Ir al contenido principal

Luna en Capricornio en la carta natal


Hola chichis!!! Vamos a dar algunas pinceladas de lo que es la Luna en Capricornio, aunque por supuesto cómo experimentes tu Luna va a depender de muchas más cosas aparte del signo en el que está, como por ejemplo en qué casa está o qué aspectos forma. Ya sabéis que siempre hay que leer la carta de forma integrada.

¡Una Luna algo compleja!

Lo que necesita una persona con la Luna en Capricornio para sentirse a gusto es estabilidad, así como cosechar un sentido fuerte de progreso vital. De hecho, son Lunas muy resistentes y pacientes, pero pueden sentirse muy desubicadas si no están desarrollando algún tipo de estrategia con la que fortalecer su sentido de seguridad personal.

quesignificalunacapricornio

¡Necesitan avanzar! O, al menos, tener la sensación de que controlan por sí mismas la dirección que está tomando su vida.

En ese sentido, son Lunas bastante independientes, que buscarán ciertos momentos de distanciamiento emocional para evaluar si está todo en orden. Pero también necesitan que se reconozca con justicia el valor de sus experiencias y objetivos.

Porque es gracias a su esfuerzo que conquistan un sentido claro de legitimidad para hacer las cosas que hacen. Son Lunas que necesitan desarrollar algún tipo de técnica o método con el que estructurar y sostener en el tiempo sus esfuerzos, en vías a dar forma a su propio estilo de vida de una manera madura.

Necesitan sentir que en su vida existen culminaciones en forma de logros, o que a medida que atraviesan experiencias avanzan hacia una madurez consistente. De alguna forma, la Luna en Capricornio necesita trabajar para sentirse bien, porque se siente merecedora de disfrute o de afecto cuando ha cumplido con lo que se había propuesto. ¡No antes!

Paralelamente, también es una Luna que necesita afirmar su posición en el mundo a través del reconocimiento, y es mucho más sensible de lo que pudiera parecer a la opinión ajena, especialmente a la opinión de aquellas personas que son referentes para ella, a las que reconocerá su autoridad.

Esto tiene que ver también con la sensación, mientras fueron niñas, de que las personas adultas que las educaron gozaban de verdadera autoridad, y pueden pasar mucho tiempo cuando ya son adultas hablándose a sí mismas con la exigente voz de su madre, de su padre o de la persona que las educara.

No porque estas figuras fueran necesariamente muy exigentes, sino porque las personas con la Luna en Capricornio buscan un sentido de pertenencia a través del mismo hecho de responder a las expectativas que las personas cercanas les inculcaron.

La autoexigencia que viene de ahí es importante, porque su propio sentido de seguridad personal, de identidad íntima, y el equilibrio de su mundo afectivo, depende de su capacidad para hacer lo que se propone, haciendo justicia al listón alto con el que se mide.

Para una persona con la Luna en Capricornio, es importante preguntarse quién ha marcado precisamente ese listón con el que se mide. De alguna forma, su proceso de madurez implica convertirse, por sí misma, en esa voz de autoridad interna que marca la pauta de su propia vida, independizándose de las voces de autoridad que dieron forma a su universo infantil.

En ese sentido, para ellas es fundamental tener claro quién son de forma objetiva, y responder con coherencia y prudencia ante las normas que estructuran la realidad. De hecho, son Lunas con muy poca tolerancia al capricho o al optimismo inmotivado, que se pueden sentir muy incómodas ante lo dubitativo o ante las demostraciones turbulentas de sensibilidad. Son Lunas que desconfían de lo imprevisible, porque no asumen riesgos a la ligera.

¡La ambigüedad les resulta antipática! Porque para ellas es importante tener las cosas claras y hacer lo correcto, asumiendo las normas como una manera de sentirse parte. De la misma forma que acaban por desarrollar hábitos y pautas vitales muy disciplinadas, también esperan de las demás personas que exista una disposición confiable y estable: comprometida.

lunacapricorniocartanatal



De hecho, son Lunas con una gestión del tiempo extraordinaria, milimétrica, que tratan de supeditar las emociones a aquellas responsabilidades que sienten como apremiantes y prioritarias. De ahí que no se comprometan a la ligera con otras personas, porque son celosas de su tiempo. 

De alguna forma, la emotividad o la espontaneidad forzada de otras personas puede hacerlas sentir tan incómodas, o tan desnudas e invadidas, que reaccionan protegiéndose tras una muralla cuando alguien no invitado trata de acceder a su mundo interior.

Sin embargo, son Lunas que aman con perseverancia, y que cuidan a quienes aman poniendo a su disposición todo lo que pueden. Las personas con la Luna en Capricornio ofrecen una estructura de seguridad y equilibrio a quienes más les importan.

De la misma forma que se exigen a sí mismas ver los hechos tal y como son, tampoco se amigan con los subterfugios y justificaciones de las demás. En ese sentido, son Lunas maravillosas para traer a tierra a quienes las rodean, porque además, como Lunas de Tierra, son sumamente prácticas, interesadas en la cara más real de sus vínculos.

De ahí que las personas que aún no han trabajado en su madurez puedan encontrar a las Lunas en Capricornio un tanto rígidas o austeras. En realidad, el cuidado y el afecto de las personas con la Luna en Capricornio es muy valioso. Porque lo que ponen por delante constantemente es la realidad.

Cuando una persona tiene miedos, fantasías, escapismos o ideas conflictivas, la Luna en Capricornio es un océano de seguridad, que llama a los hechos, a la experiencia, a la paciencia. Las personas con la Luna en Capricornio saben que se puede lograr mucho con el tiempo suficiente, y son por tanto una gran compañía para estabilizar las emociones e inquietudes fluctuantes.

Porque además de comprometerse con el avance de quienes aman, ¡les enseñan cómo! Les enseñan cómo hacerse un hogar propio y seguro en el mundo. Y esa es una base nada desdeñable. Las personas con Luna en Capricornio desempeñan cierta autoridad personal y legitimidad cuando se trata de guiar a quienes necesitan su ayuda.

Eso sí, por supuesto, las personas con la Luna en Capricornio pueden sentirse bastante presionadas, porque tienen la necesidad de proveer de estructura y seguridad a las personas que consideran parte de su clan.

Son responsables y capaces, pero pueden sufrir si sienten que el peso del mundo recae exclusivaamente sobre sus hombros. En su mundo emocional, gestionan por sí mismas lo que les ocurre, y tienden a comunicar lo que les pasa solamente cuando ya está todo encaminado, porque temen cargar a otras personas con sus propios procesos internos. En este sentido, su mayor miedo es no llegar, o que el desempeño realizado no sea suficiente.

También pueden verse un tanto golpeadas si encuentran que, tras un largo camino de esfuerzos, algo por lo que habían trabajado mucho colapsa a causa de alguna injusticia. Porque son Lunas que confían en el valor de la civilización, y que se ciñen a la norma confiando en que esta es un marco de referencia colectivo.

En un sentido más anecdótico, la casa de las personas con la Luna en Capricornio es un lugar funcional, supeditado a un propósito. Por ejemplo, puede tratarse de una casa austera y sin ostentaciones, o bien marcada por la acumulación de viejos signos de estatus, aceptados por la costumbre, como los viejos candelabros de la abuela, o cosas que siempre estuvieron ahí y ahí quedan. La casa de las personas con la Luna en Capricornio tienden a cierta elegancia, y pueden emanar cierta formalidad cuando nos adentramos en ellas.

Más que lo que hay en la casa de una persona con la Luna en Capricornio, es importante la sensación de espacio que puede transmitirnos. La estructura de la casa, las zonas estrechas, las zonas abiertas, los materiales... es el armazón del espacio lo que lleva su impronta.

Un abrazo grande, chichis!!!

¿Quieres hacer una consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

Aspectos planetarios: qué significan

Hola chichis!!! Todas las cartas astrales tienen su propia configuración de aspectos planetarios. Como ya sabréis, los representados por líneas rojas son inarmónicos o dinámicos; los representados por líneas azules, son armónicos. Y los representados por líneas verdes son neutros, y tienen que ver con la potencialidad. Os cuento cómo interpretar los aspectos más usados en astrología. Conjunción Sucede cuando dos planetas están en el mismo grado de un signo, o muy cerca. Es un aspecto semilla , en el que los planetas que forman conjunción cierran y reinician su ciclo. Por ejemplo, la Luna Nueva es una conjunción del Sol y la Luna. A veces cerrar algo y empezar otra cosa no es sencillo, así que la conjunción puede vivirse con cierto desconcierto hasta que sabemos cómo enfocarla. Es uno de los aspectos más fuertes, porque su influencia se siente con claridad. Además, en una carta natal, son especialmente potentes las conjunciones de planetas al Sol, a la Luna, al Ascendente

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad