Ir al contenido principal

Escorpio: comprendiendo el arquetipo

Hola chichis!!! Tened en cuenta que cada persona tiene una carta compleja en la que hay en juego múltiples factores, y que sea cual sea vuesto signo, ¡aquí no estoy hablando de personas! Estoy desarrollando el significado profundo del arquetipo. Dicho esto, ¡vamos a ello!

El Sol pasa por Escorpio desde el 23 de octubre hasta el 22 de noviembre, marcando la consolidación del otoño. Sus regentes son Plutón y Marte, y su signo opuesto, Tauro.

En Escorpio, el elemento Agua se expresa con una cualidad fija. Es decir: las características propias del elemento Agua (la adaptación, la flexibilidad, la gravedad, la fluidez, la concentración, la disolución, la regulación de la vida, la reacción, las emociones) se expresan en forma de persistencia, consolidación, estabilidad, profundización, gestión para sostener un orden de cosas, conservación, fortalecimiento de la propia posición, reafirmación, honestidad y apego.

El elemento Agua expresándose de forma fija es el agua condensada en algo que la contiene: el agua profunda y subterránea, el agua de las cuevas, los lagos hondos, las fosas marinas y, también, la de los estanques.

Cuando el agua se estanca, experimenta lentamente cambios de estado. Aparecen mohos, hongos, insectos y bacterias. El agua se llena de todos esos seres vivos invisibles que descomponen los deshechos, como las bacterias. Por eso, Escorpio se asocia tanto a los largos procesos de transformación como a los procesos de depuración.

Escorpio, como signo de Agua, es emocional. Pero sus emociones quedan estancadas, fijadas. Por eso se ha asociado a las obsesiones: se recrea una y otra vez en las mismas emociones hasta que, tras un largo proceso de depuración, logra deshacerse de ellas.

Escorpio es una esponja que concentra y conserva los posos emocionales de todo lo que ha vivido, y por eso se asocia al inconsciente, y a lo que está oculto a nuestra vista pero que, a pesar de no ser visible, nos presiona desde dentro con su gravedad.

Escorpio no vive nada a la ligera. Precisamente, las aguas de Escorpio son pesadas, condensadas, profundas. El agua penetra hacia cauces subterráneos, filtrándose a través de todos los obstáculos para acumularse en cámaras invisibles que permanecen inalteradas miles de años y, aún así, reconfiguran lentamente los paisajes de la superficie terrestre.

Las emociones de Escorpio van a lo más profundo, y aunque no pueden percibirse, actúan misteriosamente, recomponiendo la voluntad. Por eso Escorpio rige las pulsiones: los impulsos que vienen de nuestro inconsciente e influyen en nuestra vida de forma poderosa.

Y uno de esos impulsos es la supervivencia: la voluntad de vivir. Pero también la voluntad de destruir. La alerta frente a los peligros, la pulsión de dominar, y la pulsión de someterse a las más fuertes para conservar la vida. En Escorpio hay un clima constante de juegos de poder que están muy arraigados a la supervivencia.

Precisamente porque vienen de zonas tan profundas de nuestro ser, las emociones y pulsiones de Escorpio tienen un poder transformador inigualable en el resto de signos del zodíaco. No en vano, su regente es Plutón.

El elemento agua reacciona, fluye y se adapta. Y esto entra en conflicto con la cualidad fija de Escorpio, que busca fortalecer y conservar un orden permanente de cosas. Por eso, mientras que algunas de las emociones profundas de Escorpio pueden acompañar durante toda una vida a las personas que nacen bajo su influencia. Otras, cuando entran en movimiento, amenazan la estabilidad propia del signo.

Cuando esto sucede, la avalancha de emociones de Escorpio puede destruir absolutamente su forma de vida. O amenazar el orden que lo rodea. Es un signo asociado a grandes crisis, y por tanto, también a grandes transformaciones. Esto le da un gran poder para transformar su entorno, pero también le da la perspicaz intuición de que, dentro de cada persona, habitan peligrosos monstruos.

Escorpio, por tanto, es un signo familiarizado con todo aquello que las personas ocultamos y callamos. ¿Por qué callamos? Porque tememos que, si dejáramos fluir los secretos, todo podría destruirse. Pero esos secretos oscuros, esos demonios del ser humano que para los demás son tabú, son la atmósfera habitual de Escorpio.

Por eso es un signo que se ha asociado al psicoanálisis y a la psiquiatría: es un signo muy hábil en detectar los secretos, los posos acumulados de miedo y los traumas que nos cuesta reconocer.

Escorpio es capaz de sacar a la luz todo eso, de forma sanadora. Tiene la habilidad de depurar la psique de las demás, y de transformar sus miedos y problemas en algo más digerible.

Sin embargo, Escorpio también se expresa en forma de miedos profundos e incontrolables, traumáticos. Si pensamos en aguas estancadas y olvidadas en lo más profundo de una gruta subterránea, comprenderemos al instante el angustiante entorno natural de Escorpio, que puede conllevar terrores genuinos, miedos y depresiones difíciles de gestionar.

Escorpio representa en nuestra carta astral las pulsiones y miedos más inadmisibles de nuestra cultura. Y, por tanto, como son inadmisibles, solo los percibimos cuando asolan el mundo de otras personas.

Por ejemplo, el miedo más auténtico, profundo e inadmisible de todas las personas es morir. La muerte está regida por Escorpio. Bien, pues: la muerte es algo que solo experimentamos y conocemos a través de otras personas. Pertenecen al ámbito de las otras personas.

Por eso Escorpio es el signo que rige lo que tiene otra: los recursos de la otra.

Ocurre lo mismo con los traumas, con las relaciones desiguales de dominio y control, y con todas aquellas emociones y pulsiones que no se adaptan bien al mundo cotidiano de lo social.

Escorpio es un signo que hace emerger la verdad, y por eso mismo es terrorífico para otros signos: hace evidente que la muerte, el miedo y el trauma se viven en primera persona. Esto puede generar rechazo en otros signos, pero todas las personas, tarde o temprano, tendremos que confrontar estos asuntos.

Por otro lado, como Escorpio es el signo de los recursos de las otras personas, en oposición a Tauro, que es el signo de los recursos propios, Escorpio rige toda una serie de recursos que suscitan una envidia genuina que pocas personas estarían dispuestas a aceptar. Por ejemplo, Escorpio es el dinero de la otra, el cuerpo de la otra, el marido de la otra, los talentos que no tenemos...

En consecuencia, lo que hay en Escorpio es también aquello que se desea secretamente, rodeado de todo un clima de celos y envidias que jamás reconoceríamos. Y, también, aquello que pertenece a otra persona y deseamos hacer nuestro.

De ahí que sea el signo que rige el sexo: no se trata de una relación erótica (taurina), seductora (Leo) ni romántica (Libra). Rige aquel sexo que es tabú: el sexo que está basado en roles de dominación y sumisión, el sexo que se adueña temporalmente del cuerpo de la otra persona.

El sexo regido por Escorpio despierta profundas e incontrolables reacciones que amenazan nuestro sentido idealizado de lo que somos, y nuestro sentido de lo que es la educación y el respeto. Es el sexo que se oculta. En consecuencia, también incluye infidelidades. Pero no frívolas: de las que desarman mundos.

Lo que hay en Escorpio, de alguna forma, siempre amenaza nuestro concepto de lo que es comportarse de forma civilizada. Sin embargo, curiosamente, también es el signo que rige bancos (gestores de la riqueza ajena), corporaciones, contratos... ¿Por qué?

Pues es muy interesante: recordemos que el elemento Agua regula la vida. Y en Escorpio, es precisamente la consciencia de las pulsiones ocultas de las personas lo que hace necesarios los contratos. Porque Escorpio comprende que la naturaleza humana no es precisamente confiable, y no se fía de las apariencias: requiere formalizar cualquier acuerdo en forma de contrato.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que Escorpio sea también el ámbito del matrimonio formalizado: de la parte más previsora de lo que es un matrimonio. Porque un matrimonio era, y sigue siendo, un contrato.

Cuando yo muera tú heredarás qué (Escorpio rige las herencias), nuestra relación es cómo, vamos a tener una cuenta bancaria compartida o no, con cuánto dinero contribuyes tú y con cuánto contribuyo yo, y este tipo de cosas de las que jamás hablamos, hasta que es demasiado tarde para evitar el desacuerdo y se rompen los lazos con profundo rencor.

Escorpio, como es de emociones fijas, ¡no deja pasar fácilmente este tipo de desacuerdos!

Es un signo interesantísimo: estudiar a Escorpio nos obliga a reconocer las oscuridades que albergamos. De alguna forma, el superpoder de Escorpio es la resiliencia, pero también el valor de estudiarse a sí mismo y verse de forma penetrante, con autenticidad. 

Nos enseña a convivir con monstruos y pesadillas. A ocuparnos de lo que avergüenza, y a poner la cruda verdad por encima de la idealización.

¡Gracias por leer hasta aquí! Espero que esto os sirva para comprender mejor los fundamentos de la astrología. Si queréis consultar otros signos, podéis hacerlo aquí. Si queréis seguir aprendiendo cosas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí.

¡Preguntadme lo que queráis! Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…

Abril de 2020: nos quedamos a las puertas

Hola chichis!!! Abril empieza en cuarto creciente, con una energía que continúa la tónica luchadora de marzo. La primera semana va a estar protagonizada por esa conjunción de Marte y Saturno en Acuario que empezó a finales de marzo, y por la conjunción exacta entre Júpiter y Plutón, que se sentirá todo el mes.

Soñando a futuro Mercurio en Piscis empieza su conjunción exacta a Neptuno el día 3, haciendo un séxtil a Júpiter y Plutón que durará toda la primera semana del mes. La tónica general es de planificar a futuro, de imaginar el futuro hacia el que queremos ir.

Juntas vamos más lejos Además, el día 4 Venus entra en el signo de Géminis, haciendo un trígono con Saturno y Marte en Acuario. Un buen momento para encontrar compañeras con las que hablar, debatir, acordar e imaginar futuro colectivo. Ojo, porque puede haber muchas noticias sobre medidas económicas esos días.

Desde el 6 de abril, Marte en Acuario forma una cuadratura exacta a Urano en Tauro, seguida de la Luna Lle…

La triple conjunción en nuestra carta natal: ¿cómo nos afecta?

Hola chichis!!! Ya os hablé largo y tendido sobre la triple conjunción que se formará durante todo el 2020 entre Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, desde el punto de vista de la astrología mundial. Pero ¿qué efecto tendrá la triple conjunción en nuestra vida personal?

Como somos personas inmersas en un contexto social, económico y político,los cambios que pasen en nuestro contexto a raíz de la triple conjunción afectarán directamente a nuestras vidas.Por eso lo mejor es no esperar pasivamente a que los asuntos del sistema en el que vivimos se encaminen solos. Tenemos algo que decir en todo eso.

Pero sí: queremos saber más. En concreto, qué partes de nuestra vida personal se verán afectadas, y de qué manera.Vamos allá!!!

¿Cuándo nos afecta a nivel personal la triple conjunción? ¿En qué parte de tu carta cae el último decanato de Capricornio? Todo el tema de la triple conjunción sucederá en el último decanato de Capricornio (entre los grados 20 y 30), especialmente alrededor del …