Ir al contenido principal

Viaje astrológico a los planetas: ¿qué son, qué significan?


Hola chichis!!! Hoy os propongo un tema apasionante en el que no se suele incidir mucho y que, en mi opinión, es el pilar de la astrología: los planetas.

Normalmente hablamos del tránsito de tal planeta por este signo o tal casa, pero rara vez estudiamos los planetas por separado con la atención y la profundidad que merecen.

En la Antigüedad nuestras antepasadas escrutaban el firmamento a ojo desnudo, buscando una referencia con la que medir el tiempo y el espacio, y los planetas eran los objetos más fantásticos y misteriosos, más brillantes que las estrellas, de brillo estable y en movimiento periódico. Es lógico que llamaran tanto la atención.

Los planetas son lo primero que se definió en astrología: lo más esencial. Los signos, casas y aspectos se desarrollaron después.

¿Qué son los planetas en astrología?

Un planeta en astrología es un cuerpo celeste que podemos ver desde la tierra, en movimiento sobre un fondo de estrellas aparentemente fijas. ¡De ahí que el Sol y la Luna también sean planetas en astrología!

Los planetas son los protagonistas de la carta astral. Si las casas de la carta astral son escenarios de la vida, y los signos su atmósfera, los planetas son los actores. Son los que despiertan y dan vida al ámbito en el que están por casas, alimentándose de la energía del signo.

¿Cuáles son? Los que se conocían en la Antigüedad y se utilizaban en astrología antes del siglo XVIII, eran Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Después se descubrieron Urano, Neptuno y Plutón, y se añadieron a la astrología. Todos ellos son igual de importantes, porque representan parte de nosotras. Aquí tenéis los símbolos.



Las luminarias: Sol y Luna

Se llaman así porque iluminan, y su simbolismo es de extrema importancia. Existen mitos sobre el Sol y la Luna en todas las culturas.

Personas, animales y plantas de todos los tiempos y lugares han buscado relacionarse con ellas para vivir. El Sol y la Luna son arquetipos que tenemos muy integrados en nuestra raíz, y a veces no somos conscientes de su importancia.

Las luminarias tienen la cualidad de que nunca retrogradan: es decir, siempre siguen su curso hacia delante. Por su avance constante, por la extraordinaria intensidad de su luz y por el obvio efecto que tienen sobre la realidad en la que vivimos, se considera a las luminarias los planetas más vitalistas. 

El signo en el que está la Luna y el signo en el que está el Sol, junto a nuestro signo Ascendente, son los pilares fundamentales de una carta astral. Y definen, por ejemplo, nuestro Parte de la Fortuna.

Además, cada vez que la Luna y el Sol completan una vuelta entera al zodiaco y hacen conjunción con nuestra Luna y Sol natales, podemos levantar cartas astrales para predecir cómo nos irá a lo largo del mes, o a lo largo del año: la Revolución Lunar, y la Revolución Solar.

Planetas personales: Mercurio, Venus y Marte

Son planetas que, por su mayor cercanía al Sol y a la Tierra, transitan la eclíptica con rapidez. Por eso se considera que son planetas que afectan a asuntos más cotidianos, o personales: porque rigen ciclos temporales y procesos que, proporcionalmente, se adaptan muy bien al tiempo de vida de una persona.

Mercurio, Venus y Marte en nuestra carta natal describen rasgos esenciales de nuestro carácter, como por ejemplo nuestro intelecto (Mercurio), nuestros gustos (Venus) y nuestra capacidad de inicio (Marte). Pero ya veréis que cada uno de ellos rige muchísimas cosas más de las que he nombrado aquí.

Planetas sociales: Júpiter y Saturno

En la Antigüedad, cuando no se conocían ni Urano, ni Neptuno, ni Plutón (porque no se ven a simple vista), se creía que Júpiter y Saturno eran los planetas más alejados de la Tierra.

En comparación con los rápidos planetas personales, Júpiter y Saturno son planetas lentos, cuyos ciclos se adaptan mejor a acontecimientos sociales o comunitarios.

De ahí que su significado general sea, por una parte, el de insertar el ámbito de lo personal en una comunidad mayor, y por otra parte, el de proteger a la persona y a su comunidad de la vasta noche de lo desconocido.

Veréis que Júpiter y Saturno tienen muchísimas diferencias: por ejemplo, uno es cálido y expansivo (Júpiter) y otro frío y constreñido (Saturno). Pero ambos, en última instancia, se ocupan de resolver cómo encajamos en el mundo social, cómo nos adaptamos a él, y qué dirección damos a nuestra vida.

Planetas transpersonales: Urano, Neptuno y Plutón

Fueron descubiertos en la modernidad, porque no pueden verse sin medios tecnológicos. El momento del descubrimiento de cada uno de estos planetas fue clave para dotarlos de su significado.

Al ser los planetas más alejados del Sol y de la Tierra, el tiempo que tardan en completar una órbita alrededor del Sol es mucho más largo que el empleado por otros planetas, por lo que Urano, Neptuno y Plutón también se conocen como planetas lentos.

Es la lentitud de sus ciclos la que los relaciona con aquello que no solo trasciende al individuo, sino también a su comunidad. Son planetas que rigen, ante todo, grandes ciclos de vida y grandes ciclos históricos.

Por eso su influencia es tan intensa cuando toca puntos de nuestra carta astral: nos confronta con fuerzas que a menudo sobrepasan nuestro entendimiento y nuestra capacidad de acción. Cuando los estudiéis uno a uno veréis que su significado arquetípico es apasionante.

Os iré hablando de cada uno de los planetas en profundidad. Son arquetipos muy interesantes, sobre todo si consideramos que su significado se creó a partir de las cualidades observables de cada planeta. Entenderlos es muy satisfactorio, y ayuda a conectar muchos conceptos que nunca pensaste que podían tener relación. Realmente, su simbolismo es una llave para mirar el mundo con otros ojos.

Como siempre, gracias por leerme. Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…