Ir al contenido principal

Venus en Géminis: hablando del elefante rosa


Hola chichi!!! ¿Qué pasa si te digo "no pienses en un elefante rosa"? Tal vez te has imaginado el enorme trasero rosado con rabito, la trompa, las orejas de Dumbo y las pestañas de elefanta. Eso nos ocurre muchísimo con los tabús, los problemas y los asuntos delicados: cuanto más intentamos no mencionarlos, más espacio ocupan, asfixiándonos. 

Venus en Géminis es un bálsamo para eso. Porque Venus en Géminis tiene la habilidad de hablar sobre el elefante rosa sin levantar ampollas. Te cuento.


Hacerlo fácil

La característica más destacable de Venus en Géminis es el gusto por el humor, esa capacidad de vivir las cosas con un sentido de facilidad y tolerancia que hace la vida más llevadera. A veces el humor se considera superficial o falto de empatía, pero la risa es un arma poderosa que incide directamente en los conflictos para señalarlos sin hacer crecer las heridas.

La risa es un proceso de tomar consciencia; de abordar ese elefante rosa de la habitación que todas ven y nadie se atreve a mencionar. En este sentido, el gusto por la risa puede ser sumamente sanador, porque se empeña en revelar lo que se desearía esconder debajo de la alfombra. Ayuda a dejar de postergar los problemas, y ayuda a ocuparse de ellos de forma amistosa.

En este sentido, es una buena energía para superar dependencias emocionales, situaciones traumáticas u obsesiones. Porque trae tendencia a la variedad, y enseña que se puede poner alegría y ligereza a las situaciones más oscuras. 

El placer de hablar

Venus en Géminis tiene un gran poder para establecer relaciones y caer en gracia, precisamente por esa habilidad para tratar cualquier asunto desde lo que nos une: el deseo de relacionarnos; el deseo de salvar la brecha que nos individualiza a través de la conversación.

Por eso, en esta posición, Venus es gregario, inclusivo, tolerante y simpático. Mientras que en otros signos. Venus en Géminis saca partido a las apariencias, a lo compartido, a lo que fluye entre la gente. Y crea puentes con eso. Deja de centrarse en el "yo" o el "tú", y pone el foco de la conversación en lo que hay en medio de la gente.



Es una energía propia de comunicadoras e informadoras natas. ¡Hay pocas cosas de las que no sepan! Venus en Géminis representa también a la periodista, a la voraz lectora, a la adicta a las noticias de actualidad. Las personas que tienen a Venus en esta posición disfrutan muchísimo del pensamiento, y disfrutan mucho de seguir a la curiosidad.

Es una energía más ingeniosa y ocurrente que reflexiva. Porque no se queda enganchada a los asuntos. Sabe diversificar.


A pesar de moverse en el mundo del pensamiento, la comunicación y la palabra, propias del elemento Aire, Venus en Géminis no es una energía taciturna ni prepotente, aunque quizás les cueste un poco escuchar, porque ¡invita más bien a hablar!

Mente flexible, cuerpo flexible

Venus en Géminis nos trae una grandísima ductilidad mental y una mayor diversidad de las cosas que nos gustan. Eso sí, sus reflexiones y curiosidades partirán de lo cotidiano: esta energía no invita a que nos enredemos en Heidegger. Le interesa más hablar de cosas que comparte el resto de la gente.

Más allá de su exquisita cualidad para hacernos la vida mejor a través del humor, las ideas y la conversación amistosa, Venus en Géminis también habla de disfrutar el dinamismo y el movimiento del cuerpo.

Ir en bicicleta, disfrutar de la velocidad, del baile, de jugar, de la comida rápida, de la compañía, conocer cosas nuevas, entretenerse, divertirse... es una energía exploratoria que nos mueve a desarrollar nuestras inquietudes sin necesidad de que sirvan para algo necesariamente. En el mismo sentido, es una energía bastante tendente al consumismo.



En cuanto a la estética, Venus en Géminis propone un modelo muy interesante de belleza, más bien andrógino, infantil, informal, cómodo y divertido. El aire fluye con libertad y apertura en la estética de Venus en Géminis.

A nivel artístico, por ejemplo, los cómics o los dibujos animados tienen mucho que ver con esta energía. Pero también, como Géminis rige las manos, es una posición propicia para el dibujo, la escritura, las manualidades... Si Venus en Géminis fuera una persona, sería alguien a quien nadie calla, porque confía en su derecho a la voz. Y esto a nivel creativo es interesantísimo, porque asegura un flujo incesante de ocurrencias y de ganas para expresarnos.


Venus en Géminis es una combatiente del humor. Es una hermana, una amiga sencilla y con chispa, que hace que nos demos cuenta de lo que está delante de nuestras narices. 

¡Que lo disfrutéis, chichis!!! Un fuerte abrazo!!!

¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas. Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando. 1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también. El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo S

Diciembre de 2020: broche de oro a un año difícil

Hola chichis!!! Empezamos diciembre con todos los planetas directos, exceptuando a Urano. ¡Entramos en el mes en el que la triple conjunción se deshace definitivamente! Es un mes marcado por un cambio de energía muy fuerte. El mes se inicia en plena temporada de eclipses , y se desarrolla con muchos cambios importantísimos, singulares, con eventos astrológicos que se viven solo una vez en la vida. Primera mitad del mes: soltamos carga El día 2 empezamos con un toque de optimismo muy notable, porque Mercurio, que había estado transitando por Escorpio, entra en Sagitario. Nuestra mente se expande y se tiñe de sed de aventuras: nuestra curiosidad mira a nuevos horizontes. Además, al final de la primera semana de diciembre Venus en Escorpio entra en trígono con Neptuno en Piscis, que como entró directo poco tiempo antes va a dar un tono muy sensible, emotivo e inspirado al mapa astral general.  Lo que nos gusta beberá de las apasionadas raíces emocionales escorpianas, y

Noviembre de 2020: ¡vamos a por todas!

Hola chichis!!! Noviembre calma un poco las cosas, aunque también trae sus propios retos. Lo que destaca del mes son tres cosas: Mercurio y Marte entran directos, por un lado. En segundo lugar, tenemos la tercera y última conjunción Júpiter- Plutón, que será exacta una vez más entre el día 6 y el 19. Nuevamente, el contexto nos lanza sus noticias de impacto. Y en tercer lugar, ¡a final de mes empiea la temporada de eclipses!  Hablaremos de todo ello con detenimiento más adelante. Por ahora, os cuento sobre el mood general del mes. ¿Cómo empezamos el mes? El día 1, el Sol en Escorpio estará haciendo una oposición exacta a Urano en Tauro, justo después de una Luna Llena en Tauro. ¡Empezamos el mes con mucho dinamismo! Un dinamismo que puede hacer que nos sintamos agotadas a medida que avance la primera semana del mes, porque Mercurio en Libra estará haciendo una cuadratura a Saturno hasta el día 7, y el día 8 tenemos Cuarto Menguante. Sin embargo, podemos sentir que las difi