Ir al contenido principal

Los cuatro elementos: el corazón de los signos astrológicos

Hola, chichis!!! Sigo con esta serie de artículos de astrología para principiantes, para que tengáis una buena base y podáis hacer vuestras propias interpretaciones desde la creatividad y el pensamiento crítico.

Si no lo habéis hecho ya, antes de entrar en asunto podéis echar un vistazo a algunos consejos sobre cómo estudiar astrología.

Hoy os hablo de los cuatro elementos, el verdadero corazón de los doce signos astrológicos. Comprendiendo la dinámica de los cuatro elementos, en combinación con las modalidades (cardinal, fija y mutable), vosotras mismas podréis deducir el significado de cada signo.

Eso os permitirá entenderlos de una forma abierta con la que podréis identificar lo que observáis con los signos, e interpretar de forma única vuestros tránsitos. ¡Pero todo a su tiempo! No vamos a construir la casa por el tejado, ¿verdad? Empecemos por el principio.

¿Qué es un elemento en astrología?

Si recordáis las clases de química del instituto, los elementos que hay en el universo son muchos (actualmente, 188), y se clasifican en la tabla periódica. En ciencias, un elemento es la materia que está compuesta por un mismo tipo de átomos ...ya 😅.

Pero antes de que las científicas supieran de la existencia de las partículas que componen nuestro mundo, y antes de que tuvieran formas de medir con tanta exactitud sus características, observaban de una forma más intuitiva la naturaleza.

Cada cultura antigua estudió el mundo a través de elementos o estados de la materia, pero estos no siempre han coincidido entre sí. 

Por ejemplo, en China hay cinco elementos, incluyendo Tierra, Agua, Aire, Madera y Metal. Esto ya nos da una idea de la dimensión creativa y poética que tiene interpretar el mundo a través de elementos. Cuando comparamos cualquier saber con el de otras otras culturas, se revela como una convención con fuertes cargas culturales. Y los arquetipos que conforman la astrología no son menos.

Los cuatro elementos que utiliza la astrología son Fuego, Tierra, Aire y Agua, y beben directamente de los estudios de las filósofas presocráticas, de hace más de 2500 años.

Por tanto, siendo una tradición filosófica (que en aquella época estaba muy preocupada con la moral), no nos sorprenderá que desde la Antigüedad siempre se haya hablado del misterioso quinto elemento (o quintaesencia), que las antiguas griegas asociaban al éter y al alma, y que en astrología vendría a ser el centro vacío de la carta astral. Sí, chichis; nuestro ser más puro y básico: ese que experimenta las transformaciones del tiempo permaneciendo inalterable, y que no es otra cosa que nuestra misteriosa condición de estar vivas. ¿Os acordáis de la peli El Quinto Elemento?

Explicar el mundo a través de cuatro elementos no es científico, no es una explicación definitiva del mundo, pero tiene una dimensión poética y metafórica que permite estudiar la realidad con una asombrosa precisión. Por eso continúa vigente en nuestro imaginario. ¡Los cuatro elementos están integrados en nuestra cultura desde la raíz!

Pero ¿Qué significa cada elemento en astrología? Es muy sencillo, lo entenderéis rápidamente de la manera más práctica:

Elemento Fuego

El elemento FUEGO es el calor, la energía, y por tanto el origen del dinamismo que gobierna el mundo, en el que todo está en constante proceso de transformación. Cuando hay energía, hay actividad. El fuego quema, altera estados, inicia desarrollos. Consume los demás elementos para liberar su energía. El fuego tiende a subir y a expandirse. Solo una chispa de fuego puede transformar todo un paisaje. Cuando es inestable, es impredecible y arrasa con lo que hay a su alrededor, generando incendios, alerta, estrés, estragos. Cuando está controlado, calienta y conforta, da vida; crea una atmósfera agradable y llena de vitalidad. ¡Pensemos en el Sol! El fuego es lo que pone en movimiento el mundo: la fuente del movimiento. Por eso representa nuestro deseo y nuestra capacidad de acción.

Los signos de fuego son Aries, Leo y Sagitario. 

Elemento Tierra

El elemento TIERRA es la materia, lo palpable, lo sólido. Lo que se percibe a través de los sentidos. Es pesada, tiende a bajar por la gravedad y a permanecer en su lugar. Restringe el movimiento, aisla, y tiende a compactarse. Su límites son rígidos y palpables, difícilmente penetrables. Cuando su forma se rompe, se fractura. Absorve los otros elementos y los conserva bajo su peso. Por eso esconde valiosas riquezas en su interior. Alberga semillas y las sostiene para que crezcan, equilibrando y nutriendo los ciclos de los seres vivos. Pero también existe la tierra yerma, como los páramos o las extensiones heladas, que sobrecoge por su invencible extensión y dureza, avara en recursos. La tierra es el sostén de la vida: la fuente de la supervivencia. Por eso representa nuestro cuerpo y nuestra capacidad de percepción y materialización.

Los signos de tierra son Tauro, Virgo y Capricornio.

Elemento Aire

El elemento AIRE es el estado gaseoso, incontenible y ligero, que se expande y se eleva. El aire se hincha, se dispersa, se mezcla. Se resiste a estar concentrado y a tomar forma: siempre va más allá, abriéndose en el espacio. Pone en comunicación a los demás elementos, transportando calor, humedad y polvo brevemente, para luego continuar su camino. Cuando está calmado reconforta, pero el aire puede romper equilibrios: erosiona montañas, seca mares, apaga fuegos. Su vehemencia puede arrastrar, remover y derribar como un huracán. El aire es rápido, penetra y abandona los pulmones en un instante. Se cuela por rendijas y recovecos y une lo que hay a un lado y a otro, lo que hay dentro y fuera, comunicando espacios. El aire es lo que trasciende barreras: es la fuente de la relación entre las partes del mundo. Por eso representa nuestro pensamiento y nuestra capacidad de comunicarnos.

Los signos de aire son Géminis, Libra y Acuario. 

Elemento Agua

El elemento AGUA es el estado líquido. No tiene forma, se adapta a su contenedor: es pesada, tiende a bajar y a concentrarse. Sin nada que la contenga, fluye y se derrama. Los primeros seres vivos nacieron en el agua: es el origen de las especies. Regula la vida, ablanda, flexibiliza todo lo que toca, y permite el intercambio simbiótico. El agua une los puntos más distantes de la tierra, transporta, disuelve y mezcla. Precipita, penetra en los demás elementos y los hace más pesados; los llena. Penetra incluso en la roca, atravesando sus rígidos límites. Nada puede equipararse a la fuerza arrasadora del agua, que ahoga, sepulta y deshace cualquier estructura. Pero el agua en calma se estanca y tiende a pudrirse, albergando misterios bajo su superficie. Sus estados son tan variables que es muy difícil describirlos. El agua es lo que regula los ciclos vitales y los entornos: es fuente de vida. Representa nuestras emociones y nuestra capacidad de reaccionar a lo que nos rodea.

Los signos de agua son Cáncer, Escorpio y Piscis.


¿Cómo aplicar el significado de los cuatro elementos?

Todas tenemos en nuestra carta astral diversos elementos, así que estudiarlos de forma tan arquetípica no va a resolver la lectura de nuestra carta. Pero como veréis, comprender lo más esencial de los elementos va a ser fundamental para dar a cada signo del zodíaco su significado preciso, de una forma lo suficientemente abierta como para que podáis aplicarla a todo tipo de situaciones y realidades.

Por ejemplo, si juntamos fuego y agua tendremos agua hirviendo (emociones de ira), o bien un fuego débil que lucha por mantenerse vivo (apatía). Si juntamos tierra y aire tendremos una montaña que se deshace por la erosión del viento (ambiciones que se dispersan, por ejemplo) o el aire contenido de un espacio cerrado (¡qué angustioso!).

Os animo a que juguéis a combinar diferentes metáforas con los cuatro elementos. Las posibilidades son infinitas. Es una buena forma de empezar a asociar arquetipos y dilucidar su significado cuando interactúan. ¡Esa es la base de la lectura astrológica! La relación integrada entre arquetipos.

Espero que esto os haya servido para comprender un poco mejor los fundamentos de la astrología. Como ya sabían las antiguas pensadoras, y como siempre han dicho las poetas, ¡la naturaleza es la fuente de toda la sabiduría! Si queréis seguir aprendiendo cosas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Preguntadme lo que queráis! ¡Un abrazo!!! 💚

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?





Comentarios

  1. Hola muy interesante el artículo de estudio, adonde he llegado para volver a lo básico y enriquecer la interpretación de la carta, ahora que nos encontramos incorporando tanto procesos a la vez.
    Respondo a tu amable invitación a preguntar, pues me inquieta bastante la actuación de los signos de agua en casas de tierra que siento que aún están afuera de mi percepción.
    Piscis en casa dos, cáncer en casa seis y escorpio en 10 permanecen como un enigma, así como su correspondencia en capricornio en 12, o más aún, virgo en 8...
    ¿Me puedes barajar un poco estas combinaciones para comprenderlas e incorporar mejor su mensaje?
    Agradezo mucho, disculpa lo extenso de la tarea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por tu mensaje, pero para analizar eso lo ideal es mirar la carta como conjunto. Ahí intervienen también los planetas regentes y cómo esté organizado todo. Porque los signos ahí se pueden expresar de formas muy, muy distintas dependiendo de todo eso. Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…