Ir al contenido principal

Astrología de Noviembre: I have a dream (2022)

 

Hola chichis!!! Despedimos octubre por fin, para recibir con los brazos abiertos a noviembre. ¿Qué tal os ha ido el último mes? ¿Podríais sacar ya un balance de cuáles son esos pesos pesados que estáis moviendo? Aún tendremos que esperar a que diciembre esté bien entrado para poder entender del todo lo que se ha movido los últimos días, pero ya vamos avanzando.

📢Escucha este post aquí

Noviembre es un mes con muy pocos aspectos y eventos astrológicos. Pero es sencillo únicamente en apariencia. A pesar de que a penas haya grandes titulares, hasta el 23 de noviembre seguimos en plena temporada de eclipses, y el eclipse que nos toca el 8 de noviembre no viene nada fácil. 

De algún modo, durante este mes podríamos sentirnos inmersas en un gran asunto que acapara nuestra atención. Un monotema. ¿Es de extrañar, empezando el mes con tantos planetas personales en Escorpio? También tendremos un montón de aspectos que se repiten insistentemente. 

¿Un mes obsesivo, el que viene por delante? Tal vez. Al menos, inicialmente. Porque la forma en que empezamos el mes, y la forma en que lo terminamos, no tienen nada que ver. Vamos de la cruda desnudez a revestir las cosas con gran pompa. ¡Os cuento!

noviembre2022

Comienzo de mes

Los primeros quince días del mes aún tendremos al Sol, a Mercurio y a Venus reunidos en el signo del escorpión, mientras Júpiter y Neptuno suman a la atmósfera más agua. 

Cinco de los 10 planetas estarán en signos de Agua toda esa primera quincena de mes, y a ellos se sumará la Luna en Piscis entre el 2 y el 4 de noviembre. ¿Preparadas para bucear?

Además, hasta el día 8 Marte continúa detenido en el grado 25 de Géminis, tras haber entrado retrógrado el 30 de octubre. Claramente, el clima astral nos dice que, al menos hasta el día 8, presionarnos por sostener el ritmo de actividad habitual puede ser increíblemente frustrante. 

Algo nos estará llamando desde las profundidades a detenernos, a pausar el ritmo, a darnos un respiro. A escuchar lo que sentimos, lo que intuimos, lo que pasa en el lejano e infinito universo interior, en el que no se hace pie ni se toca el fondo. 

El comienzo de noviembre es maravilloso, eso sí, para descansar, recuperar energías, y concedernos una tregua para contemplar la vida, hacer retrospectiva y tratar de ordenar lo que tenemos dentro de una forma más o menos integradora. Podrían ser días terapéuticos y liberadores, también, ideales para resignificar asuntos que nos han cargado emocionalmente el último año, y para meditar en la vida.

astrologianoviembre2022

¿El placer postergado es placer perdido para siempre?

Entre el 5 y el 7 de noviembre, Venus hace exactas su cuadratura a Saturno y su oposición a Urano. Tremendos aspectos, teniendo en cuenta que son la antesala del eclipse en Tauro que tendremos el día 8. A nivel práctico, podríamos sentir la necesidad de tomar distancia y darnos un tiempo de soledad y silencio para observar cómo nos hacen sentir las responsabilidades y los compromisos.

Además, tal vez nos preocupe no tener suficiente de algo: puede ser dinero, puede ser tiempo, puede ser afecto, puede ser cualquier aspecto de la vida que amemos y valoremos. La sensación es la de ver restringido el acceso a la recompensa, mientras la realidad muestra explícitamente una faceta que no habíamos querido confrontar. Algo se siente insuficiente, y amenaza el valor que damos a ciertas cosas.

Por ejemplo, si siempre nos frustra lo mismo, podríamos preguntarnos por qué inistimos en depositar expectativas en lo que ya ha demostrado regirse por otra dinámica. ¿Eso que nos frustra? No va a cambiar por sí solo. Con tantísimos planetas en signos fijos, no sirve de nada tratar de encajar las aristas rígidas de las piezas de puzzle que no van. 

No podemos forzar lo que no depende de nosotras a que se adecúe a lo que consideramos deseable. 

Así que va a ser muy importante adaptarse, ser flexibles. 

Herencias y deudas (materiales o inmateriales); posesiones, salarios, horarios, expectativas... todo eso se pone sobre la mesa para que reevaluemos con honestidad lo que hay. Pero también, naturalmente, hay una parte muy relacional en este clima. Porque, entre el 8 y el 11 de noviembre, serán Mercurio y el Sol los que sostengan cuadraturas exactas a Saturno y oposiciones exactas a Urano. 

astrologianoviembre

El eclipse

Entre el 5 y el 11 de noviembre, los mensajes, las conversaciones y las noticias llegan sin avisar, catalizando reacciones intensas en las que se concatenan miedos, apegos, inseguridades, juicios, urgencias, pasiones, rechazos, voluntades encontradas. 

¿Nos apoyamos en los recursos adecuados? Gestionar lo que sentimos no es siempre fácil, y a veces, como negación a la evidencia, nos refugiamos en cosas que no nos hacen bien. Dependencias, adicciones, evasiones, justificaciones... ¿Nos estamos obcecando? ¿Qué malabarismos hacemos para evitar lo inevitable?

Creo que también van a ser días para preguntarnos si confiamos en las personas que nos rodean. ¡Podría darse un extremo individualismo! 

¿Es deseo de libertad, lo que me inclina ir a mi aire, o es miedo a que la relación con otras personas exponga mis inseguridades? ¿Damos lugar a la intimidad y a la verdad cuando estamos en compañía? ¿Reconocemos que no somos invulnerables, que proteger la costumbre bajo una dura piel no nos exime para siempre de exponernos? ¿Tiene sentido seguir ocultando lo que nos quema?

Sea lo que sea, eso que nos inquieta, vamos a necesitar dejar de mantener el tipo y asumir qué es insostenible. Porque con el eclipse del 8 de noviembre, regido por este Venus tan tensionado, se caen las veladuras, los autoengaños, las postergaciones. El momento va a ser ya. Ahora. Encendemos el interruptor y miramos las cosas a la luz.

Sobre decir que, con este eclipse, culminan un montón de procesos que se solaparon de forma muy densa a finales de octubre. Tenéis más info en el post que dediqué a los eclipses de esta temporada.

noviembre2022astrologia

La recuperación

Tras el eclipse de Luna en Tauro, que tiene lugar el 8 de noviembre, Marte empieza a moverse poco a poco hacia atrás. ¡Qué alivio que ya no esté estacionario! Ahí empezaríamos a atar cabos sueltos y a accionar progresivamente lo que habíamos dejado en un estado de congelación y espera. Aún es prematuro pretender encontrar respuestas definitivas ante las encrucijadas insistentes de los días previos, pero empezamos a tantear y a preparar el terreno. 

Empezamos a hacer algo, por fin, y la sensación de estar ocupándonos de lo que había tenido que esperar puede ser un gran alivio. 

Mientras tanto, a partir del día 10, Mercurio, Venus y el Sol se acercan al final de Escorpio, desde donde forman aspectos armónicos con Júpiter y Neptuno en Piscis, y con Plutón en Capricornio. Después, los tres planetas irán entrando, seguidos pero a destiempo, en Sagitario. Así que con eso se abre otro capítulo del mes en el que procesar y comprender lo que reveló el eclipse.

noviembreastrologia

Venus y Mercurio se persiguen

Venus va a ser el primer planeta en lanzarse al cambio de atmósfera, formando un trígono exacto a Neptuno el día 10, un séxtil exacto a Plutón el domingo 13, y un trígono a Júpiter en Piscis el día 15. Ya el 16 de noviembre Venus cambia de signo, entrando en Sagitario. Por su parte, Mercurio va a hacer un viaje paralelo y simultáneo, perfeccionando el trígono a Neptuno el día 12, el séxtil a Plutón el día 14, y el trígono a Júpiter el día 16, entrando en Sagi el 17 de noviembre. 

Con todo, tenemos siete días, entre el 10 y el 17, para hablar de asuntos delicados o para entregarnos a reflexiones profundas. 

Serán días geniales para pacificar inquietudes o hallar el sentido de los sucesos, reinterpretando nuestra relación con otras personas o dando espacio a algo más.

También serán días excepcionales para leer, estudiar, investigar, compartir confidencias, liberar peso con actividades creativas o terapéuticas, y esclarecer ideas. Tal vez sintamos, también, gratitud por algo bueno que florece. Inspiración, acompañamiento; reparación, tal vez. 

Cuando Venus y Mercurio entren en Sagitario, el 16 y el 17 de noviembre, también tendremos el Cuarto Menguante en Leo. Esos días, la expresividad y la apertura nos conducen a una atmósfera entretenida, casi festiva. Por fin empezamos a entender alguna cosa que fue opaca y confusa. Lo que sentíamos empieza a tomar sentido.

temporadaescorpio

El triunfo de la renuncia

No obstante, entre el 18 y el 20 de noviembre Marte perfecciona por segunda vez la cuadratura a Neptuno, de modo que esos pueden ser días culminantes para todo lo que nos quede decidir o hacer. Regresamos a una encrucijada o aun conflicto interno que empezó a resultar extenuante ya a principios de octubre, para atar cabos sueltos. No me extrañaría nada que, especialmente en torno al día 18, optemos por renunciar a algo que nos cuesta demasiado sostener. 

Elegir qué frentes no estamos en disposición de luchar, al menos en ese momento, puede ser tremendamente liberador. 

Otra posibilidad es que en ese momento nos decidamos a emprender algún viaje, o más bien una escapada para descansar, si es algo que hayamos estado valorando. Ya, sí, sentiremos que es el momento de sacar los pasajes, así arda el mundo. Ese deseo de evasión o escapada también puede traducirse en el deseo de romper la inercia y trasladarnos a un espacio que invoque algo especial para nosotras. Un espacio para pensar con toda la calma del mundo.

temporadasagitario

El fin de la temporada Escorpio

Con la cuadratura de Marte retro a Neptuno, del 18 al 20 de noviembre, entenderemos que no se va a caer el mundo porque bajemos el ruido un poco. Que echarnos la siesta, hacer excursiones o leer por placer pueden ser tan importantes como cualquier otra cosa de la vida diaria. Que tenemos derecho al ocio, a la diversión y al descanso.

Y, naturalmente, la entrada de planetas en Sagi también contribuye a eso. Si Venus y Mercurio se lanzan primero al cambio de chip que supone la entrada en Sagitario, el Sol sigue sus pasos muy de cerca, favoreciendo el encaje consciente de asuntos que solo habíamos intuido, y ya podemos comprender mejor. 

Pero, también, favoreciendo que salgamos del pozo profundo de las verdades escorpianas para ir al encuentro de una verdad más liviana, más flotante, más amante de lo bueno. 

El 14 y 15 de noviembre, el Sol en Escorpio forma un trígono exacto a Neptuno. El día 18, un séxtil a Plutón, y los días 20 y 21, un trígono con Júpiter. Los días 21 y 22, además, Venus y Mercurio ya hacen una conjunción exacta en Sagitario, justo mientras el Sol hace trígono a su regente, Júpiter, y entra en Sagitario el mismo 22.

¡Tremendo! Esos son días de epifanía, tal vez. Días visionarios, que invitan a disfrutar del viaje hacia el significado, pero sin prescindir de la diversión y los encuentros balsámicos con todo aquello que podamos disfrutar y agradecer. 

El 21 y el 22 de noviembre pueden ser días bien agradables, ideales para celebrar y compartir. Creo que podrían sentirse como si ya pudiéramos respirar aire fresco tras haber estado mucho tiempo adentro de la pecera. Y, de hecho, algo de eso hay verdaderamente, porque solo un día después, el 23 de noviembre, acaba la temporada de eclipses. Y, en general, la sensación es que se sentirá como un final feliz

temporadaeclipses2022

Hablemos de felicidad

El día 22 el Sol entra en Sagitario rodeado de todos esos aspectos maravillosos, y el día 23 la Luna se une al Sol en el primer grado de Sagitario, limpiando la densidad que veníamos trayendo desde octubre, con un cierre por todo lo alto de la temporada de eclipses. Pero es que, además, ese mismo día de la Luna Nueva, Júpiter, su regente, va a entrar directo en el grado 28 de Piscis. Y esto tiene varias lecturas.

En primer lugar, a nivel colectivo las cosas toman una escala colosal, global, incluso solemne. La hinchazón de los precios y las noticias de economía pueden ser un monotemático bombardeo en los noticieros, mezclado con relatos que exaltan el triunfo de la actitud y la sonrisa y el consumo ante la cara misma de la adversidad. 

Las cosas se visten de lemas motivacionales y guías para poner buena cara al mal tiempo. Pero resultan excesivas, brabuconas, difícilmente tragables. 

Pero más allá de eso, a nivel personal confluyen dos cosas, principalmente. Por un lado, la verdadera sensación de que algún terremoto pasó, se integró, se entendió, y el verdadero impulso festivo de celebrar por todo lo alto que una acumulación de aguas muy densas ya corrió, fluyó y se vio pasar. El cauce emocional se renueva, y con él, nuestro deseo por mirar a un horizonte mejor y desencadenar procesos.

temporadaeclipses2022astrologia

Por otro lado, está el pequeño temita de la felicidad, como cada cual la entienda. Con cuatro planetas en Sagitario, y su regente, Júpiter, en Piscis, vamos a salir flotando muy lejos de la mesura, del balance y de los sanos límites de la realidad. Claro que tenemos derecho a disfrutar de todo eso que alienta la fe en algo mejor. Pero no vendría mal preguntarnos de nuevo dónde estamos poniendo nuestras expectativas y esperanzas, y si es razonable o exagerado poner todos los huevos en la misma cesta. 

El 23 de noviembre puede ser un día mágico, simbólico, felizmente reparador. Pero la otra cara de la feliz burbuja sagitariana es su frágil naturaleza, porque no tiene base firme: solo flota y crece. Y todo lo que aspira a hincharse ilimitadamente acaba encontrando alguna aguja que, incluso siendo pequeñísima, puede hacer estallar la burbuja para devolvernos a tierra. Es la frustración que se esconde tras las ilusiones desbordadas. 

Porque, en las narraciones y los cuentos, el final feliz es el clímax de la historia. Pero luego hay que bajar ese final y regresar al mundo poco mágico de las personas de carne y hueso.

Por ejemplo, cuando vamos a una tienda y hay un objeto que simboliza para nosotras todo un mundo deseado, y lo compramos sin atender a precios ni etiquetas, no pasa mucho tiempo hasta que lo veamos tal y como es: una cosa. Una cosa, solo. A la que tarde o temprano se le pega el polvo, el tiempo, la cotidianeidad. Una cosa que, en casa, ya no es resplandeciente ni mágica. 

Con la atmósfera que se abre a partir de esa Luna Nueva del 23 de noviembre, necesitaremos observar en manos de qué, o de quién, ponemos nuestra felicidad. Porque los cantos de sirena van a ser espectaculares.

climaastralnoviembre2022

Últimos días de noviembre

Finalmente, entre el 27 y el 30 de noviembre la Luna va ganando luz poco a poco, mientras regresan un poco el realismo y el saludable autocontrol, con Marte en trígono a Saturno una vez más. Serán días de mayor concentración, espectaculares para estudiar o sacar adelante tareas intelectuales que hubiéramos tenido pendientes. Las decisiones pendientes también podrían alcanzar mayor definición. 

De hecho, Mercurio y Venus estarán dibujando una oposición a Marte el 29 y el 30 de noviembre, mientras forman, simultáneamente, séxtiles a Saturno. Ahí está la oportunidad de prepararnos para emprender iniciativas bien planificadas, gestionando de forma excelente los tiempos y las formas para sacar adelante algo muy valioso, en lo que hemos puesto muchas esperanzas.

Simultáneamente, esos últimos días del mes serán estupendos para discernir las múltiples posibilidades que hay ante nosotras, estudiando las potenciales consecuencias de las cosas que tenemos entre manos, y creando una respuesta asertiva que ayude a lo que nos proponemos. Podrían ser días proclives al debate y a la búsqueda de soluciones a largo plazo. 

De un modo u otro, el Cuarto Creciente en Piscis el último día del mes sugiere que ya estamos en disposición de actuar para disolver viejos obstáculos y trascender miedos limitantes. 

Van a ser días atrevidos, valientes, en los que, tal vez, lluevan las iniciativas. Más de una persona se atreverá por fin a tocar a la puerta a la que lleva deseando llamar desde hace mucho tiempo. 

Al fin y al cabo, para cuando despidamos noviembre habremos realizado un gigante viaje, y esos días de final de mes estaremos mucho más claras sobre nuestras motivaciones para emprender algo. Cuando, en diciembre, Júpiter regrese a Aries, se hará visible el tiro de gracia que precipita la carrera. Simplemente, tengamos cuidado a finales de noviembre con la competitividad abrasiva. El lema de "I have a dream" funciona mejor reparando en las demás, aunando deseos, honrando a los apoyos . 

Feliz mes, chichis!!!
Un abrazo grande!

Comentarios

  1. muchas gracias por guiarnos cada mes con tu conocimiento

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por compartir todo este conocimiento con nosotras.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, muy claro y al punto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el