Ir al contenido principal

El retorno de las brujas y el poder de la naturaleza

 

Hola chichis!!! Por aquí ya aparecen la niebla, las arañas y las calabazas, así que me apetece hablar de magia y brujas. Recientemente se habla mucho del retorno de las brujas, ante el innegable y creciente interés de la gente por prácticas y creencias poco ortodoxas. 

📢Escucha este post aquí (16oct)

Quien más y quien menos consulta astrología, tarot, o hace pequeños rituales con plantas, aceites o piedras. Y este fenómeno social deja estupefactas a muchas personas. Así que me perdonaréis la extensión, pero es un tema que me apasiona sobre el que siempre había querido hablar.

brujas

Cada sociedad define sus propias creencias de acuerdo a lo que la rodea, y a cómo se relaciona con su entorno. Lo sagrado siempre ha sido una expresión de lo humano. Al fin y al cabo, es la gente quien ha creado divinidades y creencias. Pero ¿por qué ahora, este retorno de las brujas? Si alguna vez se fueron.

La edad del sincretismo

Vivimos en la era del individualismo, pero obviamente esto no siempre ha sido así. De hecho, hay tantas formas de entender lo que significa ser persona como cosmovisiones diferentes. Quienes nos apasionamos por la astrología hablamos de arquetipos y símbolos, pero no siempre los pensamos con perspectiva histórica.

Cuanto más aprendemos de símbolos, más aprendemos de quiénes fueron esas personas que nacieron y murieron mucho antes que nosotras, y cómo veían el mundo.

Además de eso, con la globalización se ha abierto muchísimo la manera que tenemos de mirar a la vida, y muchas personas se inspiran en creencias de distintas raíces para conformar a la carta su propia fe, o incluso sus propias prácticas rituales. 

ritualespracticasmagicas

El auge de la astrología, el tarot y los rituales

En este marco, es un hecho que la astrología, el tarot y los rituales brujiles han vuelto con mucha fuerza, sobre todo para personas que buscan ahí una conexión con algo más. O incluso un cambio de paradigma, que nos permita pensar en la vida más allá del utilitarismo que hemos arrastrado durante décadas de explosión productiva y consumista.

Muchas personas sentimos, hoy en día, que la vida tiene necesariamente que ser algo más, aparte de producir o de ser útil al sistema. 

En este panorama, las religiones de libro pierden fuelle, incapaces de responder a nuestra necesidad de personalizar creativamente el sentido que damos a nuestra vida. Y ahí es donde vuelven las brujas. Cuando yo era pequeña, aún algunas personas lanzaban la etiqueta de bruja a ciertas mujeres, con intención de insultarlas. Qué viaje hermoso e intenso el de las brujas de las últimas décadas: hoy en día muchas personas se identifican orgullosamente con el calificativo de bruja.

Porque, desde que dijimos que somos las nietas de las brujas que no lograron quemar, cada vez más mujeres buscan una conexión con sus abuelas, preguntándose cómo hacer que vuelvan la magia y el significado. O cómo resignificar y dignificar lo que ellas hacían. Sin embargo, más que cosa exclusiva de mujeres, este regreso al pensamiento mágico es más una cuestión generacional.

poderfemeninonaturaleza

Del colapso al experimento

En el colapso de la narrativa mercantil y utilitarista, cuando se habla de personas como si fueran excedentes humanos, y el problema de la exclusión y la precariedad está cada vez más presionante, volvemos a la magia.

Habrá quien diga que es una vía de escape, consumista como cualquier otra forma de entretenimiento popular, o incluso un impulso retro y nostálgico, por el que traemos de vuelta un pasado infantil fantasioso y creyente para encontrar ahí un refugio.

Pero, a pesar de su fascinación por lo fantástico, la magia de hoy es realista. Después de leer un montón de artículos sobre el tema, parece claro que quienes practican rituales, hacen pócimas y desenredan sueños o estrellas no están buscando ahí una varita mágica al estilo Disney. 

¿Qué buscamos, en el retorno de las brujas? Pienso que buscamos dos cosas bien sencillas, de las que tenemos una sed imperiosa: naturaleza, y sentido de pertenencia.

 magianaturaleza

El mundo que enmudeció

Cuanto más individualista se ha hecho nuestra mirada ante el mundo, más se ha abierto nuestra brecha con la naturaleza. La fruta llega a nuestra casa envuelta en plástico, y los árboles de la calle beben vida a duras penas, amargando sus raíces bajo el asfalto.

Muchas personas viven sin ver las estrellas, ocultas bajo una nube naranja e incierta. No sabemos los nombres de las flores ni las hierbas, y forzamos a nuestro cuerpo a cumplir los dictados de la mente, sin escuchar lo que nos dice; ignorando sus ciclos y sus instintos.

Parece que muchas personas estamos ya cansadas de forzarnos a encajar en este mundo sintético, en el que la impersonalidad de los materiales que nos rodean no nos transmite nada. 

El plástico es mudo de leyendas. No evoca, no sugiere. No respeta a la tierra, ni a los animales, ni a la vida. Cuanto más devoramos nuestro interior más devoramos a la naturaleza. Y creamos muerte alrededor.

Lo que nos rodea no transmite, no conecta. Tal vez enuncia, únicamente, la lamentable explotación que sostiene nuestro mundo. Sobre el Made in Bangladesh de nuestra chaqueta hubo una vez manos infantiles que debían haber estado jugando, en lugar de trabajar para malvivir. Estamos hartas del dolor. El dolor penetra en nuestra vida y nos corroe por dentro.

brujasmodernas

Anhelos de bruja

El regreso de las brujas es una declaración de intenciones: necesitamos leyendas, necesitamos raíces, necesitamos formar parte de un todo y crear un amor por la vida que repare nuestra relación con el entorno. 

No queremos más una vida que nos haga sentir muertas por dentro. Sin embargo, sabemos reconocer también los logros de la civilización, y amamos la parte más luminosa de sus modernizaciones. 

Las brujas de hoy también son prácticas, también pagan facturas, ven pelis, van al médico, y todo lo demás. Porque somos seres sociales, y todas las personas somos hijas de nuestro tiempo.

Pero buscamos algo más. Hoy una hierba silvestre o una gema son mágicas, porque son una declaración de un mundo de posibilidades. Parecen una puerta a algo que nos falta. Necesitamos reconectar con lo natural. Aprender de ello, tirando del hilo de su misteriosa y evocadora historia.

nochedebrujas

El ritual es poesía

¿Cuántos mundos vio nacer y morir un trozo de cuarzo? ¿Qué vida ancestral aguarda en la resina milenaria de un trozo de ámbar? ¿En qué costas ahondó la caracola? ¿Qué sol alimentó ese trozo de romero, cómo se abrió al rocío en la noche? Necesitamos poesía que nutra nuestro interior, sediento de conexión. Y la poesía no está solamente en las palabras. 

También con los rituales podemos hacer poesía, creando una narración propia que combine amistosamente lo que es importante para nosotras. A menudo ocurre que no es suficiente con creer. Toda creencia termina por manifestarse en forma de rituales; prácticas que expresen y desarrollen las creencias en una experiencia. 

Los rituales son tan viejos como la humanidad. Nunca han desaparecido, y sin embargo, ahora podemos decir que han vuelto.

Somos libres de tomar una hierba, una roca o un vaso de agua y crear un ritual poético que nos conecte con nuestro interior, con la naturaleza y con las demás personas que nos rodean. Eso no quiere decir que estemos chifladas. Quiere decir que tenemos derecho a ser excéntricas si es preciso, sobre todo con el propósito de encontrarnos a nosotras mismas.

ritualbrujanaturaleza

La libertad de la bruja

Si no soy solo lo que este mundo dice que soy, tendré que buscarme más allá de sus normas. Por eso ser bruja es, como siempre ha sido, transgresión. 

Quien busca conectar con lo que el mundo le niega, a través de rituales y prácticas creativas, siempre transgrede lo correcto. Lo brujil tiene algo descarado. Valiente. Y por eso nos gusta.

Habrá quien lo vea como una actitud caprichosa e irrealista ante la vida. Pero ir más allá de lo útil y lo riguroso, ir más allá de la norma, alumbra mundos de posibilidades. 

Mientras no dañemos a nadie, y seamos suficientemente razonables para que no tenga un impacto negativo en nuestra propia vida, ¿a quién le importa si susurro al agua, si abrazo a un viejo árbol, si saludo a la tierra o si regalo frutos al mar? Lo brujil es tolerante. No pretende convencer. Y no necesita justificar.

brujeriaastrologiatarot

Una cuestión de sensibilidad

Lo brujil es una cuestión de sensibilidad. Os pongo un ejemplo. 

Un pan industrial transmite algo funcional, poco interesante. Incluso puede transmitir cierto recelo, porque no sabemos si será bueno o no para nosotras. Leemos los ingredientes, y nos seguimos preguntando, con desconfianza, en qué condiciones se habrá producido la harina de la que está hecho. No sabemos si se habrá producido en una fábrica ruidosa, rodeado de gente enajenada que en realidad no quiere estar ahí. 

Al desarmar el empaquetado rompemos bolsas, deshacemos nudos, tiramos los restos a la papelera, probablemente demasiado llena. Hay algo precipitado en toda esa experiencia, que da continuidad a una forma de vivir estresante. Y no es necesariamente malo comer pan industrial, aquí no se trata de eso. Sino de entender qué nos transmiten las cosas.

intuicionbruja

Por otro lado, tengo una amiga que está empezando a hacer panes, con flores que crecen en su huerto. 

Detenernos a hacer un pan de flores, en un mundo como este, es casi una intervención que desordena las leyes del mundo. 

El pan de flores es, a la vez, creación y rito mágico. Un conjuro por el que, al alimentarnos, nos llenamos de fe en que hacer las cosas distinto es posible. Puesto que es especial y evoca la bella experiencia por la que fue creado, lo comemos con consciencia, y hacemos de ello un acontecimiento.  

No se trata de que el pan tenga por sí mismo una energía u otra. Aunque hay quien lo expresaría así. Se trata de que las personas tenemos una parte simbólica, innegable, por la que somos sensibles a las connotaciones de las cosas, y nos dejamos afectar por ellas. 

ritualesbrujasmagia

Lo natural como espacio sagrado

Ya os he comentado alguna vez que yo estudié ciencias sociales y arte. Gran parte del arte del siglo XX buscó ritualizar el momento de creación, o de lograr que el espacio artístico conectara a la gente con lo sagrado y lo extracotidiano. Algo que por ejemplo abrió paso a la performance.

Ahora, cuando se populariza la idea, e incluso cuando se lleva a lo doméstico, curiosamente se comprende poco. Las brujas son creadoras de espacios sagrados. 

Y logran hacerlo a pesar de la estrecha cosmovisión que hemos heredado del mundo del cemento. Precisamente, porque buscan echar sus raíces en otro sitio. Si hemos tenido demasiado del padre cemento, buscamos beber de la madre naturaleza.

No es casualidad que el retorno de las brujas venga fuertemente anclado al feminismo. Cuando una persona dice de sí misma que es bruja, y crea su propio marco de creencias y su propio relato ante la vida, con sus propios rituales, desafía a la lógica patriarcal.

Y aún hay feministas que temen no ser consideradas serias si cometen el aparente desliz de interesarse por cosas poco enciclopédicas; poco ortodoxas. Pero es importante respetarnos unas a otras, porque cada una lucha desde donde puede, y desde donde se le da mejor.

poderfemeninonatural

Del mito al logos

La idea transversal en la que se fundamenta nuestro mundo es que la historia tiene un avance lineal y progresivo, por el que algún día el pensamiento lógico venció al mito. Nos lo enseñan en clase: el paso del mito al logos se celebra. Se celebra especialmente desde hace un par de siglos. Y se celebra especialmente reconociendo la genialidad de hombres próceres.

Pero la gente ha estado siempre enraizada en otra cosa. La historia transcurrió en ciclos, enredos, avances y retrocesos, multiplicando sus expresiones y sus cosmovisiones en ramas que hoy nos ponen delante sus misterios. Y que tienen muy poco de lineal.

Y a pesar de que el relato oficial que nos enseñan es que la razón triunfó, no ha habido cultura que no haya practicado (y practique) la magia. 

La historia de la magia es la historia de la humanidad creando y recreando su relación con el entorno. Comparada con el pensamiento mágico, la razón es solo un suspiro reciente, raro en nuestra historia.

ritualmagicohalloween

Brujas y sensatas

Ni siquiera deberíamos contraponer razón y pensamiento mágico. Porque una persona puede ser muy razonable, y aún así tendrá pensamiento mágico en muchas cosas. Lo irracional es parte de la humanidad. 

Pongamos en práctica la razón para lo que requiera ser razonables. Pero no nos cortemos las alas: necesitamos conectar con lo que precisamente se nos escapa y nos atrae al mismo tiempo. Permitirnos explorar el laberinto misterioso de estar vivas, siempre y cuando nos haga sentir bien y sepamos cómo volver.

Cada vez que conectamos con algo que nos lleva más allá del logos, la magia sucede. 

Más allá de la razón, hay un espacio de libertad fuertemente humano; un fondo humano extraordinariamente creativo del que han salido todas las cosmovisiones, lleno de fe y fascinación por el misterio mismo de vivir. Dúctil, adaptable, explorador. Poroso a dejarse atravesar por las cosas para descubrirlas de un modo trascendente.

Tal vez ser bruja no sea una moda. Tal vez sea, de hecho, algo muy humano. Algo que nos llama a interpretar libremente el mundo, y a amistarnos con él, para enriquecer el tiempo que pasamos aquí con instantes verdaderamente hermosos en los que nos reencontramos con la presencia de las cosas.

Un abrazo grande! 

¿Quieres hacer una consulta astrológica?

Comentarios

  1. Qué bello texto, tan lleno de poesía y de verdad. Cayó en el momento justo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, bella! Me alegro de que te gustara, está hecho con cariño. Abrazos!

      Eliminar
  2. Hola Ava,

    Es un texto precioso, que viene en un momento idóneo. Y tiene algo de curativo también ;)

    Yo siempre he creído en la magia, en aquello que no se puede explicar porque se ha de sentir. Aprendí de mi abuela que "a las divinidades no hay que hacerles ofrendas obligatorias, porque claro, son divinidades inmortales y tienen más tiempo que ella, que tiene que dar de comer a 4 hijos y un marido, por lo que cuando pueda, le rendirá sus respetos". Siempre me río mucho cuando mi madre lo cuenta.

    Para mí, la magia reside en la vida misma, pero nos hemos acostumbrado tanto a ello que lo vemos como algo normal y rutinario, algo que incluso, ha perdido su importancia. Me sentí muy identificada con la explicación de esa magia que hicieron en una película, la de "Hermano Oso", aun cuando no soy mucho de Disney (demasiadas princesas necesitadas de rescate, mucha purpurina y exceso de azúcar). En "Hermano Oso" dicen que la magia reside en la naturaleza, en la vida misma. Hay magia cuando de una semilla nace un árbol, que crece, que florece, y que da sus frutos. Las estaciones cambian, los campos se tiñen de colores diferentes con el pasar del tiempo. ¿Cómo negar la magia cuando somos capaces de dar y crear vida? Pueden explicarlo con ciencia, pero no crearlo con ciencia. Pueden explicar científicamente que una vida humana se forma con la unión de dos células, pueden crear esa vida "in vitro" e implartarla en un útero, pero esas células necesarias, no se pueden crear.

    Por eso la magia ha de sentirse, ha de vivirse. Cada cual la vive a su manera, cada cual la interpreta a su manera, y a veces duele ver cómo viviendo supuestamente en la era de la libertad de expresión, una no pueda decir que siente la vida de la corteza de un árbol sin que la miren como si fuera Luna Lovegood.

    Pero tanto nos hemos acostumbrado a la vida, a su paso, los cambios que nos traen, en este mundo de tecnología, plástico y cemento, que olvidamos fijarnos en el mero detalle, de que esa magia la que nos mantiene con vida, y de la que nacimos.

    Hace un par de meses tuve la oportunidad de hacer mi primera ruta de senderismo, y llegué a una pequeña cascada en las montañas. Es increíble la fuerza que lleva la caída de tan solo 2m de agua, que a poca distancia es suave como la seda. Recuerdo colocarme lo ma´s cerca que pude bajo esa caída, y la sensación de libertad, de purificación, y de sentirme parte de un todo colosal y mágico era casi palpable. La sensación de paz, de poder deshacerme de un peso sobre los hombros que no sabía que tenía, sumado a la luna nueva de ese día, me hicieron sentir que renacía, que era perdonada, y que al mismo tiempo, era animada a continuar. Fue una experiencia inolvidable, y eso que el agua estaba helada, pero incluso esa heladez fue puesta en segundo plano cuando me bajo el agua. Eso sí, no secarme bien el pelo tuvo como consecuencia arrastrar un resfriado de unos cuantos días ^^'

    Se siente mucho el cariño con el que has escrito esto, que invita a que nos paremos un poco a observar, no como el turista que viaja con prisas y dice qué bonito es el paisaje y rápidamente pasa otra cosa, sino que invita a que nos paremos a observar realmente ese paisaje y disfrutemos de la magia que es poder verlo con colores brillantes, de sentir en viento a nuestro paso y escuchar lo que nos quiere decir. Porque la madre tierra siempre tiene algo que decirnos, como buena madre que es.

    Disculpa que sea tan largo, pero se ve que me sentía inspirada esta noche.
    Muchas gracias.

    Codex314.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Qué bello, es muy hermoso tu texto. Me siento muy identificada con tu experiencia mágica en la naturaleza. Muchas gracias por compartirlo. Un abrazo enorme!!!

      Eliminar
  3. Me encantó conectar con todo lo que escribiste Ava, una se siente acompañada. Gracias por plasmar estas palabras que traen sentido a mi camino y reconozco no sentirme perdida por mis delirios de ideas, acciones, proyectos.
    Te abrazo fuerte desde otra geografía.

    Saludos
    Ana Emilia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bella!
      Qué gusto compartir contigo, y saber de ti.
      Te mando un abrazo gigante!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Saturno (que entró directo en septiembre). Una cuadratura bastante conflictiva que hasta el 20 de octubre tensionará también a Plutón y Júpiter. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!
La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas, la acción y la toma de decisiones va a ser difícil. Sentimos la presión, pero con el freno de mano echado. Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infunde esperanza, y una reparadora ilusión que nos moverá a buscar otros horizontes durante todo el mes.
Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo qu…

Mercurio retrógrado en Escorpio: el momento de la verdad

Hola chichis!!! Esta retrogradación de Mercurio viene fuerte. Estoy deseando que empiece 2021 para hablar de algo más allá de las continuas emergencias astrológicas del 2020, pero, al menos por ahora, nos viene una nueva cucharada de clima astral cargadísimo.  📢Escucha este post aquí
Mercurio entró en sombra pre-retrógrada el 23 de septiembre, así que principalmente estaremos repasando asuntos que hayamos estado pensando, hablando o tanteando desde esas fechas. Pero, por supuesto, la revisión propia de Mercurio retro va mucho más allá. ¿Cuándo entra retrógrado? ¡En martes 13!
Mercurio entra retro el 13 de octubre por la noche: sí, un Martes 13. 😂 Y lo hace en el 11º de Escorpio, el signo de las profundidades emocionales, que indaga hasta las vísceras de cada cuestión para permitirnos ver más allá de las apariencias. Escorpio alumbra la parte más auténtica de las cosas, poniéndonos delante verdades que transforman la manera en que las habíamos experimentado y entendido.  Nos adentramos e…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…