Ir al contenido principal

Invocando a Hécate: la bruja


Hola chichis!!! ¿Habéis tenido alguna vez sueños muy vívidos, encuentros fantasmagóricos o sincronías asombrosas? Cuando entramos en estados de consciencia liminares, es decir, entre mundos (como el sueño y la vigilia, por ejemplo) podemos experimentar confusas sensaciones "mágicas".

Sean reales o no, a veces pueden ser muy curativas. ¿La clave para que no nos arrastre la confusión? Mantener siempre los pies en la tierra.

Hace algún tiempo amé mucho a alguien que falleció súbitamente, y quedaron muchas cosas pendientes. Esta semana me ha visitado en sueños, y hemos tenido por fin "esa conversación" que yo necesitaba para pasar página.

Como aún estamos sintiendo la influencia del eclipse en Cáncer del 10 de enero, y Venus ha entrado en Piscis, es época de que emerjan sensaciones o visitas oníricas muy vívidas. Especialmente relacionadas con vínculos del pasado en los que quedó algo pendiente.

Porque Piscis no solo tiene que ver con asuntos que no se cerraron, sino con la capacidad para ir más allá de lo razonable, o más allá de lo cotidiano: para viajar entre "mundos". Por eso, hoy comparto con vosotras este artículo.


Las brujas

Ya llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre brujas, y no sabía muy bien cómo. El otro día estaba leyendo una historia mitológica, y me crucé de nuevo con Hécate, la bruja arquetípica en la cultura grecolatina. ¡Un buen hilo para ir desenredando el ovillo!

Hablar de brujas no es fácil, porque están siempre teñidas de desprestigio o idealización, y al final puede dar la sensación de que estamos hablando de algo ficticio o de algún dibujo animado. ¡Pero de eso nada! Hoy os hablo de brujas, monstruas y demonias, y de lo que nos aportan a día de hoy.

¿Quién es Hécate?

Empecemos por el principio: Hécate no fue una persona de verdad. ¿O sí? 😉 Hécate, en la tradición grecolatina, fue el arquetipo de bruja por excelencia. ¡Una bruja a la que se rendían muchos honores, por cierto!

El origen de Hécate es antiguo. Se ha identificado, por ejemplo, con Heqet, una diosa egipcia de la fertilidad y el nacimiento, a la que se llamaba "Perra" en los papiros mágicos del Egipto ptolemaico, porque se creía que su presencia era presentida y augurada por los ladridos de los perros. 

Culto popular y hechicería

Aunque Hécate nunca formó parte del panteón olímpico en la antigua Grecia, se habla de ella en numerosos textos antiguos, y su culto popular llegó a estar tan extendido que fue una figura primordial en los altares de las casas, como protectora del hogar.

De alguna forma, su culto siempre estuvo al margen de la religión que se practicaba a nivel institucional. Hécate fue una figura marginal en todos los sentidos. Por eso se consideraba guardiana de las puertas, los caminos, las encrucijadas... como bruja y médium, su papel mágico y ritual siempre estuvo entre mundos.

Mirando al más allá

Hécate era la guardiana de las encrucijadas, las puertas y los caminos. Solían verse sus estatuas en las puertas de las ciudades, y también en las puertas de las casas. Hécate estaba presente en todo lo que uniera mundos. ¿Visualizas la estatua de la libertad? Su diseño se basó en la iconografía de Hécate. Así que su influencia cultural ha sido fuerte.

Como excelente conocedora de las tierras salvajes y zonas inexploradas, de este mundo y de otros, se consideraba una protectora. Una atenta vigía. Una médium.

Por eso, en la antigua Grecia solían poner esculturas y máscaras de Hécate mirando en diferentes direcciones, hasta el punto de representarla como una siamesa tricéfala que vigilaba todos los ángulos con su sabia y poderosa mirada.

¿De dónde venía su poder? ¿qué es lo que despertaba en la población un respeto tan temeroso de Hécate? Su conocimiento de la naturaleza, por un lado, y su conocimiento de "los otros mundos" y "el más allá", por otro. Hécate conocía todas las dimensiones, visibles e invisibles, de la realidad.

Como todas las brujas, Hécate se nutría del conocimiento de lo liminar. Eso que hay entre el sueño y la vigilia; eso que hay entre la gestación y el nacimiento; eso que hay entre la vida y la muerte. De lo Pisciano.

Por eso se la representaba con antorchas, coronas de rayos luminosos y llaves entre sus manos. Hécate era capaz de ir de un mundo a otro, y también era capaz de estar en diferentes mundos a la vez. De ahí que se la conociera como la "reina de los fantasmas" y señora de la hechicería.  

La oscuridad de la Luna

Hesíodo, indagando en el culto a Hécate, tan popular en su tiempo, escribió que la gran hechicera era nieta de Febe, la titánide que personificaba a la Luna. Su madre, por otro lado, era Asteria, diosa de las estrellas.

Descendiente exclusivamente de mujeres, Hécate se aparecía en las lunaciones oscuras, con un halo de secretismo y ocultación. Se movía en lo instintivo, en un mundo diferente al cotidiano.

Hécate era una figura enfáticamente femenina, misteriosa y poderosa, capaz de comprender las sutilezas de los mundos y de navegar en ellas, más allá de las leyes sociales, civilizadas y patriarcales del mundo cotidiano.

Mujeres que ayudan a mujeres

Hécate nunca tuvo pareja, y solía decirse que era capaz de reproducirse por partenogénesis; es decir, sin necesidad de ser fecundada por ningún hombre. De hecho, fue madre de muchos monstruos ctónicos, como Escila. Hécate era conocedora de su cuerpo, de su sexualidad y de su fertilidad, y los gestionaba a placer.

Esto nos da una idea de la increíble antigüedad que pueden tener las raíces culturales de Hécate: posiblemente, habla de un tiempo en que se creía que las mujeres daban a luz espontáneamente, movidas por una magia abrumadora y misteriosa que despertaba su fertilidad.

Hécate, como bruja y hechicera, era capaz de intervenir en el desarrollo de las enfermedades con hierbas y pócimas, y también asistía la llegada de nuevos seres vivos al mundo. Era patrona del control reproductivo de las mujeres, y del control que estas tenían sobre los cuerpos a través de las artes secretas que compartían entre ellas. 

De hecho, Hécate también fue conocida como "la de tierno corazón", porque cuando Perséfone, la diosa de la primavera, fue raptada por Hades (Plutón), Hécate la acompañó a los infiernos, donde fue su íntima amiga y compañera.

En su historia hay un tono muy claro de solidaridad y compañerismo entre mujeres. Y de mujeres compartiendo sus secretos con otras mujeres.

Seguidoras de Hécate

Probablemente, la seguidora más popular de Hécate es Medea, conocedora de hierbas mágicas y venenos a la que le gustaba comprobar asiduamente el movimiento de las estrellas y la Luna.

A través del arquetipo mitológico de Hécate podemos asomarnos a un mundo que solo ha tocado marginalmente los textos históricos, pero que atestigua la existencia antiquísima de la brujería, como práctica femenina orientada a conocer los ciclos de la vida, el cuerpo y la naturaleza.

Con el tiempo, la idea de Hécate como protectora limítrofe entre los distintos mundos (como el mundo de lo consciente y lo inconsciente) dio paso a miedos, leyendas y supersticiones.

El temor ante el conocimiento de las brujas sobre el mundo de los espíritus y de las pulsiones irracionales acabó manifestándose de la forma brutal que todas conocemos: con represión.

Por eso, cuando pensamos en brujerías creo que no deberíamos imaginar piras de mujeres inocentes ardiendo en la época moderna, ni en sombreros puntiagudos, berrugas y risas cinematográficas.  

Yo me quedo con la imagen de un grupo de amigas que comparten sus historias, en cualquier rincón apacible y luminoso de la naturaleza, a salvo de una sociedad brutal.

Un grandísimo abrazo, chichis!!! Que la inspiración de estos días os haga soñar.

¿Quieres hacer una consulta astrológica?

Comentarios

  1. Excelente contenido. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por leer!!! Me alegro de que os guste. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Super interesante todo lo que cuentas. Me encanta la manera con la que te expresas, se nota que te apasiona. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y apreciarlo! Un abrazo grande!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Todo sobre Urano en Tauro: el protagonista de 2021 y 2022

  Hola chichis!!! Podéis encontrar una gran cantidad de información excelente sobre el tránsito de Urano en Tauro, pero como poco a poco irá ganando protagonismo, y ya va mostrando hacia dónde van los tiros, me gustaría indagar algo más en esto.  📢Escucha este post aquí Vamos a ver qué significa que Urano transite en Tauro, qué cambios introduce en nuestra vida y, más importante aún, cómo se desarrolla este proceso de más de 7 años. ¿Cuándo empezó el tránsito de Urano en Tauro? Urano es un planeta lento, generacional, y por tanto siempre se vincula a temas colectivos y contextuales. Urano tarda 84 años en dar una vuelta completa al Sol, así que el tránsito de Urano por un signo es algo bastante único en la vida, con un impacto directo en nuestro mundo compartido y en las circunstancias que desarrollamos ahí a nivel personal.  Lee sobre el impacto de Urano en los signos El planeta de la libertad, el cambio y la rebelión entró en Tauro el 15 de mayo de 2018, pero como entró retrógrado

Marte en Tauro se encuentra con Urano: la revolución

  Hola chichis!!! Llega uno de los momentos clave del 2021, y nada más empezar el año. Ya sabéis que Marte ha estado en Aries, su propio signo, desde el 28 de junio del 2020, pasando seis meses allí, en un clima muy denso y cargado de tensión.  📢Escucha este post aquí Y ahora, el día 6 de enero, Marte entra en Tauro, el próximo signo, pasando unos dos meses en cada signo a partir de ahora. En concreto, Marte estará en Tauro hasta el 4 de marzo, cuando entrará en Géminis.  Marte en Tauro Que Marte abandone Aries es una buena noticia, porque por fin podremos disponer de nuestra capacidad de acción, decisión y afirmación mirando hacia delante. Sin embargo, su tránsito por Tauro tampoco va a ser sencillo, y es por eso que me he decidido a dedicarle un estudio más detenido. Marte en Aries inicia, rompe para nacer a algo. Y Marte en Tauro continúa esa línea dando un desarrollo a las cosas. De ahí que el clima de crispación, de quiero y no puedo, o de deseo pero no es el momento que nos traj