Ir al contenido principal

A propósito del karma


Hola chichis!!! Recientemente me habéis hecho muchas preguntas sobre temas kármicos. Y, en general, cuando me preguntáis por esas cosas lo hacéis muy preocupadas. Como esta semana ya lo he hablado individualmente con algunas, os cuento a todas cómo lo veo.

Independientemente de las creencias de cada una, me gustaría invitaros a que pensemos sobre el karma desde un punto de vista práctico. ¿Qué nos aporta para afrontar nuestros conflictos? ¿Qué nos aporta para buscar soluciones, o para sentirnos mejor?

El karma y la pasividad frente al destino

Cuando pensamos que un amor que nos hace sufrir es kármico, que padecemos una enfermedad como expiación de "pecados" que no recordamos, o que algún ámbito de nuestra vida está bloqueado por algo que hicimos en vidas pasadas, y en definitiva, cuando pensamos que lo que nos trae de cabeza es un destino kármico, SUFRIMOS.

Porque vemos las situaciones adversas como algo predestinado que queda fuera del ámbito de nuestras decisiones. Consecuentemente, las vivimos "como por obligación", con cierta pasividad, aceptando esa dosis de sufrimiento en nuestras vidas que, en realidad, NO NOS MERECEMOS.

Repito: no merecemos sufrir. 

En la forma de ver la vida que impera en estos tiempos tan competitivos y agresivos, se responsabiliza a cada persona individualmente de todos los problemas que atraviesa, como si la voluntad fuera suficiente para "curarnos", para "sanar" dolores que nos son impartidos, y un largo etcétera.

El karma y la culpa

Según mi experiencia, esta forma de ver las cosas no ayuda. Primero, porque nos culpabiliza por atravesar dificultades. Y esto, teniendo en cuenta que a veces atravesamos temas muy crudos, es muy cruel. Además, ¿la culpa... en qué nos ayuda?

Segundo, esta forma de ver las cosas me parece negligente, porque deja fuera del mapa todas circunstancias contextuales asociadas a eso por lo que estamos pasando.

Os pongo en ejemplo simple que todas conocemos. El sistema de castas en la India. Supone que hay personas que han nacido en castas "inferiores" porque es lo que se adecúa al estado evolutivo de su alma. OK. ¿Qué nos dicen los hechos? Uno de los países más desiguales del mundo. No: para nada. El karma no justifica ese abuso.  

Sé que si os gusta el tema kármico no tenéis por qué estar de acuerdo con todo eso de las castas de la India. Pero ¿habéis notado que cuando se habla de desarrollo espiritual y karma se habla frecuentemente de "vibraciones superiores" e "inferiores"? ¿Qué significa eso? ¿De verdad podemos creer que hay personas más evolucionadas que otras? 

Yo, personalmente, tengo fe en la humanidad. Y creo que todas somos igualmente valiosas. Que todas estamos lidiando con algo muy duro. Y que hacemos lo que podemos. Pero esa es mi opinión. ¿Vibraciones altas y bajas, personas más evolucionadas que otras? Yo no creo en eso. Todas tenemos el mismo derecho a una vida digna.

A lo que voy con todo esto: no es tu culpa lo que estás pasando. Además, ¿importa quién es culpable? Lo que importa es salir del pozo.

El sufrimiento no es tu "destino"

Desde un punto de vista práctico, o basado en los hechos observables, hay situaciones difíciles en la vida que, por su crudeza, requieren una perspectiva más resolutiva que la del karma. Para sentirnos bien, creo que no importa demasiado la causa de las situaciones difíciles por las que estamos pasando.

Lo que importa es: ver lo más objetivamente posible la realidad de los retos que enfrentamos, aceptar que es difícil, permitirnos experimentar el dolor como una reacción saludable y natural, y darnos tiempo para procesarlo. 

Y progresivamente, cuando estemos listas, tomar decisiones. Posicionarnos. ACTUAR para salir de esta de la mejor forma posible. 

No pienses que eres la única que está pasando por algo así. Vivimos en un mundo compartido, y por más que creas que estás sola frente a lo que te ocurre, hay muchas otras personas que están pasando lo mismo que tú.

Pide ayuda a la persona adecuada

No pienses que tienes que resolverlo todo por ti misma. Busca ayuda si lo necesitas, pero siempre a las personas adecuadas para ello. 

¿Sufres por un tema de salud física o mental? Ve al médico: por favor, no a consultoras de ángeles, no a videntes, no a astrólogas, no a tarotistas. Desde ya te digo que cualquier profesional honesta, por muy esotérica que sea, te recomendaría visitar a una médico. 

¿Sufres por un tema laboral o económico? No es tu culpa estar desempleada, o ver cómo tus derechos laborales se pierden, o que tu puesto de trabajo impacte negativamente en tu cuerpo y en tus emociones. Busca compañeras con las que plantear sinergias y soluciones comunes. No todo se consigue individualmente con esfuerzo y voluntad. A veces es necesario formar piña.

¿Sufres por un tema amoroso? Por favor: no importa lo que diga vuestra sinastría, o lo mucho que encaje su carta astral con la tuya, o que hayas soñado cosas muy mágicas que te indiquen que es el amor de tu vida. ¿Cómo te trata? ¿Qué sientes después de haber estado con esa persona? ¿Cuál es la realidad, qué hay objetivamente en el tiempo compartido que pasáis? Define límites personales y no dejes que nadie pase por encima. Respétate. Sé fuerte: las próximas experiencias serán mejores. 

Una vez más: por favor, desconfiad de las chamanas que os tratan de convencer de que tenéis un problema que solo ellas detectan, y que solo ellas pueden solucionar. Desconfiad de las personas que os asusten, que os cierren el futuro en dos palabras, o que fomenten vuestra dependencia de sus productos. 

¿Cómo reconocer en quién confiar? Confiad en las personas que os hagan sentir capaces. Que os traigan a tierra. Que os ayuden a entender y resolver vuestros conflictos reales. A veces puede ser la panadera, a veces puede ser una amiga, a veces puede ser una psicóloga, a veces una profesora de baile.

¿Y si toda la carta fuera "kármica"?

Si crees en el karma con total convicción, yo no soy nadie para persuadirte de lo contrario. Pero ten en cuenta lo siguiente. Hay muchas cosas en astrología kármica que se asocian al karma y a las vidas pasadas. La casa 12, los planetas retrógrados, los Nodos... yo, particularmente, no les doy ese sentido. Porque, como os decía, creo que en la práctica no aporta mucho a la lectura.

Pero, en todo caso, os diré que las astrólogas indias, que han desarrollado el tema del karma durante siglos, consideran que TODA LA CARTA es kármica. Es decir: toda la carta colaboraría en nuestra "misión de vida".

En consecuencia, por favor: no os obsesionéis con tal planeta retrógrado y no os asustéis por vuestros planetas en casa 12. Toda vuestra carta colabora para que desarrolléis cuerpo, mente, emoción y "espíritu". Y no hay atajos, ni formas de reboninar ese desarrollo hacia delante: hay que vivir los procesos a tiempo real.

Oye: ¿que la meditación y la gemoterapia te hacen sentir bien? ¿Que para ti es enriquecedor analizar tus sueños y hacer visualizaciones para indagar en vidas pasadas? Estupendo, de verdad: a mí también me gusta. Pero no olvides ocuparte de las cosas tomando decisiones y actuando. No por mucho que meditemos o hagamos gemoterapia vamos a solucionar antes nuestros conflictos.

Y si hay que elegir entre lo que nos dice una ensoñación o lo que nos dicen los hechos observables... chichi, los hechos mandan. ¡Te lo digo yo, que mi Luna en Piscis ya me ha metido en mil laberintos neptunianos! Toque a tierra.

La magia de la realidad

¿Toque a tierra? Puede que penséis que eso es quitarle mucha magia a la vida. Para nada. ¿Visualizáis la imagen de una monja en su celda de piedra, pasando frío, sola, que se pasa la noche rezando? Está desarrollándose espiritualmente como ella quiere, sí, pero se está negando el mundo.

Cuando nos sumergimos en temas nebulosos, espirituales, intuitivos, neptunianos, negando la realidad que nos rodea, nos estamos evadiendo.

La realidad también puede ser mágica, es decir: bella, extracotidiana, asombrosa. Su tipo de magia nos fortalece, en vez de confundirnos y debilitarnos. 

Cuando percibimos el mundo a través de nuestros sentidos, nos sentimos enteras: no hacemos divisiones entre cuerpo, estado anímico o pensamiento. Estamos enteras, listas para participar en la realidad.

Dejando que el tacto, los olores, los sonidos, el aire, las imágenes, las luces del sol, y todos los demás estímulos, nos despierten y nos hagan sentir vivas. Estar vivas es la magia. Disfrutémosla.

Desarrollo espiritual y astrología

En definitiva: como astróloga, mi ética me pide que siempre base mis lecturas en lo que he constatado a través de la experiencia. Y nada me indica que el punto de vista kármico ayude a las personas.

Pero lo que sí he constatado es que a medida que experimentamos tránsitos planetarios en nuestra carta, es decir, a medida que vamos viviendo a través del tiempo, lo que ganamos es MADUREZ. Desarrollo espiritual, para mí, es: MADUREZ. Ser capaz de vivir la realidad de forma coherente y auténtica. 

Posiblemente es un tipo de desarrollo espiritual muy poco glamuroso, pero si tenéis madurez, tenéis mucho ganado. La madurez nos permite confiar en nuestras capacidades de forma realista, afrontar problemas, y explorar soluciones que nos ayuden a superarlos. Nos empodera.

Un gran abrazo chichis!!!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…