Ir al contenido principal

Eclipse de Sol, Eclipse de Luna: el dragón en Tauro-Escorpio

 

Hola chichis!!! No es un secreto para nadie que ya estamos en temporada de eclipses, y que eso, a nivel astrológico, siempre significa una cosa: inquietud. Los eclipses son animales misteriosos e inestables, que saltan a una pareja de casas en nuestra carta natal, desordenan, pisotean las fichas de dominó que habíamos colocado con precisión, mastican las luminarias un rato y luego se van. 

Y es que los Nodos Lunares, responsables de los eclipses, se entendían en el pasado como una bestia capaz de tragar y escupir a la Luna y al Sol. Apagan la luz dejándonos brevemente a oscuras y, cuando la vuelven a encender, hay algo ahí que antes no había tomado cuerpo. 

📢Escucha este post aquí

Y luego nos toca digerir y reordenar. Procesar. Lo que generalmente es para bien a medio y largo plazo, aunque en el calor del momento sea incómodo. Y es que los eclipses son, ante todo, catalizadores. Vienen a sacudir cosas que sabíamos desde hace tiempo que debíamos mover, pero que habían quedado a la espera de ese toquecito final que a veces necesitamos para empujarnos más allá de la inercia. 

eclipses2022astrologia

Un momento crucial del año

La verdad, estuve unos días esperando a tener claro cómo enfocar este post, porque sobre eclipses hay mucho escrito. Y quería esperar a estar en la atmósfera para hablar desde la experiencia, y no solo desde la teoría. ¿Habéis sentido ya cómo se prepara algo diferente?

Estos eclipses se dan en Tauro y Escorpio, y están regidos por Venus y Plutón, que hacen cuadratura entre sí. Y tocan de forma muy especial a Urano. Mueven temas asociados a los recursos, las relaciones, la desigualdad, las vulnerabilidades y las fuentes de seguridad y energía. Pero también los valores, la voluntad y las perspectivas a futuro. 

Estos eclipses desnudan las situaciones, para revelar profundas y radicales transformaciones. 

Así que vamos a hablar de muchas cosas. Y en primer lugar, yo quiero lanzar la pregunta de si verdaderamente podemos esperar situaciones inesperadas. Con Urano de por medio en esta pareja de eclipses que tendremos en octubre y noviembre de 2022, es una de las cosas que más se repiten: que estos eclipses vienen con sorpresa. Sin embargo, tal vez no sea tanto así.

eclipsedelunaentauro

¿Es sorprendente que lleguen cambios?

Urano, en particular, es un planeta que va acumulando tensión en una zona de la carta, hasta que se decide por fin a liberar toda esa energía, como un elástico que salta después de haberse estirado durante mucho tiempo. 

Pero las sorpresas uranianas no son tanto asuntos radicalmente nuevos que llegan sin más. Son cosas que se sienten inquietantes un tiempo largo, que ponen a prueba nuestra tentativa inicial de contención y control, y que, cuando llega la gota que colma el vaso, soltamos. Por eso es el planeta de las revoluciones. 

¿Eso que aguantamos tanto tiempo? Cuando se escurre como un elástico y salta, no sabemos exactamente hacia dónde va a ir, pero nos libera de resistencias y constricciones insostenibles.

En realidad, no es una sorpresa que en la zona de nuestra carta por donde pasa Urano las cosas cambien. La sorpresa es de qué modo cambian, o la forma que terminan tomando. Al fin y al cabo, ¡son tiempos de mucha incertidumbre! Pero la tensión acumulada ya era un indicador, desde hacía mucho tiempo, de que era preciso aplicar otras lógicas y abrir alternativas. Experimentar otras posibilidades. Probar diferente. O permitirnos transgredir apegos y obcecaciones para mirar hacia delante de otro modo.

El tipo de cambios que traen los eclipses, incluso los eclipses uranizados, no son asuntos que vengan sin avisar.

Por ejemplo, no es del todo imposible que vengan los aliens, que es lo único que nos faltaba para completar estos añitos, pero probable, probable, no es. Igualmente, si a alguien se le cruza por la cabeza que estos eclipses le van a traer una muerte fulminante, o una catástrofe imprevista, mi consejo es: calma, objetividad y serenidad. ¿Hay algo en tu realidad actual que haga sentido con esa preocupación?

No hay ningún motivo para anticipar desgracias. Generalmente, los tránsitos astrológicos se expresan de forma coherente con lo que ya viene de atrás. Y con los eclipses pasa igual. Son procesos que vemos prepararse, crecer, culminar, y deshacerse poco a poco. 

eclipsedesolescorpio

¿Tenemos miedo a la impermanencia?

Estos eclipses, que involucran a Plutón y Urano, nos ponen delante nuestra relación con los cambios. Es cierto que la llegada de cambios, incluso los cambios deseados, puede ser extenuante. Porque cualquier transición demanda energía, y la incertidumbre de no tener garantizados los resultados al asumir o aplicar cambios puede ser incómoda. Además, claro, de la inseguridad y los cuestionamientos que pueden aparecer al enfrentarnos a algo nuevo. 

Los seres vivos tendemos a economizar energía quedándonos todo el tiempo posible en las circunstancias más propicias y estables. Y ahora que se mueven los signos fijos, como Tauro y Escorpio, más. Tendemos a asociar estabilidad a seguridad. Permanencia a supervivencia. 

Pero ya hay muchas cosas establecidas y aparentemente permanentes que no estamos dispuestas a cargar a nuestro futuro, ¿cierto? A veces, para continuar disfrutando unas condiciones de vida dignas, tenemos que cambiar. Tal vez algo que en su momento funcionó ya no funciona tanto. Tal vez un entorno que nos sostuvo ya se sienta limitante. El eje de Tauro y Escorpio nos pone delante ese pequeño desafío del apego a lo que hubiéramos preferido preservar. 

Pero incluso a las plantas hay que trasplantarlas de vez en cuando, ponerlas en una maceta adecuada a su fase de crecimiento. Eso será un estrés para ella, pero lo agradecerá creciendo más sana en el futuro. Y es que, por mucho que pese a veces, los cambios son condición de vida, porque necesitamos relacionarnos con el medio y ajustar nuestra interacción con él. 

Congelar las cosas a perpetuidad, esperando que duren para siempre igual, se parece bastante a renunciar a la vida y a lo mucho que aún tiene para ofrecernos.

Y ojo, que querer vivir tranquilas y en paz está muy bien. La comodidad y el relax son importantes. Pero la comodidad debería ser elegida, agradable y placentera, y no un refugio cada vez más angosto del que tememos salir. Estos eclipses muestran cuál es ese viejo macetero en el que ya no caben nuestras raíces, y cuáles son las nuevas condiciones que necesitamos para vivir un crecimiento más saludable. 

De hecho, a nivel simbólico, en esta temporada de eclipses tendremos a Mercurio, Venus, la Luna y el Sol apagándose y renaciendo. Y esto solo significa una cosa: un reseteo a muchos niveles.

eclipsedesolenescorpio

El desarrollo de una historia

Cada año tenemos dos temporadas de eclipses, con un mínimo de 4 eclipses anuales. Los eclipses no son hitos excepcionales que vengan a destruir y molestar. Son procesos naturales, relativamente frecuentes, que cumplen una función. Como lunaciones sobre el eje Nodal, hablan del comienzo y el cierre de procesos que nos sacan del cómodo automatismo para invitarnos a seguir aprendiendo. 

Los eclipses colaboran entre sí para traernos los cambios por capítulos, dándonos tiempo para procesar emocionalmente lo aprendido. 

Los eclipses en el eje de Tauro y Escorpio comenzaron el 19 de noviembre de 2021, cuando tuvimos el primer eclipse de Luna en Tauro. Ahí se presentó una situación nueva que asentó la primera base de un cambio crucial que venimos desarrollando desde entonces, y que tiene muchos peldaños.

En enero de 2022, el Nodo Norte entró ya en Tauro. En abril de 2022 tuvimos el primer eclipse de Sol en Tauro, y en mayo, el primer eclipse de Luna en Escorpio. Esos eclipses dieron término a algo que nos mantenía atrapadas emocionalmente en el pasado, mientras nos impulsaban a dar los primeros pasos para reconocer el potencial que tenemos por delante y crear algo nuevo.

Ahora nos toca continuar con esa historia. El 25 de octubre se dará un eclipse de Sol en el grado 2 de Escorpio, y el 8 de noviembre, un eclipse de Luna en el grado 16 de Tauro. Y creo que es importante entenderlos como un conjunto. 

eclipseoctubre2022

Eclipse Parcial de Sol en Escorpio

El eclipse del 25 de octubre es el primer eclipse de Sol en Escorpio que tenemos desde hace muchos años. Se da en el grado 2 de Escorpio, algo alejado del Nodo Sur, y por tanto será un eclipse parcial. Es decir: ese día, la Luna se interpondrá entre la Tierra y el Sol, ocultándolo parcialmente. Será visible en Europa, el Noreste de África y el Oeste de Asia.

Este eclipse de Sol es sencillamente una Luna Nueva sobre el Nodo Sur, lo que marca el comienzo de un proceso de despedida que durará seis meses. Este proceso, de hecho, culminará con el eclipse parcial de Luna que tendremos el próximo 5 de mayo, en el grado 14 de Escorpio. 

Así que el 25 de octubre iniciamos un proceso de cierre cuyas consecuencias culminarán definitivamente el 5 de mayo de 2023.

Para entender esto sobre nuestra carta astral, observemos en qué casa o casas de nuestra carta caen los grados 2 y 14 de Escorpio. Algo que empieza en el grado 2, madurará en el grado 14. Como veis, podemos esperar que los días que rodean al eclipse del 25 de octubre se catalicen procesos importantes. Pero aún habrá un desarrollo continuado en los próximos meses.

eclipsenoviembre2022

Eclipse Total de Luna en Tauro

Por su parte, el eclipse del 8 de noviembre de 2022 será un eclipse de Luna, lo que quiere decir que se trata de una Luna Llena perfectamente alineada con la Tierra. Nuestro planeta se interpondrá entre las luminarias, impidiendo que los rayos del Sol lleguen a la Luna. Será visible en el Pacífico y en Norteamérica, aunque también llegará a verse en algunas zonas de Asia y Sudamérica.

Dándose a solo 3 grados del Nodo Norte, y en perfecta conjunción con Urano, este eclipse total de Luna habla de la culminación de un proceso que comenzamos a desarrollar en abril, mostrándonos cuál es la dirección que tomarán las cosas a partir de aquí. 

De hecho, lo que culmina con este eclipse de Luna Llena que tendremos el 8 de noviembre empezó el pasado 30 de abril, con el eclipse de Sol que tuvimos en el grado 10 de Tauro. Algo se ha estado cocinando estos últimos seis meses, y ya es hora de ver en qué resulta. 

Para reconocer de qué se trata en nuestra carta natal, observemos dónde cae el grado 10 de Tauro, y dónde cae el grado 16. Porque la zona del 10º de Tauro es donde empezamos a crear esta nueva respuesta ante la vida, o este cambio, y la zona en la que cae el 16º de Tauro es donde cosechamos lo sembrado.

En total, estos años hay tres eclipses de Luna sobre el Nodo Norte. El 19 de noviembre de 2021 tuvimos el primero (27ºTauro), ahora es el segundo (16ºTauro) y el 28 de octubre de 2023 será el tercero (5ºTauro). Esos son los tres momentos en que se materializan los verdaderos cambios que han venido a implementar los Nodos en Tauro y Escorpio. Y ahora, con este eclipse del 8 de noviembre de 2022, nos encontramos en el núcleo del proceso. 

Este será el eclipse más definitorio de todos los que se dan en Tauro y Escorpio. Llegamos al nudo de la historia. 

Ya sabemos cuál es el conflicto, cuáles son los personajes, cuál es la acción. Ya solo nos queda por delante echar camino hacia el desenlace. Por si fuera poco, ya que este eclipse se da en conjunción exacta a Urano en Tauro, lo que ha venido a hacer este planeta en Tauro llega también a un punto culminante. 

Urano pasa 7 años en cada signo, y aún se quedará en Tauro hasta 2025. Pero, de alguna manera, creo que estos próximos tres años estaremos procesando lo que se desarrolle ahora. Porque este eclipse fuerza a Urano a soltar la tensión acumulada. Y esto puede ser revelador. Es como si, de alguna manera, estos días pudiéramos dar un salto más allá de la lógica lineal, para comprender qué podemos esperar. 

temporadaeclipses

¿Qué relación hay entre ambos eclipses?

Las temporadas de eclipses son, en sí mismas, un entramado de asuntos relacionados entre sí. El eclipse de Sol del 25 de octubre es un eclipse de Luna Nueva, y el eclipse de Luna del 8 de noviembre, un eclipse de Luna Llena. Esto quiere decir que lo que se gesta a finales de octubre tiende a crecer y a iluminarse durante el comienzo de noviembre. 

Si alrededor del 25 de octubre despedimos algo, es porque vamos en camino de abrazar algo nuevo el 8 de noviembre. 

Esto puede ser algo consciente o inconsciente. Pero ya nos da una nota para transitar estos días: sea lo que sea, eso que se va, se marcha porque ya cumplió su papel, para hacer espacio a algo que tendrá más sentido en el futuro.

Para observar esto sobre nuestra carta natal: ¿Qué relación hay entre la casa de nuestra carta donde cae el 2º de Escorpio y la casa donde cae el 16º de Tauro? Para algunas personas serán casas enfrentadas entre sí, mientras que, para otras, caerán en diferentes ejes. 

temporadadeeclipses

¿Cómo nos afectarán estos eclipses?

Si los eclipses caen en casas angulares (1, 4, 7 y 10) sus efectos pueden resultar más evidentes, expresándose en forma de circunstancias que cambian visiblemente ante las novedades. Si caen en casas sucedentes (2, 5, 8 y 11) estarán desencadenando actualizaciones en temas que ya teníamos entre manos, sacándonos de lo habitual para reconducir asuntos. Y si caen en casas cadentes (3, 6, 9 y 12) sus efectos tienden a ser más internos, ayudándonos a adoptar una postura más abierta y flexible para aprender y crecer. 

Claro que todo depende mucho de cómo interactúen los eclipses dentro de nuestra carta. Por ejemplo, si tenéis planetas o cúspides al comienzo o a la mitad de los signos fijos, es posible que estos eclipses se hagan notar más. Especialmente, si tenéis planetas o cúspides ubicados entre el grado 0 y 4, o entre el grado 14 y 18 de cualquier signo, estarían siendo afectados por los eclipses de una u otra forma.

Pero independientemente de cómo esté configurada nuestra carta, algo nos tocará a todas, porque es de esperar que cambien cosas importantes en nuestro entorno y en nuestro contexto.

Además, no hay que perder de vista que los eclipses son lunaciones, así que podríamos esperar que durante esos días que rodean a los eclipses experimentemos una intensificación de emociones pesadas, densas, tensionantes o perturbadoras. Además, hay tantas cosas sucediendo a la vez en el clima astral, que pueden ser días muy confusos, en los que tengamos que afrontar toda una diversidad de sucesos que dificulten la concentración. 

Desde sincronicidades, nuevos e intensos intereses y aceleradas búsquedas interiores, hasta la necesidad de responder ante demandas de carácter práctico y urgente. ¡No van a ser días rutinarios! Si nos abruma, busquemos toma a tierra. Cuidemos lo fundamental. Atendamos a lo que nos dice el cuerpo y saneemos emociones.

Desconfiemos de las corazonadas que nos generen malestar, también, porque hay tendencia a enredarse en suspicacias, obsesiones y paranoia. ¿Recordáis la pesadez y la densidad de la última temporada de eclipses? Pues eso. Pongámonos las cosas fáciles en todo lo posible. 

Y yo no suelo hablar de esto, pero si generalmente os sentís atraídas por temas brujiles, esotéricos, espirituales, meditativos, oníricos, rituales, etc, daos un descanso. Creo que no son días para jugar con lo que hay más allá, porque con los eclipses sumados al regreso de Júpiter en Piscis, esos asuntos pueden ser verdaderamente laberínticos, o drenar la energía que necesitamos para lidiar con la realidad palpable que nos circunda. 

eclipseparcialdesolescorpio

Vértigo y confusión en el clima de los eclipses

No sería descabellado decir que durante todo octubre hemos estado en temporada de eclipses. Pero, especialmente, esta se ha hecho notar mucho desde el 17 de octubre, cuando tuvimos el Cuarto Menguante que nos conducía hacia la atmósfera del eclipse de Sol.

Vamos a hacer un listado de eventos astrológicos para comprender el clima complejo que rodea a estas lunaciones tan especiales.

La normalidad frágil

El 22 de octubre tuvimos el Venus Star Point en Libra, que desplaza el núcleo de nuestras motivaciones hacia algo nuevo. De eso ya hablamos en su momento. Como Venus rige el Nodo Norte en Tauro, y está siguiendo un ciclo tan especial, es de esperar que estos eclipses traigan algo nuevo y revelador que aún debamos integrar durante meses, y que nos pone en una situación que no tiene precedentes.

Acto seguido, el 23 de octubre, Saturno entra directo, aún en cuadratura casi exacta a Urano, poniendo a prueba las estrategias que habíamos seguido. Desde el 5 de junio hemos estado integrando nuestro desempeño práctico en algún asunto relacionado con la zona Acuario de nuestra carta, y se abre la posibilidad de tomar determinaciones para gestionarlo mejor. 

Especialmente, el eclipse del 8 de noviembre puede hacer saltar lo que hubiéramos intentado sostener o retener en la zona de nuestra carta por la que transita Saturno (18ºAcuario). 

Por ejemplo, la gestión del tiempo puede ser un verdadero desafío con Saturno tan presente y tan frágil. También pueden saltar y romperse muchos compromisos previos, poniendo a prueba la consistencia de estructuras, colaboraciones, relaciones, responsabilidades, acuerdos profesionales y objetivos. Todo esto sugiere, también, que a nivel colectivo los gobiernos e instituciones se muestren ya incapaces de contener la crisis económica y energética, generando un gran desasosiego popular hacia gobernantes y figuras de autoridad.

eclipsetotallunatauro

El Sol se apaga

Un par de días después de que Saturno entre directo, el 25, ya es el eclipse de Sol, en conjunción exacta a Venus y en quincuncio a Júpiter. Con este eclipse de Sol decimos adiós a algo a lo que en su momento estuvimos muy apegadas: algo a lo que, tal vez, es difícil renunciar, pero que en realidad ya terminó hace tiempo, en mayo. 

Es posible que aún no entendamos del todo el origen de las intensas emociones que pueden darse esos días. Pero este eclipse nos pide que dejemos de insistir en insuflar vida (a nuestra costa) a esas cosas que ya se sienten acabadas desde hace tiempo, por mucho que las hubiéramos querido y deseado en el pasado. 

Este eclipse de Sol nos pone delante la misteriosa y cruda relación entre la vida y la muerte, por la que ocasionalmente es preciso dejar fenecer lo que ya no late, para impulsar la revitalización de lo que queda.

Además, este eclipse de Sol se da en cuadratura a Plutón en Capricornio, su regente. Y eso nos da otra pista: este eclipse nos está preparando para el cambio de signo de Plutón, que entre el 23 de marzo y el 11 de junio de 2023 hará su primera incursión en Acuario. 

La zona de nuestra carta por la que transita Plutón es un área en la que hemos albergado profundas y viscerales voluntades, pero también ahí hemos tenido que experimentar limitaciones y obstáculos difíciles, que nos han llevado a asumir, con gran dolor, que parte de lo que deseamos en el pasado no puede, y no podrá, ser. Al menos, no del modo que hubiéramos esperado. No con ese modelo.

Sin embargo, cuando Plutón cambie de signo, podríamos revitalizar los planes que teníamos en esa casa, solo que de una forma completamente nueva a la que habíamos intentado. En realidad, este eclipse nos dice que es hora de decir un adiós definitivo a la vieja estrategia con la que habíamos intentado avanzar hacia lo que llevamos años queriendo. 

Pero que, tras esa despedida, lo que nos había motivado puede resurgir bajo otra forma. Es como si, tras haber asumido lo que no puede ser, este eclipse nos mostrara que todo lo que muere se recicla en otra cosa más vital. Lo que no pudo ser, lo que ya no es, será lo que aliente nuestro poder para insuflar vida a lo que será.

saturnodirectooctubre2022

La confianza, en jaque

Siguiendo con la cronología, unos días tras el primer eclipse, el 28 de octubre, Júpiter ingresa de nuevo en Piscis, reactivando la conjunción con Neptuno que ya nos inundó en marzo y abril. 

Sumado a todo esto, el día 29, Mercurio entra en Escorpio, donde vamos a tener un complejo stellium tensionando directamente a Saturno y Urano. ¡Vamos a tener una barbaridad de planetas en signos de Agua! Hay algo en el stellium en Escorpio de estos días que recuerda mucho a noviembre de 2021, que para muchas personas fue un mes transformador. 

Claramente, las emociones van a estar a flor de piel. Serán días para sentir, integrar, y empezar a atar cabos sueltos. La atmósfera es también de recapitulación, facilitando que integremos todo lo acontecido desde noviembre, que hagamos síntesis, y que descubramos, especialmente, cómo ha cambiado nuestra atmósfera emocional. 

Si imagináramos una foto de los picos emocionales que tuvimos a finales de 2021, y una foto de los picos emocionales que se dieron en marzo y abril de 2022, ¿cómo ha evolucionado la historia hasta el día de hoy? Júpiter entrando en Piscis nos trae esta retrospectiva para terminar de resignificar lo que haya quedado pendiente, un trabajo interno que se desarrollará especialmente hasta que Júpiter entre directo en Piscis, el 23 de noviembre.

Mientras tanto, el 30 de octubre, Marte entra retrógrado en Géminis, en cuadratura a Neptuno. Tal vez se nos eche encima la sombra de duda, el cuestionamiento, la ira o la frustración por los deseos que quedaron atrás y nunca podrán ser. Con Júpiter abandonando al fogoso Aries, y con Marte congelado, la desmotivación y la falta de confianza pueden traducirse también en una intensificación de conflictos, con otras personas o con nosotras mismas.

No debemos temer a las emociones. Permitirnos sentir nos ayudará a seguir adelante cuando sea el momento adecuado. 

Esos días, el clima trae alguna suerte de duelo por la ausencia de lo que terminó. Hay algo, también, laberíntico. De no saber qué hacer. Y será fundamental no engañarnos desoyendo lo que necesitemos. Pero dar un espacio al duelo de lo que se va es saludable, y es posible que tengamos que esperar hasta diciembre y enero para asumir plenamente las decisiones y acciones que estemos preparando a partir de ahí. 

marteretrogradogeminis

La Luna se apaga

Al final de todo, el 8 de noviembre, el eclipse de Luna sella todo este proceso con un gran eureka revelador: la primera imagen nítida del futuro hacia el que nos encaminamos ya está aquí. Un punto de inflexión que, al menos, nos saca parcialmente de la incertidumbre que hemos venido arrastrando tanto tiempo. 

Este eclipse se da con Venus y Mercurio pegaditos al Sol en Escorpio, y con la Luna justo encima de Urano. Además, en este eclipse del 8 de noviembre las luminarias hacen aspectos armónicos a Júpiter y Neptuno, que ya están unidos en Piscis de nuevo. Saturno, frágil y precario, trata de mantener y gestionar los cambios de la forma más sosegada y ordenada posible. Pero recibiendo cuadraturas directas del Sol y la Luna eclipsada, mantenerlo todo como está no parece sostenible. 

Este eclipse trae cambios duraderos, que están aquí para quedarse, y que nos adelantan un período de transición que se extiende hasta marzo de 2023. 

Todo esto se podría sentir como la emergencia de algo que nos sobrepasa a nivel práctico, pero que a nivel emocional hace sentido. Tal vez sintamos que no sabemos por dónde empezar, o cómo reaccionar ante lo que sentimos que debemos hacer. Pero podríamos estar determinadas a resolver, en el momento adecuado, algo que hemos tenido pendiente desde hace mucho tiempo. 

A nivel contextual son de esperar noticias abruptas, especialmente asociadas a la economía. De hecho, con Júpiter volviendo a Piscis puede haber sucesos que exalten la sensibilidad colectiva una vez más. Especialmente, asuntos relacionados con la energía, los suministros, la propaganda y la inflación pueden alcanzar un punto de concreción inquietante, que contraríe las expectativas previas. 

El frío de este invierno en Europa será un tema clave, también, porque ya empezará a apretar y a mostrar sus efectos. No es el mejor mes para encabezar un gobierno: a nivel político también puede haber movimientos sorprendentes.

jupiterpiscis

Otra seguridad

Como hemos visto, hasta el momento de este eclipse del 8 de noviembre han pasado un montón de cosas importantes a nivel astrológico. Pero este eclipse es la culminación de todo eso, coincidiendo con el momento más activo de la Luna Llena. El 8 de noviembre es, tal vez, el día más delicado del año. Muchas personas estarán transitando procesos definitorios de cara a su futuro. 

Pero con Venus y Mercurio tan cerca del Sol, y con Marte aún estacionario, a nivel personal puede haber mucha inquietud. Como si inicialmente no pudiéramos creer lo que vemos. O como si sintiéramos que falta algo que se nos escapa. Tal vez, inicialmente, la negación de la realidad que describen los hechos sea una reacción natural. O la búsqueda de protección dejando latentes las cosas. 

Es como la banda que toca música en la cubierta del Titanic. Keep calm y respira. Un eclipse duro.

La atmósfera de este eclipse se extenderá hasta el 23 de noviembre, cuando tendremos una Luna Nueva que por fin limpiará la densidad de estos días. Ahí termina la temporada de eclipses. Pero, especialmente hasta que Venus "renazca" volviendo a ser visible en el firmamento, en diciembre, estaremos procesando lo que nos traen estos eclipses. Y aún resonarán más allá, toda la primera mitad de 2023. 

Recordemos que en nuestra vida decidimos nosotras, y que siempre podremos gestionar lo que venga de la forma que consideremos más adecuada. Necesitaremos confiar en nuestros propios recursos. Al fin y al cabo, todo lo que hemos hablado hasta ahora se reduce a una sencilla y directa propuesta del Nodo Norte en Tauro: renueva la forma en que creas, disfrutas y experimentas la seguridad. Actualiza y encarna tus valores. 

Dentro de lo posible, os deseo una serena y pacífica temporada de eclipses!

Un abrazo grande, chichis!!!

¿Quieres apoyar mis contenidos?

Comentarios

  1. Wow, Ava, qué pasada de artículo! 🙌 mil gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Ava!!!. Muy ckarificador el artículo.

    ResponderEliminar
  3. ahhh por Dios!!!! preparados!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, aquí una que tiene a su Plutón natal en el grado 1 de Escorpio (casa 3) y a su nodo norte natal en el grado 15 de Tauro (casa 10). Por que sí, además Tauro/Escorpio son mis nodos natales... Y por si fuera poco, tengo todos los planetas en los grados iniciales o medios, a excepción de Saturno y Mercurio, que están en los grados 21 y 10 respectivamente. Parece que vienen curvas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el

Astrología de Noviembre: I have a dream (2022)

  Hola chichis!!! Despedimos octubre por fin, para recibir con los brazos abiertos a noviembre. ¿Qué tal os ha ido el último mes? ¿Podríais sacar ya un balance de cuáles son esos pesos pesados que estáis moviendo? Aún tendremos que esperar a que diciembre esté bien entrado para poder entender del todo lo que se ha movido los últimos días, pero ya vamos avanzando. 📢Escucha este post aquí Noviembre es un mes con muy pocos aspectos y eventos astrológicos. Pero es sencillo únicamente en apariencia. A pesar de que a penas haya grandes titulares, hasta el 23 de noviembre seguimos en plena temporada de eclipses, y el eclipse que nos toca el 8 de noviembre no viene nada fácil.  De algún modo, durante este mes podríamos sentirnos inmersas en un gran asunto que acapara nuestra atención. Un monotema. ¿Es de extrañar, empezando el mes con tantos planetas personales en Escorpio? También tendremos un montón de aspectos que se repiten insistentemente.  ¿Un mes obsesivo, el que viene por delante? Ta