Ir al contenido principal

¿Por qué funciona la astrología?


Hola chichis!!! Hoy sabemos que las estrellas no determinan nuestro "destino", sino ciertas tendencias y dinámicas sobre las que tenemos poder de decisión. Sin embargo, saber qué nos depara el destino ha sido siempre una de las motivaciones más fuertes a la hora de empezar a estudiar y saber astrología. Pero ¿por qué funciona la astrología? Vamos a verlo a partir de su historia.

historiaastrologia

Raíces de la astrología actual

La astrología que utilizamos hoy viene de las astrólogas caldeas, de hace miles años (hay razones para creer que eran mujeres). Su conocimiento fundamentó la astrología helenística y medieval que antecedió a la actual. Pero la astrología es una disciplina viva que siempre ha vivido transformaciones. Por eso hoy podemos hablar de diversas ramas de la astrología, como la astrología feminista, por ejemplo.

¿Cómo se creó la astrología, y por qué? 

El inicio de la astrología se remonta a las civilizaciones más antiguas, que buscaron respuestas en el cielo nocturno (que se veía mucho mejor que ahora, sin contaminación) para tratar de prevenir acontecimientos que amenazaban verdaderamente su seguridad: malas cosechas, guerras de liderazgo, terremotos, sequías...

astrologiaycienciaNo se sabe con certeza cuándo surgió la astrología, pero hay razones para creer que los astros tuvieron cabida en el imaginario de la humanidad desde el neolítico.

Se habla de astrólogas mesopotámicas, persas (como los reyes majos 😉) y egipcias. Pero también las hubo en la India, en China y en las civilizaciones americanas. 

Las mayas, por ejemplo, idearon un sistema de observación de los astros muy ingenioso, que consistía en mirar cómo el cielo se reflejaba sobre la superficie cristalina del agua en una piscina construida a tal efecto. Eso les permitió observar durante mucho más tiempo las estrellas, pero también les permitió cartografiar mejor sus posiciones a lo largo del año.

Las antiguas civilizaciones de todo el mundo, incluso sin haber tenido conexiones culturales entre sí, dieron al calendario solar y lunar un papel preponderante en su gobierno y en su religión, y crearon diferentes sistemas de astrología con arquetipos paralelos, dando significados muy similares a los cuerpos celestes y a su movimiento por el firmamento.

¿Por qué la astrología fue tan importante para las antiguas civilizaciones?

¿Qué explica que los arquetipos astrológicos compartan significados similares en culturas tan distintas? Que están basados en la observación de los ciclos naturales. Capaces de interpretar el movimiento de los astros con precisión, las antiguas identificaron con cuidadosas y tenaces observaciones, a lo largo de generaciones, la relación entre los ciclos astrales y los ciclos históricos y naturales, e identificaron sucesos recurrentes asociados a los ciclos de las estrellas.

La consecuencia más directa de ello fue comprender el tiempo como un ciclo circular en el que los finales y comienzos se sucedían, igual que los ciclos naturales. De hecho, nuestra actual idea de que el tiempo es lineal es una excepción bastante moderna: nuestras antepasadas creían en el eterno retorno. El objeto de estudio de la astrología es, ante todo, el tiempo y sus ciclos.

porquefuncionalaastrologia

El divorcio de ciencia y astrología

Pero un conocimiento, por ser antiguo, no tiene por qué ser mejor, ni ser verdad. Sabemos que muchas de las interpretaciones proféticas que las antiguas civilizaciones hicieron de las estrellas han dado lugar a lamentables paranoias colectivas en la actualidad. Y es que la interpretación astrológica nunca debe entenderse descontextualizada.

laastrologiacomoartearquetipoHasta el siglo XVIII, cuando el conocimiento comenzó a dividirse en disciplinas, las observadoras de las estrellas (que hoy son reconocidas figuras científicas, como Kepler, por ejemplo), eran también astrólogas. A partir del S XVIII, la astronomía y la astrología se dividieron, y se resaltó la carencia de evidencia científica de la astrología para señalarla como una ciencia oculta o pseudociencia.

Sin embargo, y siendo evidente que la astrología no es ni pretende ser una disciplina científica (aunque es la fuente del saber astronómico y psicológico de hoy) los intentos científicos por desmentir su potencial y sus predicciones (a través de la estadística, por ejemplo) siempre han sido poco concluyentes. 

Quienes nos sentimos atraídas y fascinadas por la astrología vemos que funciona, pero no podemos responder con certeza por qué.

¿Por qué funciona la astrología? Arquetipos y mitos

Más que preocuparme por justificar la relación entre los planetas y nosotras, aludiendo a los ciclos lunares y las mareas, o al ciclo solar y las estaciones del año, yo prefiero explicar la astrología desde otro sitio. Porque, de hecho, la astrología arquetípica que utilizamos ahora ya no corresponde con exactitud a la posición actual de los cuerpos estelares del universo, aunque los sigamos teniendo como referentes.

Como todos los sistemas culturales de referencia, los arquetipos astrológicos son revisables, discutibles, transformables. Pero son arquetipos tan complejos, tan matizados a lo largo de los siglos, que resulta complicado encontrarles limitaciones.

Son como los mitos: revelan aspectos profundos de nuestra cultura de los que siempre podemos aprender más.

Entonces, ¿por qué funciona la astrología? ¿Por qué sirve para comprender mejor lo que sucedió en un punto del tiempo? ¿Por qué sirve para predecir lo que va a ocurrir?

laastrologiacomolenguaje

La interpretación astrológica como arte

La astrología es un lenguaje simbólico. Es un sistema para comprender la complejidad que nos rodea, estableciendo relaciones entre cosas que aparentemente no tienen ninguna relación.

astrologiaysentidoInspiradas por los ciclos de la naturaleza, hemos consensuado que determinados signos equivalen a determinadas realidades, igual que sucede en el arte, la poesía, la música, los idiomas, las matemáticas... Pero esta relación no es arbitraria: tiene una lógica interna.

Como lenguaje simbólico, la precisión de la astrología depende enteramente de cómo se articula la lectura de sus símbolos durante la interpretación. Y es que dos astrólogas nunca explicarán de la misma forma los aspectos astrológicos, de la misma manera que dos personas no explicarán igual una película que acaban de ver.

Las variaciones en la interpretación pueden ser sutiles, pero como la interpretación astrológica siempre es creativa, no podemos obviar la importancia de la subjetividad de la intérprete.

Dos pianistas no interpretarán de la misma forma una partitura. Ahora bien: de su virtuosismo dependerá que la partitura cobre vida y despierte cosas en nosotras. Con la astrología pasa lo mismo.

Percibir y articular sentido

Hay lingüistas que señalan que hablar un idioma u otro, o tener o no determinadas palabras para nombrar ciertas cosas, altera la manera que tenemos de comprender el mundo. 

Se sabe que las esquimales tienen en su vocabulario varias palabras para definir diversos matices de blanco. Como en nuestro entorno el blanco no es un color predominante, hemos englobado en "blanco" todos esos matices, y por eso nos costaría muchísimo distinguirlos entre sí. Sin embargo, para quienes pueden nombrarlos, resulta tan sencillo diferenciar esos matices como para nosotras diferenciar el rojo del azul.

Vayamos a un ejemplo menos trillado y más sorprendente: las Himba, en Namibia, tienen una curiosa clasificación del color por la que diferencian al instante matices sutiles de verde (para los que disponen de diferentes nombres), pero no pueden diferenciar el azul del verde, porque los nombran igual.  

lenguajeypercepcionastrologico

Este efecto del lenguaje sobre nuestra percepción es fundamental para comprender la astrología. Como la astrología tiene tan pocas "palabras" (signos, planetas, etc), permite identificar cómo todo se relaciona entre sí, más allá de las palabras con las que clasificamos el mundo en compartimentos estancos.

La astrología, como lenguaje, nos permite articular significados complejos para percibir cosas de la realidad que habitualmente no sabemos identificar.

Cosas como la atmósfera que compartimos las personas durante un momento histórico; el ambiente emocional de determinadas circunstancias; el paso del tiempo y nuestro proceso de maduración; la relación que hay entre cosas que habitualmente no sabríamos cómo conectar... Por ejemplo, el azúcar y el dinero (Venus), el pensamiento y el movimiento (Mercurio), los diamantes y la muerte (Plutón), la autoridad y el tiempo (Saturno), o la ira y el olfato (Marte). 

Escrutar la realidad

El pensamiento astrológico permite mirar al mundo de otra forma. Y comprenderlo. ¿Verdad que cuando comprendemos que tenemos gripe sabemos predecir que la siguiente semana tendremos tos o necesitaremos descanso? Comprender es el motivo de que la astrología funcione. No es magia: es observación. 

Un abrazo chichis!!!

¿Quieres hacer una consulta astrológica?


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Septiembre de 2020: brisas de cambio

Hola chichis!!! Para muchas personas Agosto dejó un clima astral de bloqueos, tensiones y confrontación, pero con un rayito de esperanza creativa y algo de ensoñación. Septiembre toma el testigo: se inicia con todos los planetas lentos retrógrados, y con Marte en sombra. ¡Este mes promete mucho movimiento!

Evasiones piscianas ante la dureza de lo real El mes empieza con el Sol en Virgo dibujando un trígono a Urano retrógrado en Tauro, movilizando muchísima energía que se concentrará en la Luna Llena del día 2, que sucederá en Piscis. La primera semana de septiembre tiene un tono un tanto evasivo que buscará escapes a una realidad más bien dura. Pero también podemos ver cómo algún sueño que habíamos sembrado seis meses atrás culmina. Y por muy modesto que sea, ¡siempre será bien recibido!
Además, los tres primeros días del mes Venus en Cáncer continuará con su dulce trígono a Neptuno, aunque recibiendo la dura oposición de Saturno en Capricornio. Las ilusiones y sensibilidad…

Octubre de 2020: reír la última es reír mejor

Semana 1: a pie de guerra Hola chichis!!! Dejamos el mes pasado con Marte retrógrado en Aries repitiendo sus tensas cuadraturas a Júpiter y Saturno (que entraron directos en septiembre) y a Plutón retro. Una cuadratura bastante conflictiva que dura hasta el 20 de octubre, casi todo el mes. Con esas tensiones de fondo, octubre empieza fuerte: el mismo día 1 inaugura el mes con una Luna Llena... ¡en Aries!

La energía de todo esto es contenida y potencialmente explosiva. Iras, frustraciones, bloqueos y tensiones saltan a la conciencia demandando expresarse, pero con Marte retrógrado formando estas cuadraturas la acción y la toma de decisiones va a ser difícil.

Por suerte, Júpiter, ya directo, vuelve a hacer un duradero séxtil exacto a Neptuno en Piscis, que desde el día 2 nos infundirá una reparadora ilusión que nos orientará hacia otros horizontes durante todo el mes.

Por otro lado, el día 3 Venus entra en Virgo, el signo que mejor gestiona las pequeñas crisis cotidianas,…

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…