adornos. Es un planeta frío, rígido, que va a lo fundamental, para el que no valen escapismos ni justificaciones.

Saturno materializa y hace cristalizar las cosas a través de mucho esfuerzo.

Por eso, cuando Saturno transita por una zona de nuestra carta está demandando que desempeñemos ahí un esfuerzo extra, para dar forma, disciplinada y pacientemente, a una actitud más madura, realista y coherente con las responsabilidades que tenemos que asumir para sentirnos adaptadas a la sociedad.

Ahí interviene la dureza, porque con un tránsito de Saturno, las soluciones mágicas, el idealismo, las evasiones, o simplemente escurrir el bulto no funcionan. De ahí que el primer paso que vivimos de Saturno por una zona de nuestra carta sea definitorio para la constitución de nuestro carácter y del rol social al que damos forma a lo largo de las décadas.

primerretornosaturno

El primer retorno de Saturno

Cuando vivimos nuestro primer retorno de Saturno, las astrólogas decimos que es una graduación vital: una graduación de madurez. Porque Saturno ya ha recorrido toda nuestra carta, y nos plantea los retos finales. La sensación de examen en esto es muy presionante. ¡Es real!

Es una etapa en la que cosechamos los esfuerzos previos, y tenemos que esforzarnos mucho para ordenar todo lo que hemos hecho en relación a a forma de vida que queremos (y podemos) sostener en el futuro.

Es un momento en el que, habitualmente, descubrimos que en nuestra vida no interviene solo la voluntad de decidir qué queremos, sino que en gran medida nuestro papel ahí fuera se define por lo que podemos.

Y eso implica enfrentarnos a limitaciones y obstrucciones que nos impone la realidad más desnuda. Es una etapa en la que nos esforzamos mucho, y en la que hacemos lo que podemos. Y si la realidad se muestra excesivamente estrecha, tenemos que ingeniárnoslas para abrir un hueco ahí.

En el primer retorno de Saturno tenemos que resolver cómo vamos a dar sustento material a nuestra vida, cuál es nuestro rol en la sociedad, qué compromisos vamos a asumir a largo plazo, y hacia dónde apuntar nuestros esfuerzos de forma realista. Vamos a ver cuatro caras de cómo se vive esta etapa crucial de la vida.

retornosaturno

1. La soledad

Ocupadas en cosas tan básicas de la existencia, es lógico que descuidemos otros asuntos durante esta etapa. Es posible que el mundo afectivo y social se resienta, porque es un momento de la vida en el que no estamos particularmente relajadas, cariñosas ni divertidas. Estamos en un modo funcional y un tanto utilitarista.

Y es posible que, aunque tengamos relaciones hermosas con otras personas, nos sintamos muy solas. Porque de repente se hace evidente y palpable que el peso de nuestro mundo personal recae, exclusivamente, sobre nuestros hombros.

saturnoretorno

2. La seguridad

El lema de este momento es "la vida es dura". Las estructuras que nos habían sostenido y dado seguridad hasta el momento se tambalean, de formas con las que es complicado lidiar. ¡Eso puede dar miedo!

Nos hacemos adultas definitivamente. Y nuestra escala de valores cambia. Normalmente, empezamos a evaluar las cosas de una forma más prudente, humilde y convencional. Somos más formales, porque estamos buscando encajar en el abanico de valores sociales que nos rodean.

De hecho, años después podemos sorprendernos de haber acumulado cosas en las que buscábamos una falsa sensación de seguridad, como tacitas de café que nunca vamos a usar, o trajes de señora seria con los que pretendíamos simular la estabilidad que nos faltaba. ¡Cada una a su estilo, por supuesto!

cuandoretornosaturno

3. La autoridad

En esta etapa también nos reconciliamos con el recuerdo de las personas que nos educaron. Porque comprendemos hasta qué punto se esforzaron por salir adelante y sostener nuestro mundo, lidiando con la realidad. 

La madre, el padre, las abuelas... las personas adultas que nos criaron se ven con otros ojos. Las analizamos desde un distanciamiento temporal y afectivo muy importante, y a medida que avanza el retorno de Saturno, nos convertimos nosotras mismas en esa voz adulta con la que nos hablamos.

Cuando ya tenemos trabajado el retorno de Saturno, deja de importar tanto la validación externa y nos convertimos nosotras mismas en esa persona ante la que tenemos que responder responsablemente. Y eso implica deshacernos de falsas expectativas sobre lo que debía ser nuestra vida.

Nos deshacemos de objetivos que no nos correspondían. Conquistamos nuestro propio espacio en la realidad, dejando atrás la ingenuidad con la que veíamos las cosas cuando estábamos llenas de expectativas poco realistas sobre el futuro.

Nos convertimos, por nosotras mismas, en la primera voz de autoridad sobre nuestra propia vida. Hasta que estamos listas para tomar decisiones importantes y asumir responsabilidades que parecen definitorias. Ese es el proceso interno más importante del primer retorno de Saturno.

hastacuandoretornosaturno

4. Lo práctico

Pero, de forma externa, lo más visible, es que muchas personas pierden y logran cosas importantes. Nuestra vida se ubica entre nuevas responsabilidades que la concentran y limitan. Por ejemplo, algunas personas acaban sus estudios, acaban un libro, consiguen o dejan un empleo, tienen un bebé, se casan o divorcian, se meten en una hipoteca o se mudan a una casa propia, llevándose todas sus cosas.

El apoyo que habíamos tenido en los Saturnos de otras personas deja de estar ahí, y tenemos que apuntalar el nuestro para que dure y sostenga nuestro propio universo de seguridad.

Desde fuera, durante el retorno de Saturno se nos ve luchar por dar forma a una vida adulta que encaje en "la norma". Es un momento en el que tomamos decisiones y responsabilidades buscando establecernos de la forma que nosotras consideramos adecuada o adaptada.

¡Y con miras a que sea una forma de vida que perdure! En el primer retorno de Saturno queremos que esa estructura de vida que construimos dure para siempre. Claro que, unos diez años después, nos aburrimos de eso y vivimos un tránsito de Urano que nos abre a la libertad de ser excéntricas una vez más. 😉

retornosaturnocapricornioacuario

¿Naciste entre 1988 y 1991?

Si naciste entre el 14 de febrero de 1988 y el 10 de junio de 1988, o entre el 12 de noviembre de 1988 y el 6 de febrero de 1991, has estado viviendo tu primer retorno de Saturno entre 2018 y 2020. Tienes a tu Saturno natal en Capricornio, además de Urano y Neptuno.

¡Posiblemente hayan sido los años más complicados de tu vida! Porque si, de por sí, el retorno de Saturno es una etapa dura de la vida para todas las personas, el tuyo se ha vivido muy difícil, con el Nodo Sur transitando por Capricornio, y con la triple conjunción por allí.

retornosaturnoacuario
Tu retorno de Saturno posiblemente haya implicado deshacerte de algo muy importante que te daba seguridad, y la sensación inicial pudo ser la de estar metida en un pozo muy oscuro. Porque, especialmente, Plutón por tránsito a nuestro Saturno natal se vive como el colapso de algo que sostenía nuestro mundo, y el Nodo Sur por el signo también fue por esa vía. Si despediste algo, no mires atrás. Hubo fuerzas mayores para ese cambio de piel.

La sensación de obstáculo, limitaciones y precariedad que has podido vivir durante estos dos últimos años fue muy presionante. Muy dura. Como si tus esfuerzos hubieran estado cayendo en saco roto. Es posible que los objetivos a largo plazo que te planteabas hace dos años sean muy distintos de los que te planteas ahora. Y también las circunstancias prácticas de tu vida serán, muy posiblemente, diferentes.

Eso sí, la fuerza y la resiliencia que has desarrollado durante este tiempo ha sido un intensivo sobre la vida. La buena noticia es que ya estás en el trecho final, y ahora eres una persona mucho más madura y consistente que antes. Te has esforzado mucho este tiempo, ¡y todo ese esfuerzo va a servirte de ahora en adelante!

Al fin y al cabo, un Saturno natal en Capricornio es muy fuerte; está en una posición excelente, y este intensivo es el esfuerzo que hay que pagar por tener las cosas bien fundamentadas de ahora en adelante.

El eclipse de Luna que vivimos en Capricornio el 4-5 de julio de 2020 es un punto de inflexión importante, porque fue el último eclipse que habrá en el eje Cáncer-Capricornio hasta dentro de 9 años. De alguna forma, los asuntos de tu retorno de Saturno ya están ubicados. Y ahora solo queda el trecho final, porque Saturno saldrá definitivamente de Capricornio el 17-18 de diciembre de 2020, y con suerte no volverá allí hasta que las ranas críen pelo. 😜

retornosaturnocapricornio

¿Naciste entre 1991 y 1993?

Si naciste entre el 7 de febrero de 1991 y el 20 de mayo de 1993, o entre el 30 de junio de 1993 y el 31 de enero de 1994, tu Saturno natal está en Acuario, y tu retorno de Saturno está comenzando este 2020, y durará hasta 2023.

Saturno hizo su primera incursión en Acuario entre marzo y junio de 2020, volvió brevemente a Capricornio, y regresará a Acuario el 17-18 de diciembre de 2020.

Tu retorno de Saturno va a tener Urano haciendo cuadraturas desde Tauro, y durante 2021, también tendrá a Júpiter de por medio, porque estará transitando por Acuario. Las claves de tu retorno de Saturno son la originalidad y la libertad, y el desempeño de mucho esfuerzo para encontrar formas alternativas e ingeniosas con las que posicionarte en el mundo y definir tu rol ahí fuera.

Pero de eso hablaremos más adelante, porque por ahora esto puede sonarte ajeno. Eso sí, tantea direcciones hacia las que canalizar tus esfuerzos que verdaderamente resuenen con lo que crees que debes y puedes hacer a largo plazo. ¡Nunca sobran esfuerzos cuando se trata de Saturno!

En fin, chichis, que tengáis un retorno de Saturno constructivo.
Un abrazo grande!!!

¿Quieres hacer una consulta astrológica?



Comentarios

Entradas populares de este blog

Agosto de 2020: un mes reactivo

Hola chichis!!! El confuso mes de julio terminó con un tono de descubrimiento en el que pudimos sentir que se abría una lucecita de claridad, y agosto recogerá esa energía para empezar con contundencia. El clima de fondo que va a tener el mes va a seguir siendo la triple conjunción retrógrada, que recibirá la cuadratura de Marte en Aries entre los días 3 y 28 de agosto, prácticamente durante todo el mes. Así que el panorama general de agosto es áspero.

Primera semana: confrontación y pueblo despierto Los tres primeros días del mes van a tener una energía eléctrica. En primer lugar, el Sol en Leo estará haciendo una cuadratura perfecta a Urano en Tauro, levantando tensiones entre los egos de unas y los fanatismos de otras. Y aunque también se puede aprovechar esa energía para crear algo realmente novedoso, la confrontación está asegurada. ¡Querremos liberarnos de todo lo que ha obstaculizado nuestro camino!

Simultáneamente, entre el 1 y el 3 de agosto, Mercurio en Cáncer es…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general, os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal:

Lilith en Aries o en casa 1: luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia.

Lilith en Tauro o en casa 2: el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento.

Lilith en Géminis o en casa 3: deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamente estrechos…