Ir al contenido principal

Ascendente y Medio Cielo: las cúspides de la carta astral

Hola chichis!!! Como me he propuesto hacer una serie de artículos de astrología para principiantes, hoy os hablo de las cúspides de la carta astral. No olvidéis los consejos que os di sobre cómo estudiar astrología para que no os volváis locas con tanta información. De todas formas, ya sabéis que tenéis a vuestra disposición la página inicial de astrología para principiantes, donde encontraréis un índice de cosas fundamentales en el abecedario astrológico. Y en astrología, ¿qué hay más fundamental que las cúspides?

La carta astral representa la posición de los planetas en determinado momento, desde un punto de vista geocéntrico. Es decir, en el centro de la rueda estaríamos nosotras. Alrededor de nosotras, la rueda de cuerpos celestes en el firmamento sigue girando, por lo que la carta astral es la representación de un instante en el viaje de los planetas y cúspides, que nunca se detienen. Esto ayuda a comprender que la carta astral es la representación visual de un proceso dinámico, de un ciclo.

Las cúspides de la carta astral representan el movimiento rotativo de la tierra, y cómo la rotación terrestre afecta a nuestra percepción del firmamento. Por ejemplo, desde la tierra nos da la sensación de que el Sol sale al amanecer y se esconde al anochecer, "como si" girara alrededor de la tierra día tras día. Pero no hace falta recordar que esto es solo una ilusión: en realidad, es la rotación de la tierra sobre su eje lo que hace que el Sol aparezca por el Este en cada amanecer, y que desaparezca por el Oeste cada anochecer. Recordar esta obviedad nos va a ayudar a comprender la dinámica de las cúspides y las casas mucho mejor.

Atravesando la carta astral, hay dos líneas: la del horizonte y la del meridiano. La situación de estas líneas indica los puntos cardinales de nuestra carta natal, entorno a los que se distribuyen las casas astrológicas. Su ubicación depende enteramente de que el lugar y la hora de nacimiento de la carta sea correcta. Enseguida veréis por qué.

La línea horizontal representa el horizonte terrestre, así que lo que queda por debajo son planetas y signos que "no se veían" en el cielo en el momento en que nacimos, porque estaban por debajo del horizonte. Por ejemplo, si nacimos por la noche, el Sol estará en la mitad inferior de nuestra carta. Por otro lado, en la mitad superior de la carta están los planetas que sí se veían en el cielo cuando nacimos. 
Esta línea cambia de posición notablemente en cuestión minutos: recorre todo el zodíaco en 24 horas; 15 grados por hora. Así que ¡aseguráos de que introducís la hora correcta al levantar vuestra carta natal! 

Porque esta línea horizontal marca dos cúspides o puntos importantísimos de nuestra carta: a la izquierda, el Ascendente, que es el punto Este de nuestra carta, "por el que amanece": es el punto por el que los planetas "entran" en nuestro campo visual cuando la tierra gira, y por tanto se asocia a comienzos y a la forma que tenemos de presentarnos al mundo. A la derecha de la línea del horizonte, está el Descendente, que es el punto por el que "anochece", por el que los planetas "salen" de nuestro campo visual, y representa aquello que sabemos que existe pero pertenece al campo visual de otras personas, y por tanto indica ámbitos de la vida que operan en nosotras a través de otras personas.

La línea vertical representa el meridiano, y es el eje que va desde punto más alto al más bajo del cielo, también conocidos como cenit y nadir, en el momento en que nacimos. Debido a la rotación de la tierra, los planetas que están en la mitad izquierda de nuestra carta natal parecen moverse de forma ascendente hacia el cenit, mientras que los planetas de la derecha parecen estar descendiendo; están de camino al nadir.

La línea vertical del cenit y el nadir marca dos cúspides muy importantes de nuestra carta: el Medio Cielo (que equivale al cenit) y el Fondo del Cielo (que equivale al nadir). El Medio Cielo es el punto más alto de la carta astral, y por tanto es una posición de culminaciones que se relaciona con las ambiciones, la vocación, la misión, los propósitos y la dirección de nuestra vida. El Fondo del Cielo es el punto más bajo: el más oculto; y por tanto representa nuestras raices, nuestra intimidad; nuestro ser más privado. 

Para recordar la dinámica de las cuatro cúspides de la carta astral, recordemos que si nacimos al amanecer, nuestro Sol estará sobre nuestro Ascendente, mientras que si nacimos al anochecer, estará sobre nuestro Descendente. Si nacimos a mediodía, el Sol estará en el Medio Cielo, y si nacimos a medianoche, en el Fondo del Cielo. 

Comprendiendo las cuatro cúspides de nuestra carta astral, ya podemos hacernos una idea de la carta natal como viaje o proceso dinámico. Algo nace o se inicia en el Ascendente, culmina en el Medio Cielo, decrece hasta el Descendente, y finaliza en el Fondo del Cielo, desde donde regresa al Ascendente para volver a empezar el ciclo. Igual que el recorrido diario del Sol.

Como resultado de las dos líneas que marcan las cúspides de nuestra carta astral, la carta queda dividida en cuatro segmentos o cuadrantes. ¿Quieres saber más sobre ellos?  ¡Son importantes para comprender las casas astrológicas!

Espero que esto os haya dado una visión más completa de vuestra carta astral, chichis. Si queréis seguir aprendiendo cositas del abecedario astrológico, podéis hacerlo aquí. ¡Un abrazo!!! 💚 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Venus Star Point: la flor de la vida

Hola chichis!!! ¿Habéis oído hablar del Venus Star Point? Es un concepto astrológico bastante moderno que se refiere a las conjunciones de Venus y el Sol, que marcan puntos culminantes en el ciclo de Venus.

📢Escucha este artículo aquí (2mayo)
Son momentos de exhuberancia y belleza en los que revitalizamos nuestras ganas de vivir y disfrutar. Primero os hablo del ciclo de Venus, y luego vemos qué significa el Venus Star Point.
El ciclo de Venus El ciclo de Venus ha sido ampliamente estudiado en astrología, porque se ha vinculado de forma directa con la vida. De hecho, después de las luminarias Venus es el planeta más brillante, y uno de los planetas más importantes de la Antigüedad, junto con el Sol y la Luna.

Numerosas civilizaciones rindieron culto a Venus y ajustaron su calendario a sus ciclos.

El significado de Venus es más profundo de lo que se suele creer, y enraíza con la idea misma de la vida y la naturaleza. De hecho, el ciclo de Venus encaja sorprendentemente bien con los ci…

Eclipse del 5 de junio: solo sé que no sé nada

Hola chichis!!! El 5 de junio vivimos el primer eclipse desde que los Nodos Lunares entraron al eje Géminis-Sagitario: un eclipse penumbral de Luna en Sagitario, sobre el Nodo Sur. Os cuento algunas cosas para comprender qué sucede en este momento, y luego os comento qué temas remueve este evento astrológico.
📢Escucha este post aquí (a partir del 23 de mayo)
¿Qué es un eclipse penumbral de Luna? Un eclipse de Luna sucede cuando el Sol y la Luna se alinean con la Tierra, de modo que la Luna, que está en fase de Llena, pierde su brillo, porque la Tierra le tapa la luz del Sol. En otras palabras, para que suceda un eclipse, debe darse una lunación sobre los Nodos, porque solo es posible que el Sol, la Luna y la Tierra se alineen sobre ese eje.

El eclipse que vivimos ahora es un eclipse penumbral de Luna: es decir, solo la veremos oscurecerse un poquito. ¿Por qué? Porque en realidad la Luna y el Sol se alinearán con los Nodos de una forma un tanto alejada. Para que os hagáis una idea, e…

Junio de 2020: el pasado vuelve

El mes de junio empieza con Luna creciente, aunque con un tono general de contracción que puede instigar tensiones, ya que Júpiter y Plutón están retrógrados en conjunción exacta en el grado 24-25 de Capricornio, y Saturno retro avanzanza para reunirse con ellos. Además, Venus había entrado retrógrado en mayo, y continuará retro casi todo el mes de junio, hasta el día 25. 


Eclipse de Luna directo a las emociones El mes de junio comienza fuerte: el día 5 tenemos un eclipse penumbral de Luna sobre el Nodo Sur, en Sagitario, con Venus retrógrado en conjunción al Sol en Géminis. Los Nodos verdaderos habían entrado en el eje Géminis-Sagitario el 5 de mayo, pero el 4 de junio también los Nodos medios ingresan en Géminis-Sagitario. Y acto seguido, ¡eclipse!

Este eclipse va a vivirse como una culminación cantada a bombo y platillo, porque la energía sagitariana tiende a sobredimensionar las cosas. Una culminación de la que, sin embargo, no vamos a ser del todo conscientes, por el ef…