Ir al contenido principal

Luna Nueva en Cáncer: quemar el nido para volar lejos

 

Hola chichis!!! Cada mes, cuando la Luna se une al Sol, tiene lugar un novilunio: una renovación del ciclo lunar. En esta fase, miramos hacia dentro para descubrir nuevas necesidades e intenciones, con lo que nuestro estado de ánimo experimenta alguna suerte de reseteo que nos inclina de forma natural a un nuevo ciclo. Con ello inauguramos un período de seis meses, en el que estaremos respondiendo a las necesidades que detectamos ahora.

📢Escucha este post aquí

En este caso, será la noche del 28 al 29 de junio cuando las luminarias se encontrarán en el signo de la Luna, Cáncer, conformando la primera Luna Nueva de la estación. ¡Se hará sentir de forma bastante potente a nivel emocional! De hecho, podríamos pensar que la Luna Nueva en Cáncer es la madre de las lunaciones: una semilla de origen y sensibilidad que, en este caso, puede llevarnos a algún desborde. 

Pensemos: ¿qué hemos venido sintiendo excesivo, revulsivo? Si recientemente nos hemos visto conflictuadas por algún tema especialmente demandante, ahora tendremos ocasión de plantear, intuitivamente, una respuesta. Una reacción. 

lunanuevacancer

Mujeres del mundo, uníos

Cáncer es, tal vez, el signo más íntimo. Es un signo muy personal y sensible, asociado a todo aquello que nos nutre y sostiene. Míticamente, podríamos visualizarlo como el fluir de las aguas originarias: el nacimiento de la fuente primordial en la que emergió por primera vez la vida. El agua que arropó al primer pez: al primer ancestro del diverso y extenso árbol de la vida.

De ahí que se haya considerado a Cáncer un signo maternal, en el que aprendemos a replicar la vida, a cuidarnos y a cuidar. Representa la microhistoria, la leyenda, y el vínculo al que invita una reunión tranquila y cómoda frente al cálido fuego del hogar. La evocadora atmósfera donde se susurran confidencias delante de una olla mágica, capaz de abrazar la habitación y curarlo todo, disolviendo el juicio, la dureza y la estrechez que vienen del signo de en frente, Capri. 

Cáncer nos remite a las abuelas que hablan de sus abuelas mientras desgranan las vainas de las alubias o los frijoles. 

Tradicionalmente, Cáncer se asocia a la esfera de lo privado. Y eso, en nuestra tradición, ha hecho de Cáncer el signo de las mujeres.

Pero la lectura de este signo cambió cuando comprendimos, hace ya mucho tiempo, que lo personal también es colectivo. Que la historia que cuenta mi abuela puede ser más representativa de una época que la historia que cuenta la enciclopedia. Y que, por mucho que se empeñen algunos en imponer su descripción de la vida y del mundo, tallándola en las tablas de la ley, la verdad múltiple de lo que sucede siempre va a reproducirse, digamos, en todas las cocinas del mundo, cuando cada persona cuenta lo que vive, lo que recuerda, o lo que piensa y siente. 

Y por mucho que del lado capricorniano los señoros de turno saquen sus tablas de la ley y digan que una necesidad tan básica como beber agua o ejercer el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos es pecado capital, el murmullo puede desbordar las cocinas del mundo y salir a la calle. Sacar el aguijón. Vibrar como un enjambre. Agitar las alas hasta quebrar las tablas mismas de la ley, y echar abajo las columnatas imponentes tras las que se esconde la gente de toga negra. 

Si lo personal es político, lo privado es político. Si la historia de una es la réplica de la de muchas otras, en el sentir compartido nos reconocemos, nos cuidamos y nos protegemos entre todas. Cáncer es un signo complejo, como todos. Es lo que pasa de puertas adentro. Y también es el sentir compartido, que sale a la calle y desarma los contornos del mundo a golpe de emoción.

lunanuevajunio2022cancer

De grandes conflictos a grandes reacciones

Este novilunio hace aflorar emociones poderosas, que tienen tanta fuerza como para llevarnos. Si ubicamos algo que, aun pareciendo poca cosa, nos incomoda a diario, y lo expresamos, podríamos encontrar que el cuerpo del iceberg era mucho mayor de lo que parecía. Eso que nos molesta de a poco, y que gota a gota nos va saturando, llega a un punto de desborde y derrame.

Esto va de sentir y reaccionar. Absorber realidad hasta el exceso y sacar afuera la voz o el grito de la necesidad. Pero no desde un lugar planificado o racional, no; desde un lugar emocional. Podría ser una lunación defensiva en la que suba rápidamente alguna marea encendida, deseosa de proteger o luchar algo que nos resulta esencial. 

Y esto puede tener tanto un cariz personal como colectivo. Por ejemplo, siempre que hay noticias importantes sobre aborto, vemos a Lilith presidiendo el clima astral. 

Y, en esta ocasión, esta Luna Nueva se da en el grado 7 de Cáncer, a solo un gradito de distancia de Lilith, y en cuadratura exacta a Júpiter en Aries. 

Júpiter rige la Ley, y desde Aries inclina a decisiones políticas y legislativas de gran envergadura, que hacen evidente el conflicto y echan leña al fuego. Además, Júpiter en Aries podría encajar muy bien con el sonado lema de "justicia patriarcal", pero también podría ser un emplazamiento amigo de las armas, ya que Aries, en su peor cara, es un signo asociado a la guerra, el ataque o el dominio por la fuerza. También estos días, por cierto, tendrá lugar la cumbre de la OTAN. También hemos visto noticias de espanto sobre migraciones. Las cosas trascienden, ahora, lo local o lo nacional, y tienen una réplica más allá.

Júpiter en Aries en cuadratura a Lilith y a las luminarias señala que nos encontramos en el nacimiento de grandes expresiones y movimientos populares, en los que se debaten visiones irreconciliables de la vida. Son días de discursos exaltados y grandes batallas. Júpiter introduce en esta lunación tensiones de gran escala, de alcance global. Y Cáncer es un signo asociado, entre otras muchas cosas, al pueblo. 

También podríamos ver, tal vez, expresiones de odio a lo diferente. Rechazo hacia lo que no forma parte. ¡Son días muy difíciles para la convivencia! Algo que estaba unido experimenta un corte. Puede ser cortar algún cordón umbilical para clamar independencia. Puede ser cortar un vínculo para explorar más allá. Puede ser dividir un territorio en base a los polos de un conflicto.

noviluniocancer2022

Pero más allá de las convulsiones del mundo, estos podrían ser días, también, de muchos conflictos internos, en los que tal vez sintamos que alguna decisión o alguna iniciativa nos pasa factura a nivel de energías o ritmos diarios. También podrían revelarse desavenencias familiares o conflictos en la convivencia, ya sea en el hogar o en grupos de los que nos sentíamos parte. 

Podría haber, tal vez, personalismos que comprometan el discurrir habitual de las dinámicas de un grupo. O algo que favorezca mucho a unas en detrimento de las demás. Este novilunio podría ser, también, un gran cierre de ciertos vínculos. Algo que una vez nos sostuvo, o que fue el pan de cada día, saca los dientes. Se revela problemático. O ajeno. ¡Y eso puede sentirse muy incómodo! Si ya no nos reconocemos en ciertas cosas, podríamos sentirnos algo alienadas. ¿Es este mundo mi hogar? ¿Es esta rutina mi hogar? 

En definitiva, algo que parecía confortable y sostenible llega a un estado de agotamiento. ¿Qué será? Podríamos sentir la avidez de solventarlo todo de un plumazo, por una vía fácil, pero esa no siempre sería la mejor opción. 

Si Júpiter en Aries echa leña al fuego, las aguas cancerianas pueden entrar en estado de ebullición. ¿Qué te quema, qué te cansa? ¿Sientes ira? Cuando el agua hierve, se desborda. Y el agua derramada se acomoda al terreno por la vía que le es más natural. En otras palabras, ahora podríamos ver en plena acción gran parte de nuestras inercias y patrones no reconocidos. 

Algo de lo que no éramos tan conscientes se hace visible, y nos empuja a reconocer nuevas emociones, o dinámicas internas, que reclaman aprendizaje. 

¿Cómo gestionar emociones, inercias o asuntos que me sacan de lo habitual? Si ahora necesitamos despedirnos de viejos hábitos y atmósferas, necesitaremos poner esfuerzo en la creación de otras vías. Tal vez estos días muchas personas hagan las maletas y decidan mudarse a otro hogar. Pero, sea como fuere, creo que todas, en mayor o menor medida, haremos alguna suerte de mudanza interna. 

Algo que era nutricio ya no lo es. Y emprendemos un nuevo viaje, hambrientas de algo más. Para comprender mejor esto, hablemos de Lilith, un punto esencial durante esta lunación.

lunanueva2022cancer

Salir de ahí

En el mito, cuando Dios expulsó a Eva del paraíso y la condenó a parir con dolor, Lilith ya se había ido de allí desde hacía mucho tiempo. Bien, Lilith. 

Lilith abandonó el paraíso por su propio pie, dicen algunas fuentes, porque para habitar un paraíso siempre conviene preguntar; un paraíso para quién. 

Y vivir en el paraíso de algún otro, por encima de nuestro cuerpo y nuestra vida, es un dolor. Pero pasa mucho. Cuando entregamos la vida a un trabajo supuestamente exitoso que nos consume, o a una relación que queda genial en las fotos de familia y no tiene alma, o a pagar y sostener una casa que nos ata, o a nutrir un propósito en el que ya no nos reconocemos, estamos sonriendo a una imagen de paraíso que no nace de nosotras. 

Un paraíso de cuatro esquinas que alguien más dibujó con tiza en el suelo, y que nos atemoriza un poco transgredir. Y es que, para abandonar el paraíso de otro, hace falta coraje. Porque nos han dicho que no hay nada más allá. 

Si siempre echamos nuestra raíz en un terreno que no nos pertenece, el miedo al desarraigo puede contener y aniquilar nuestro impulso de buscar pastos más verdes en otro lugar. Lilith tuvo el coraje de asumir que el lugar en el que estaba no era su sitio, y desde que posó por primera vez el pie fuera de los bordes, descubrió el artificio, el truco y el cartón. 

Porque, fuera del paraíso, le esperaba el mundo. Le esperaba su vida. Una vida más grande. Propia. En la que nadie la espiaba por la mirilla de la bóveda celeste. En la que pudo explorar la fuerza de su propio deseo, y satisfacer por sí misma las necesidades que otros le negaron.

Esta Luna Nueva, en conjunción a Lilith, revela necesidades no reconocidas. Necesidades negadas. Necesidades suficientemente potentes como para romper el plató y abandonar el espectáculo ilusorio que nos enajenaba. Y transgredir las cuatro esquinas de tiza que nos encerraban en un supuesto paraíso sofocante.

lilithcancer

Comprendiendo a Lilith

En astrología, Lilith es un punto matemático asociado a la relación espacial entre la Luna y la Tierra. Cuando la Luna hace contacto con Lilith, quiere decir que se encuentra en el punto de su órbita más alejado de nuestro planeta. Es decir, a la máxima distancia de la Tierra. 

Os cuento una anécdota para comprender a Lilith. Una vez, cuando era pequeña, me disfracé de caperucita. Con cestita y todo. Bueno, gracias a aquel disfraz comprendí algo. Cuando jugaba a dar vueltas sobre mí misma, la cesta giraba a mi alrededor. Y a pesar de que la cesta llegaba a estar ladeada, como giraba rápido las cosas de la cesta no se caían. 

Mi madre, científica, me explicó que las cosas no se caían de la cesta debido al efecto de la inercia. Cuando giraba con la cesta más alejada de mi cuerpo, el efecto de la inercia era mayor. Ah, qué recuerdos de infancia. Caperucita y lecciones de gravedad e inercia planetaria explicadas con un tarro de mermelada en una cesta. Muy en la línea de esta lunación, la memoria de la crianza, de la mamá, de la atmósfera de nuestro primer nido.

En cualquier caso, ¿por qué os cuento esto? Cuando la Luna se acerca a Lilith, su distancia respecto a la Tierra es máxima, y es como si tirara más de nosotras. El efecto de inercia se incrementa. Al estar más lejos, la Luna tira más de nosotras. 

De ahí que las uniones de la Luna y Lilith se sientan instintivas y compulsivas. Algo tira con fuerza de nosotras, de nuestra emoción, de nuestro sentir; de nuestra capacidad de reacción. Como una fuerza mayor que escapa de control para satisfacer una necesidad profunda. 

Podríamos pensar en Lilith como un punto ciego de la Luna. Si la Luna es lo que bebimos por las raíces, Lilith podría ser aquello que necesitábamos pero nunca llegó. Es una necesidad irresuelta, o una emoción desatendida. 

Si la Luna es vínculo, arraigo y pertenencia, Lilith podría ser exclusión, separación y diferencia. Si la Luna es lo que une a una comunidad, Lilith es la paria. La desheredada, la nómada, la transgresora: la que no pertenece al nido; la que no se reconoce en ninguna tierra. Por tanto, Lilith es la que goza de libertad para ver las cosas desde otro sitio y recrear las condiciones mismas de la vida.

Esta lunación nos dice, por tanto, que cuidar y nutrir es una elección. Que las raíces o el apego no siempre nos alimentan. Que además de amar, pertenecer y sostener, necesitamos un cuarto propio donde disponer libremente de nosotras mismas. Además, es posible que, por el efecto de Júpiter, ahora podamos reconocer algún que otro punto ciego en nuestra educación o en nuestra crianza, o que decidamos desvincularnos de ciertas cosas que sentíamos fuertemente arraigadas, para modificar nuestra visión de lo que se abre de aquí en adelante.

lunanuevacancerlilith

Luz verde a un deseo

Con Júpiter en cuadratura a las luminarias, es posible que ahora tengamos que confrontar algo que habíamos hinchado nosotras mismas. Cuestiones como la visibilidad o el estatus pueden ser algo más pujantes de lo habitual. Si estamos por dar el paso hacia un nuevo comienzo, la pregunta podría ser: ¿qué nos motiva a hacer ese movimiento? Una vez pasada la primera excitación del primer paso, ¿podemos asumir lo que pueda suponer en nuestro día a día? ¿Contribuirá a nuestro bienestar?

En este momento, todos los planetas personales, incluyendo a Mercurio, Venus y Marte, dibujan aspectos fluidos con los planetas sociales, Júpiter y Saturno. 

¡Se abre la oportunidad de reflexionar sobre nuestra relación con la esfera social que nos rodea! También podrían abrirse nuevas líneas de progreso.

Tal vez muchas personas reciban noticias o notificaciones sobre planes a futuro, estos días, o deseen planificar algo al largo plazo. Podrían moverse asuntos académicos, laborales, vacacionales, económicos... 

Los séxtiles revelan oportunidades. Pero las oportunidades pueden ser a veces toda una encrucijada. ¿Qué pasa si para aprovechar una oportunidad tengo que salir de lo seguro? ¿O comprometerme con un plan que me va a pedir más responsabilidad? ¿Estoy dispuesta a mover recursos materiales e inmateriales para abrirme a un nuevo camino?

neptunoretrogrado

Oportunidad de progresar

En este momento, Venus hace un séxtil exacto a Júpiter. Tal vez hallemos nuevas fuentes de confianza, o descubramos nuevos entornos de soporte que nos motivan a explorar más allá de lo que conocíamos. Este séxtil es muy disfrutón, y favorece que busquemos placer en una diversidad de entretenimientos y encuentros. 

Puede ser un momento muy fructífero para desarrollar intereses y talentos, o un momento muy fértil para la conversación, el intercambio y el debate de ideas, desarrollando voz propia. Podría haber, también, evidentes divisiones en la opinión pública, en un clima proclive al debate y a la superabundancia de información. 

Mientras tanto, Mercurio y Marte forman aspectos armónicos a Saturno, creando un gran séxtil súper interesante, que nos invita a tomar decisiones con miras al largo plazo, o a hacer de nuestras ideas y ocurrencias una realidad. 

Si hasta ahora habíamos estado divididas entre opciones o posibilidades, tal vez estos días haya decisiones que caen por su propio peso, permitiéndonos focalizar energías en algo concreto. 

Por ejemplo, es fantástico para desarrollar relaciones profesionales y planes de acción, o para comprometernos con un propósito, confiando en nuestra propia capacidad para abrirnos camino, gracias a nuestra experiencia, nuestra lectura de las circunstancias, nuestro conocimiento y nuestras ganas.

Sin embargo, a esta atmósfera tan posibilista hay que sumar varios desafíos. Mercurio hace cuadratura a Neptuno, que entró retrógrado solo unas horas antes de esta lunación. Venus rige la zona Tauro, donde Urano y el Nodo Norte estrechan distancias, sosteniendo aún la persistente cuadratura a Saturno. Y Marte hace cuadratura a Plutón. 

Se abren posibilidades de progreso a nivel personal, pero el contexto es aún bastante incierto, presentando muchas tensiones que generan confusión (Neptuno), inestabilidad (Urano) y miedos (Plutón). Vamos a analizar estos tres puntos.

lunanuevaencancer

Mercurio en cuadratura a Neptuno retrógrado

Mercurio en Géminis está en su signo. Neptuno en Piscis también. Con esta cuadratura, dos fuerzas arquetípicas se confrontan y tensionan mutuamente. Mercurio en Géminis aspira a discernir intelectualmente, en un panorama diverso y a menudo confuso. Neptuno, que entró retrógrado solo unas horas antes de esta Luna Nueva, tira de nosotras hacia atrás: hacia la memoria, la nostalgia y la atmósfera de recogimiento, en la que confluyen sensibilidades ambiguas. 

Esta cuadratura es el eco de algo que fue, que aún retumba en nuestras ideas. Viejos sueños, viejas posibilidades que quedaron en el tintero y nunca vieron la luz, colorean ahora de una luz particular las reflexiones y conversaciones del momento. Esto nos lleva de regreso a viejas calles, viejos entornos, viejos espacios, viejos libros, viejas películas y viejas fotografías. A viejos entretenimientos. A viejas vías de escape. Si el mundo se calienta, Neptuno retro nos lleva muy adentro, al refugio de la caracola.

Neptuno retro, unido al efecto de Lilith, puede traer un tono evasivo y compulsivo. Tal vez necesitemos confrontar adicciones, apegos y enajenaciones de una vez por todas, y para bien. 

Por otro lado, esta cuadratura también puede generar confusión si ignoramos nuestra necesidad de descanso o reflexión. Por ejemplo, puede inducirnos a fingir entusiasmo por cosas que no terminamos de ver claras, o a opinar antes de pensar. Necesitaremos gestionar, una vez más, las veladuras de lo aparente, y preguntarnos de dónde vienen nuestras convicciones y ocurrencias. ¿Estamos reproduciendo algo fantasmagórico que ya no late con vida propia? ¿Estamos tratando de retener un paisaje interno que ya se va, a costa de ausentarnos del presente?

Con Neptuno retro podríamos sentirnos momentáneamente ensimismadas. Ahora volvemos a algún universo mágico o imaginado. Es una cuadratura genial para hacer pequeños viajes o desplazamientos, tomarnos un descanso o darnos una tregua, tomar vacaciones o recuperar el hábito de la siesta después de comer. Incluso, es genial para encontrar inspiración, leer o escribir, aprender o refrescar idiomas, pasear junto al mar, hacer arreglos de fontanería, bailar o entregarnos al deleite musical. Pero necesitaremos pensar con la cabeza fría, y evitar perdernos de nuevo en esos laberintos de los que ya salimos una vez.

Además, hay otro tema, y es que con Neptuno y Júpiter tan involucrados en el clima astral de este novilunio, podrían activarse muchos temas espirituales o religiosos. Tal vez haya personas que experimenten crisis de fe, o que, yendo al otro polo, extrapolen sus creencias hasta el extremo. Tomémonos las cosas con calma en ese sentido. Busquemos una relación saludable con las creencias, para que nos permitan ver, en lugar de cegarnos.

En cualquier caso, sería una lunación estupenda para disfrutar creando algún ritual o alguna pieza de arte. Algo donde podamos volcar eso que nos parezca significativo.

neptunoretrogrado2022junio

Venus, Urano y Nodo Norte

Venus, por su parte, conversa con Urano, que dentro de un mes llegará a hacer conjunción exacta al Nodo Norte en Tauro. Tal vez sintamos que se está gestando algo disruptivo. O que estamos llegando a un punto de inflexión en algún aspecto. Venus en Géminis, rigiendo al Nodo Norte en Tauro, puede hacernos sentir divididas frente a alguna dicotomía de peso. 

¿Qué camino es más viable? ¿Qué camino es más sostenible? ¿Qué camino disfrutaré más? ¿Qué camino me hace sentir más segura, y cuál me resulta más estimulante y prometedor? 

Con Urano acercándose al Nodo Norte, aún en cuadratura a Saturno en Acuario, las tensiones y desafíos que vienen de 2021 están en un punto álgido de desarrollo. Aún no sabemos del todo cómo, pero muchas de las contradicciones y preguntas que nos hacíamos en el cambio de año están desarrollándose hacia un punto de definición. Tal vez algo aparentemente anecdótico nos lleve a sumar lucidez. 

Además, con Venus en séxtil a Júpiter, podríamos sentir que es un momento clave para confrontar posibilidades y decantarnos por alguna opción. Si se revela algún conflicto interno estos días, podría servir para agilizar y dinamizar las cosas con rapidez. 

Es como si, antes de tener claro qué queremos, nos viéramos diciendo que sí de forma precipitada a una de las opciones. Albergando grandes dudas y, sin embargo, echándonos a andar. Con la sensación, tal vez, de que nos estamos metiendo en algo que vamos a tener que ordenar o desarmar más adelante. Y más adelante quiere decir, según los ciclos planetarios de este año, en torno a octubre y noviembre, en la próxima temporada de eclipses, que coincidirá también con la última cuadratura (casi exacta) de Saturno y Urano.

uranonodonortetauro

La cuadratura de Marte y Plutón

Esta cuadratura es de las importantes. La última vez que tuvimos una cuadratura entre Marte en Aries y Plutón en Capri fue en diciembre de 2020. De hecho, podríamos decir que toda la segunda mitad del 2020 tuvimos activa esta tensión. Aquellas fechas fueron tan difíciles para todas, y nos marcaron tanto, que con esta cuadratura entre Marte y Plutón podríamos esperar resonancias importantes de aquella temporada. 

¿Qué deseábamos en 2020 que no podía ser? ¿Qué queríamos y tuvimos que postergar? Tal vez ahora sea el momento de realizar ese deseo. Solo que de una forma distinta a la esperada, porque es difícil que a estas alturas queramos exactamente lo mismo que en 2020, cuando ha llovido tanto uranazo desde entonces.

En cualquier caso, las cuadraturas de Marte y Plutón son difíciles. Una gran explosión de energía que escapa a cualquier intento de control. Siempre os pongo este ejemplo para describir las tensiones de Marte y Plutón: una cerilla que encendemos junto a un bidón de gasolina. 

Si Marte es deseo personal que busca realizarse impetuosamente a través de la acción, Plutón es un complejo entramado de voluntades y relaciones de poder más o menos soterradas. La cuadratura de Marte y Plutón es una persona que se enfrenta a algo titánico para realizar su deseo. Y, con Plutón en Capri, el deseo y la acción confrontan nada menos que a un mundo en plena metamorfosis. 

Esta cuadratura nos lleva a reconocer resistencias, impedimentos mayores y miedos e inseguridades profundas que nos retienen. Aquí hay algo quemante. Tal vez tengamos la sensación de que si actuamos y pisamos fuerte nos vamos a quemar luchando contra algo que se impone. Mientras que, si no actuamos, nos vamos a quemar de rabia o frustración. Tal vez estemos manejando la impotencia de vernos empujadas a una batalla que no puede tener ganadoras.

Esto tendría una expresión clara en temas bélicos, donde el conflicto reconfigura un mapa de alianzas geopolíticas que se calientan peligrosamente. Pero también lo vemos representado en la lucha desesperada de quienes se lanzan contra una valla para pasar la frontera. Hay muchas expresiones posibles para esta tensión tan particular. 

martepluton2022

Los tiempos de la rabia

A nivel personal, pensemos. ¿Qué tensión se hizo evidente en nuestra vida a principios de marzo? Porque fue en aquel momento cuando Marte y Plutón se unieron por última vez en el signo de Capricornio. 

Ahora que Marte lanza la primera cuadratura a Plutón, empezamos a sentir la irrenunciable necesidad de poner energía en la transformación de algo que nos viene consumiendo. 

Tal vez un modelo de vida que habíamos asumido como propio. Tal vez un trabajo. O una relación marcada por la desigualdad, donde el poder, la autoridad y el dominio siempre caen a un lado de la balanza. O una actitud que nos bloquea. 

Marte en cuadratura a Plutón favorece que encontremos, en pleno choque de deseos, qué queremos. A veces, la metáfora de la cerilla y el bidón de gasolina puede inspirarnos a luchar por nuestra libertad o por esos derechos sociales que sentimos amenazados. Otras, necesitaremos canalizar toda esa explosión de energía hacia otro sitio, para liberar tensión de una forma que no amenace lo que ya hemos construido. 

2022marteypluton

Cada cual deberá sopesar cuándo conviene romper y cuándo aguantar si la atmósfera se calienta. Pero, de nuevo, podría ayudar la pregunta: ¿es sostenible? A veces aguantamos mucho en atmósferas que nos envenenan, o que nos enfadan, porque son como un constante atropello. Si alguna se siente en esas, podría ayudar pensar en los tiempos de la rabia. 

Por ejemplo: esto que hoy me enfada o me irrita, ¿es puntual, o es algo con lo que estoy lidiando desde hace tiempo? Si lleva irritándome desde hace tiempo, ¿por qué sigo ahí? Naturalmente, es ingenuo pensar que podemos abandonar todas las situaciones que nos hacen mal y ya está. Habrá muchas que podamos cortar por lo sano fácilmente. Pero otras, no. Y ahí es donde tenemos que aprender a gestionar las cosas a otro nivel de complejidad. 

Pero, incluso si nos sentimos presionadas a hacer de tripas corazón y prolongar aún más nuestra resistencia, pensemos. 

¿Cómo sería aguantar para siempre? ¿Cómo sería vivir cada día, en un eterno bucle, eso que nos enoja? ¿Cómo podemos hacer ya lo imposible, y transformar las cosas? 

La cuadratura de Marte y Plutón es difícil de manejar. Pero puede llevarnos más allá de los límites, donde hay menos que perder. Donde es más fácil ver las cosas distinto y conquistar nuestro derecho a cambiar las cosas. Y hacernos con el poder de tomar la acción. Porque, si no actuamos, algo más definirá el mapa.

martecuadraturapluton

¿Cómo nos afecta esta Luna Nueva?

Como veis, esta lunación no es nada sencilla. Exaltadas emociones precipitan los hechos; incipientes sensaciones nutren la acción hacia algo irreversible. Podemos aprovechar esta Luna Nueva para aprender a escucharnos mejor, y para poner en el punto de mira todo eso que siempre necesitamos y nunca reconocimos. O todo eso que necesitamos pero no creímos posible. 

Esta lunación viene incómoda. Pero es una incomodidad que pica para curar. Porque lo que molesta ahora puede motivar grandes determinaciones que venían haciéndonos mucha falta desde hacía tiempo. 

Si en vuestra carta natal tenéis planetas o cúspides en torno al grado 7 de los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra o Capricornio), sentiréis más esta lunación. 

Mirad en qué casa de vuestra carta natal cae el grado 7 de Cáncer, y dónde cae el grado 7 de Aries, porque será en esos escenarios de vida donde sentiremos una demanda algo exigente de sensibilidad, actividad y capacidad de reacción. 

También podrían ser ámbitos de vida en los que necesitemos hacer las cosas de un modo distinto al habitual, abandonar inercias, transgredir prejuicios o impulsar un proceso más independiente o autónomo.

Feliz Luna Nueva, chichis!!!
Un abrazo gigante!


 

Comentarios

  1. Es increíble, increíble la forma como escribes y compartes tu conocimiento sobre los movimientos planetarios! Hay tanta poesía y belleza en tus frases, son potentes las imágenes y palabras que usas. Es maravilloso y tan generoso tu trabajo! Muchas gracias por tanto amor que pones en lo que nos das! Eres mágica! Te tengo presente siempre que quiero leer algo sobre el momento astrológico, eres la primera astróloga en que pienso, la que mas disfruto,la que mas me inspira! Admiro que en una época en que todo es tan corto tus textos sean largos! 💛 (Sandra)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el

Astrología de Noviembre: I have a dream (2022)

  Hola chichis!!! Despedimos octubre por fin, para recibir con los brazos abiertos a noviembre. ¿Qué tal os ha ido el último mes? ¿Podríais sacar ya un balance de cuáles son esos pesos pesados que estáis moviendo? Aún tendremos que esperar a que diciembre esté bien entrado para poder entender del todo lo que se ha movido los últimos días, pero ya vamos avanzando. 📢Escucha este post aquí Noviembre es un mes con muy pocos aspectos y eventos astrológicos. Pero es sencillo únicamente en apariencia. A pesar de que a penas haya grandes titulares, hasta el 23 de noviembre seguimos en plena temporada de eclipses, y el eclipse que nos toca el 8 de noviembre no viene nada fácil.  De algún modo, durante este mes podríamos sentirnos inmersas en un gran asunto que acapara nuestra atención. Un monotema. ¿Es de extrañar, empezando el mes con tantos planetas personales en Escorpio? También tendremos un montón de aspectos que se repiten insistentemente.  ¿Un mes obsesivo, el que viene por delante? Ta