Ir al contenido principal

La dinámica de los elementos: signos cardinales, fijos y mutables

Hola chichis!!! Tras haber comprendido la dinámica de los cuatro elementos en astrología, seguimos con esta serie de astrología para principiantes con algo fundamental para comprender los signos sin necesidad de memorizar listas interminables de significados.

Porque, combinando la naturaleza de cada elemento con las cualidades cardinales, fijas y mutables, estaremos listas para comprender cada signo de una forma amplia y adaptable a cualquier situación de la vida. ¡Una forma de comprender la astrología de forma creativa y crítica!

Veréis que las cualidades de los signos tienen muchísimo que ver con la clasificación de las casas en angulares, sucedentes y cadentes. Porque, al igual que la clasificación de las casas, la clasificación de los signos en modalidades cardinal, fija y mutable tiene que ver con el inicio, el desarrollo y el final de procesos. 

Por ejemplo, a cada uno de los cuatro elementos (Fuego, Tierra, Aire y Agua) le corresponden tres signos: uno cardinal, otro fijo y otro mutable. O, lo que es lo mismo, uno que inicia procesos con la dinámica de ese elemento, otro que los desarrolla, y otro que les da fin, abriéndose y preparándose para el inicio de un nuevo proceso en el eterno ciclo del tiempo astrológico.

Modalidad cardinal

Los signos cardinales son los que inauguran los momentos culminantes del ciclo anual de la naturaleza: los solsticios y los equinoccios, dando inicio a las estaciones. ¿Cuáles son los signos cardinales? Aries (fuego), Cáncer (agua), Libra (aire) y Capricornio (tierra).

Si observamos el viaje anual por los doce signos, observaremos que siempre que el Sol pasa por los signos cardinales comienza un proceso natural que lo transforma todo e impacta radicalmente en la vida. Aries da inicio a la primavera, Cáncer da inicio al verano, Libra da inicio al otoño, y Capricornio da inicio al invierno.

Son signos caracterizados por su iniciativa, por su capacidad de instaurar una nueva dirección o un nuevo tono, y por su tendencia a anhelar otro estado, poniéndose en movimiento y tomando la acción para cambiar de dinámica. Son signos emprendedores, que abren camino y que no renuncian a satisfacer sus propósitos, y son tendentes al riesgo y a la confrontación de retos. Tienen un sentido muy fuerte de dirección en la vida, y quieren culminarlo cuanto antes.

Teniendo esto en cuenta, su miedo es perder la batalla o no lograr sus metas.

Los signos de modalidad cardinal son afines a las casas angulares, es decir, a las casas de la carta astral que se sitúan justo después de las cúspides: la casa 1 (Aries), la casa 4 (Cáncer), la casa 7 (Libra) y laa casa 10 (Capricornio).

Modalidad fija

Los signos fijos son los que consolidan un proceso, llevándolo a su maduración y a su expresión más clara. ¿Cuáles son los signos fijos? Tauro (tiera), Leo (fuego), Escorpio (agua) y Acuario (aire).

Siguiendo con el ejemplo de los ciclos naturales a lo largo del año, cuando el Sol transita por los signos fijos vivimos la consolidación de las estaciones. Tauro consolida la primavera, Leo consolida el verano, Escorpio consolida el otoño, y Acuario consolida el invierno.

Son signos caracterizados por su estabilidad, por capacidad de sostener un proceso para llevarlo a su culminación, y por su tendencia a recrearse en lo que ya son. Son signos persistentes,  tendentes a la reafirmación de sí mismos, a la honestidad y al apego. Su posición ante mundo es clara, sin dudas, y tienen el propósito de conservar tenazmente lo que ya tienen, por lo que profundizan y desarrollan al máximo lo que se traen entre manos, fortaleciendo su posición.

Teniendo esto en cuenta, su miedo es perder su escala de valores o su estabilidad.

Los signos de modalidad fija son afines a las casas sucedentes, es decir, a las casas de la carta astral que se sitúan tras las casas angulares: la casa 2 (Tauro), la casa 5 (Leo), la casa 8 (Escorpio) y la casa 11 (Acuario).
 

Modalidad mutable

Los signos mutables son los que establecen un puente entre un proceso y otro: conectan el fin de un proceso con el inicio de otro, y por tanto tienen características de ambos. ¿Cuáles son los signos mutables? Géminis (aire), Virgo (tierra), Sagitario (fuego) y Piscis (agua).

En los ciclos naturales del año, cuando el Sol transita por los signos mutables llega el cambio de estación. Géminis conecta el final de la primavera con el inicio del verano, Virgo conecta el final del verano con el inicio del otoño, Sagitario conecta el final del otoño con el inicio del invierno, y Piscis conecta el final del invierno con el inicio de la primavera.

Son signos caracterizados por su flexibilidad, por su capacidad de abrir un proceso que está acabando para llevarlo a un nuevo inicio, y por su tendencia a multiplicar y explorar nuevas posibilidades. Son signos adaptables, tendentes a la apertura, al desapego, y a la integración de nuevos procesos y experiencias. Tienen la capacidad de moverse con fluidez en situaciones confusas, a pesar de las dudas, y resisten muy bien los momentos críticos, porque no dependen de un orden de cosas. Ambicionan vivirlo todo; conocerlo todo.

Teniendo esto en cuenta, su miedo es verse confinados en limitaciones, perder su libertad de movimiento.

Los signos de modalidad mutable son afines a las casas cadentes, es decir, a las casas de la carta astral que se sitúan al final de cada cuadrante, justo antes de una nueva cúspide: la casa 3 (Géminis), la casa 6 (Virgo), la casa 9 (Sagitario) y la casa 12 (Piscis).

¿Para qué sirve conocer la modalidad de los signos?

Conociendo las características de cada elemento, y las modalidades, podremos deducir cuál es la tónica básica de cada uno de los signos, estudiándolos y aplicándolos como lo que son: pedacitos de tiempo en un ciclo natural.

De esa forma, podremos interpretar nuestra carta astral viendo su dinámica, y no solo una aglomeración de significados que hemos aprendido de forma arbitraria. Esto nos permitirá comprender la importancia de cada signo en la rueda zodiacal, deshaciendo los prejuicios con los que suelen asociarse.

¿Quieres conocer el significado de los signos astrológicos a partir del significado de los elementos y las modalidades? ¡Vamos a entender el fundamento de los arquetipos! 

Para eso, las siguientes preguntas serían: ¿cómo afecta a cada elemento la dinámica de las modalidades? O lo que es lo mismo, ¿cuál es la diferencia entre los tres signos de cada elemento?

Y ¿cuál es el ciclo completo de todos los signos a través el año? O lo que es lo mismo, ¿cuál es el significado de los doce signos viéndolos como un proceso conjunto?

Espero que esto os sirva para comprender mejor los fundamentos de la astrología. Si queréis seguir aprendiendo cosas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Preguntadme lo que queráis! Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…