Ir al contenido principal

Ascendente y Medio Cielo: las cúspides de la carta astral

Hola chichis!!! Como me he propuesto hacer una serie de artículos de astrología para principiantes, hoy os hablo de las cúspides de la carta astral. No olvidéis los consejos que os di sobre cómo estudiar astrología para que no os volváis locas con tanta información. De todas formas, ya sabéis que tenéis a vuestra disposición la página inicial de astrología para principiantes, donde encontraréis un índice de cosas fundamentales en el abecedario astrológico. Y en astrología, ¿qué hay más fundamental que las cúspides?

La carta astral representa la posición de los planetas en determinado momento, desde un punto de vista geocéntrico. Es decir, en el centro de la rueda estaríamos nosotras. Alrededor de nosotras, la rueda de cuerpos celestes en el firmamento sigue girando, por lo que la carta astral es la representación de un instante en el viaje de los planetas y cúspides, que nunca se detienen. Esto ayuda a comprender que la carta astral es la representación visual de un proceso dinámico, de un ciclo.

Las cúspides de la carta astral representan el movimiento rotativo de la tierra, y cómo la rotación terrestre afecta a nuestra percepción del firmamento. Por ejemplo, desde la tierra nos da la sensación de que el Sol sale al amanecer y se esconde al anochecer, "como si" girara alrededor de la tierra día tras día. Pero no hace falta recordar que esto es solo una ilusión: en realidad, es la rotación de la tierra sobre su eje lo que hace que el Sol aparezca por el Este en cada amanecer, y que desaparezca por el Oeste cada anochecer. Recordar esta obviedad nos va a ayudar a comprender la dinámica de las cúspides y las casas mucho mejor.

Atravesando la carta astral, hay dos líneas: la del horizonte y la del meridiano. La situación de estas líneas indica los puntos cardinales de nuestra carta natal, entorno a los que se distribuyen las casas astrológicas. Su ubicación depende enteramente de que el lugar y la hora de nacimiento de la carta sea correcta. Enseguida veréis por qué.

La línea horizontal representa el horizonte terrestre, así que lo que queda por debajo son planetas y signos que "no se veían" en el cielo en el momento en que nacimos, porque estaban por debajo del horizonte. Por ejemplo, si nacimos por la noche, el Sol estará en la mitad inferior de nuestra carta. Por otro lado, en la mitad superior de la carta están los planetas que sí se veían en el cielo cuando nacimos. 
Esta línea cambia de posición notablemente en cuestión minutos: recorre todo el zodíaco en 24 horas; 15 grados por hora. Así que ¡aseguráos de que introducís la hora correcta al levantar vuestra carta natal! 

Porque esta línea horizontal marca dos cúspides o puntos importantísimos de nuestra carta: a la izquierda, el Ascendente, que es el punto Este de nuestra carta, "por el que amanece": es el punto por el que los planetas "entran" en nuestro campo visual cuando la tierra gira, y por tanto se asocia a comienzos y a la forma que tenemos de presentarnos al mundo. A la derecha de la línea del horizonte, está el Descendente, que es el punto por el que "anochece", por el que los planetas "salen" de nuestro campo visual, y representa aquello que sabemos que existe pero pertenece al campo visual de otras personas, y por tanto indica ámbitos de la vida que operan en nosotras a través de otras personas.

La línea vertical representa el meridiano, y es el eje que va desde punto más alto al más bajo del cielo, también conocidos como cenit y nadir, en el momento en que nacimos. Debido a la rotación de la tierra, los planetas que están en la mitad izquierda de nuestra carta natal parecen moverse de forma ascendente hacia el cenit, mientras que los planetas de la derecha parecen estar descendiendo; están de camino al nadir.

La línea vertical del cenit y el nadir marca dos cúspides muy importantes de nuestra carta: el Medio Cielo (que equivale al cenit) y el Fondo del Cielo (que equivale al nadir). El Medio Cielo es el punto más alto de la carta astral, y por tanto es una posición de culminaciones que se relaciona con las ambiciones, la vocación, la misión, los propósitos y la dirección de nuestra vida. El Fondo del Cielo es el punto más bajo: el más oculto; y por tanto representa nuestras raices, nuestra intimidad; nuestro ser más privado. 

Para recordar la dinámica de las cuatro cúspides de la carta astral, recordemos que si nacimos al amanecer, nuestro Sol estará sobre nuestro Ascendente, mientras que si nacimos al anochecer, estará sobre nuestro Descendente. Si nacimos a mediodía, el Sol estará en el Medio Cielo, y si nacimos a medianoche, en el Fondo del Cielo. 

Comprendiendo las cuatro cúspides de nuestra carta astral, ya podemos hacernos una idea de la carta natal como viaje o proceso dinámico. Algo nace o se inicia en el Ascendente, culmina en el Medio Cielo, decrece hasta el Descendente, y finaliza en el Fondo del Cielo, desde donde regresa al Ascendente para volver a empezar el ciclo. Igual que el recorrido diario del Sol.

Como resultado de las dos líneas que marcan las cúspides de nuestra carta astral, la carta queda dividida en cuatro segmentos o cuadrantes. ¿Quieres saber más sobre ellos?  ¡Son importantes para comprender las casas astrológicas!

Espero que esto os haya dado una visión más completa de vuestra carta astral, chichis. Si queréis seguir aprendiendo cositas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Un abrazo!!! 💚 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…