Ir al contenido principal

Planetas retrógrados en tu carta natal ¿cómo te afectan?

Hola chichis!!! Si consideramos que hay planetas que pasan casi la mitad del año retrógrados, como Saturno, Urano, Neptuno y Plutón, no es nada extraño que tengamos planetas retrógrados en nuestra carta natal. De hecho, es muy frecuente tener al menos uno o más planetas retrógrados en nuestra carta.

La idea de que un planeta retrógrado es un planeta bloqueado que plantea pruebas u obstáculos está muy extendida, pero en la experiencia no se observa que se comporten de esa forma en una carta natal. De lo contrario, el mundo se detendría en amplios ámbitos cada vez que un planeta lento entrara retrógrado, y sabemos que la vida sigue siempre hacia delante. 

Entonces ¿qué significa un planeta retrógrado en nuestra carta?

Depende del planeta, del signo y la casa en la que esté, de los aspectos que reciba y de la importancia que tenga en la carta como conjunto. Pero en general, un planeta retrógrado indica una mayor reflexión acerca de su energía.

En la práctica, esto puede manifestarse de diferentes formas.

A veces las personas con un determinado planeta retrógrado manejarán su energía con pies de plomo, con una consciencia muy clara de la importancia de ser prudentes con ese tipo de asuntos.

Por ejemplo, alguien con Mercurio retrógrado puede aprender, tras muchas experiencias de perder las llaves de casa, por ejemplo, a prevenir futuros descuidos. Esto puede conducir, con el tiempo, a cierta maestría en la prevención de la pérdida de las llaves. 😉

Otras veces, un planeta retrógrado se expresará alternando épocas de bloqueo de esa energía con otras épocas en que su manejo es muy certero.

Por ejemplo, una persona con Marte retrógrado puede tener etapas de la vida muy focalizadas en el deporte, y otras que, a causa de lesiones por sobreesfuerzos, o simple cansancio, necesite reponerse con una forma de vida más sedentaria.

La mejor forma para comprenderlo es entender que el hecho de que esté retro pone el foco sobre esa energía, demandando de nosotras una atención especial, ya sea para tomar una mayor consciencia sobre los asuntos que rige el planeta, ya sea para expresar intesamente su energía, o ya sea para negar esa energía dejándola en el tintero. 

Esto sugiere que cuando tenemos un planeta retrógrado en nuestra carta, ese planeta nos plantea constantemente la posibilidad de decidir qué actitud tomar frente a las cosas que rige.

Os pongo un ejemplo. Cuando andamos no pensamos en cómo poner los pies: normalmente lo hacemos sin pensar. Bueno, pues si la función de andar "estuviera retrógrada", caminaríamos de forma más reflexiva, tomando consciencia de cómo ponemos los pies o movemos las rodillas.

Probablemente, si intentas caminar ahora pensando en los movimientos que haces, acabes caminando de forma un poco forzada, e incluso incómoda o de apariencia antinatural. ¡Puedes tener algunos tropiezos! Pero con el tiempo, podrías ser una maestra de cómo caminar conscientemente, de la forma más eficaz y saludable posible.

Si este ejemplo sirve para algo, es sobre todo para subrayar el carácter de la retrogradación planetaria como desarrollo.

Por eso las astrólogas kármicas ven en ellos una oportunidad evolutiva. En mi opinión, dar excesiva importancia a la cuestión de si los planetas retrógrados son o no kármicos, nos aporta poco y puede asustarnos o darnos ideas raras.

Por ejemplo, conocer a alguien "especial" el día en que Venus entra retrógrado no significa necesariamente que sea tu alma gemela, ni un amor kármico. Es lo que es, lo que ves ahora y en la realidad. Sin toda esa magia proyectada por tu parte, ¿esa persona merece la pena, tal y como es? Eso es lo importante.

Además, imaginemos: si fuera verdaderamente un amor de una vida pasada, ¿qué? ¿Eso es un tícket directo para un dudoso "amor eterno"? Ay, pronto os escribiré sobre lo que pienso del karma y de todo lo que se dice de él. Os anticipo: ¡es ácido! 😂

Eso sí, como curiosidad, mi experiencia me dice que los planetas retrógrados (sean kármicos o no) tienen un peso muy fuerte de memoria, de retrospectiva, e incluso de nostalgia. Dan cierta tendencia a pensar en las decisiones que tomamos y las experiencias que vivimos en el pasado relacionadas con el planeta que tenemos retrógrado.

Y, a veces, la vida sorprende con acontecimientos de asombrosa sincronía. Por ejemplo, una persona con Venus retrógrado puede experimentar etapas de la vida en que se reencuentra con personas de su pasado, todas concentradas en el tiempo. Es la magia inexplicable, el misterio de la sincronía.

Y ya para concluir: como los planetas retrógrados actúan en la carta natal desde el nacimiento, sus efectos pasan más bien inadvertidos, ya que la persona con planetas retrógrados en su carta es experta en integrarlos, y de hecho su comprensión y experiencia de ese planeta ya están ligadas a su tono retrógrado. 

Así que, en mi opinión, no hay que dar excesiva importancia a nuestros planetas retrógrados. O, al menos, no más importancia que al resto de nuestra carta. Al final lo que importa es la carta en conjunto.

Si queréis saber qué significa la retrogradación, por qué sucede y cómo nos afecta de una forma general, podéis hacerlo aquí. 

Si queréis comentar cómo es vuestra experiencia con algún planeta retrógrado, ¡soy toda oídos! este tema siempre me ha parecido novelero.

Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?


Comentarios

  1. Yo tengo 6 planetas R (3 personales y 3 generacionales), y la verdad es que desde chica he sido DEMASIADO reflexiva y folosofica, reviso todo 2 y 3 veces antes de hacerlo, generando una inseguridad que me ha llevado a estudiarme a mi misma porque es desesperante sentirse insegura.
    Con una luna en aries que me hace ser muy impulsiva, pero despues me arrepiento y quiero recoger la lengua.
    Creo que si tienen una influencia en nosotros, no se si mucha o poca, pero el hecho de que esten moviendose en sentido "contrario" evidentemente les va a dar una connotacion diferente.

    Genial el articulo.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti! Pues entonces serás una maestra gestionando retrogradaciones! Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu manera de enfocar este tema!!! Bastante optimista ❤️ La verdad es que tengo 4 planetas retrógrados: Jupiter, Saturno, Urano y Neptuno... he llegado a pensar que en otra vida me porté realmente mal con tanta energía retrógrada jajaja... sobre todo, me genera inquietud Saturno en este plan. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por leer!

      Es bastante normal tener cuatro y cinco planetas lentos retrógrados, porque pasan casi la mitad del año retro.

      No hay nada de qué preocuparse, simplemente reflexionas más sobre el contexto en el que vives y tu papel en él. Los planetas retrógrados no son malos, ni nos ponen trabas: son oportunidades para comprender.

      Yo nunca los interpreto de forma kármica por ese mismo motivo, parto de la idea de que todas las personas somos inocentes cuando nacemos. En mi opinión pensar en "pecado", aunque sea kármico, no nos ayuda mucho en el presente... Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho la alegórica forma de explicar que usas. Este tema ya me ha quedado muy claro. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…