Ir al contenido principal

Júpiter y Neptuno en Piscis: 11 claves y una nota misteriosa



Hola chichis!!! El 12 de abril Júpiter y Neptuno se unen en el 23º de Piscis. Este es un evento astrológico único en nuestra vida, que no volverá a repetirse hasta pasadas varias generaciones. De hecho, la última vez que estos planetas se unieron en Piscis fue en marzo de 1856. En aquel momento se unieron en el grado 18 de Piscis, en séxtil a Urano, ¡que también estaba en Tauro, como ahora!

📢Escucha este post aquí

Júpiter y Neptuno son los regentes de Piscis, de modo que están sobredimensionando sus fuerzas y su influencia en el clima astral. Júpiter es algo excesivo, y bueno, Neptuno y Piscis no conocen límite, así que os advierto de que, dada la importancia y naturaleza de esta conjunción, este post va a ser muy largo. 

Os voy a dar 11 antecedentes históricos de cómo se expresó la conjunción de Júpiter y Neptuno en 1856, conectándolos con temas del presente. Luego vamos a extraer de ahí 11 claves para comprender cómo nos afecta en lo personal, y por último, os daré una última clave misteriosa. Al final responderé a las preguntas que me habéis lanzado en redes sociales sobre esta conjunción.

conjuncionjupiterneptuno2022

1. Lanzarse al mar

Cuando hablamos de Júpiter y Neptuno en Piscis, hay algo que destaca sobre todo lo demás: el agua. Mucha agua. En 1856, por ejemplo, tuvieron lugar grandes inundaciones, y se reportaron casos de exploraciones navales que acabaron en un halo de misterio. Las historias de naufragios y barcos perdidos causaron conmoción.

Aparte de esto, la década de 1850s fue convulsa en muchos aspectos. Por ejemplo, fue una época de interdependencia global, con un gran desarrollo del comercio marítimo y el intercambio cultural, en términos colonialistas e imperialistas.

En la otra cara de la moneda, hubo masivas migraciones, alentadas por la miseria y la transformación económica que trajo consigo la revolución industrial.

Algo de eso recuerda a lo de hoy. Migraciones tenemos, no hay duda, en mayor cantidad. Pero también hemos decubierto interdependencias, sobre todo económicas. Júpiter hincha las cosas y Neptuno rige el gas, así que juntos representan la inflación. ¿Seguimos creyendo que este barco en el que vamos todas va a buen puerto? ¿Cómo convertir el desencanto en otra ruta hacia algo mejor?

jupiterneptunonaufragio

2. Conexión

Solemos decir que Júpiter y Neptuno juntos favorecen la conexión, y eso puede tomar formas muy literales. Por ejemplo, fue en 1856, en plena conjunción de Júpiter y Neptuno, cuando se fundó una compañía llamada Atlantic Telegraph, que acometió por primera vez la tarea de conectar los dos lados del charco. 

Años después de su fundación, la compañía logró tender la primera línea telegráfica que cruzó el Atlántico, permitiendo los telegramas entre Europa y Estados Unidos. Un avance sin precedentes, que sugiere que la actual conjunción Júpiter-Neptuno tendrá algo más que ofrecer a las telecomunicaciones. 

¿El mundo puede estar aún más interconectado de lo que lo que está ahora? 

Si pensamos que la brecha digital existe, y que hay grandes sectores de la población mundial que aún no tienen acceso a internet, sí. Hoy en día, no tener acceso a la información o al entorno digital es un motivo de exclusión. Y de eso también va a encargarse la conjunción Júpiter-Neptuno, probablemente.

jupiterneptunomigracion

3. El reparador derecho a no hacer nada

El universo Piscis se asocia a las masas: representa necesidades y anhelos colectivos, las utopías de la clase trabajadora y el latir de lo que se siente en la calle.

Algo que me llamó la atención cuando estaba investigando para este post fue la lucha por la jornada laboral de 8 horas que llevaron a cabo los trabajadores de Melbourne, en 1856. En realidad, la lucha por la jornada de ocho horas fue mucho más amplia, y ni si quiera hoy, con todo el tema del trabajo "flexible" y precario, gozamos de una jornada laboral respetuosa con la vida.

Pero lo llamativo de aquel movimiento es que utilizó un lema increíble, logrando resultados positivos para los trabajadores de obras públicas de Melbourne, al menos, y asentando con ello un precedente. 

Ganaron su batalla bajo el lema: "ocho horas para trabajar, ocho horas para jugar, ocho horas para dormir". Su vindicación se enmarcaba en lo que llamaban: "Derecho al tiempo libre". 

Y teniendo en cuenta que esa era la época de la revolución industrial, en la que la gente empezaba a trabajar en la infancia, con salarios de miseria y horarios de terror, ¡qué sueño idealista parecería! 

Hace falta valor para clamar nuestro derecho al descanso cuando el mundo se organiza en torno a la productividad. Tal vez, ahora, ¿veamos consolidarse el fin de semana de tres días? Júpiter tiene que ver con la legislación, así que no sería descabellado que volvamos a dar una vueltecita más a eso del derecho al tiempo libre y al descanso.

***

💤 Hablando de descanso... ¿adivináis en qué año se inventó el colchón de muelles? Efectivamente, 1856. Neptuno y Piscis rigen el sueño y el descanso, y con la visita de Júpiter no es de extrañar que se buscaran formas más cómodas y plácidas de dormir. ¿Habéis notado si necesitáis dormir más ahora?

🍺 Y a propósito del tiempo libre... 1856 fue el año en que abrió la primera industria cervecera en España, chin chin. Pero el influjo de Júpiter y Neptuno unidos en Piscis, el signo de los narcóticos, no se quedó en drogas blandas, os lo aseguro.

jupiterneptunodescanso

4. La guerra del opio

Puede sorprender bastante que, en la época victoriana, toda esa gente vestida de punta en blanco decidiera meterse en una guerra con China para posicionarse en el mercado del opio, pero la guerra de 1856 no fue la primera, sino la segunda guerra del opio.

Esta guerra se libró entre el Imperio Británico y sus aliados contra China. Uno de los objetivos estratégicos del Imperio Británico para meterse ahí era legalizar y expandir el comercio del opio en China, además de asegurarse nuevos puertos de escala y comercio ultramarino. ¡Un ejemplo muy literal de lo que se cocía en Piscis!

Podríamos preguntarnos cuál es el estupefaciente que se importa y exporta ahora bajo el modesto propósito de dominar el mundo. ¿Es la propaganda, la desinformación? 

De eso tenemos, ¡desde luego! Al fin y al cabo, Neptuno y Piscis tienen mucho que ver con los medios, especialmente con la televisión. Pero también puede haber nuevas actitudes de renuncia, nihilismo o dejadez, además de, tal vez, nuevos hábitos de consumo y nuevas drogas. ¿Cómo os estáis llevando con las dependencias, la evasión y el escapismo? Júpiter y Neptuno unidos pueden llevarnos a muchos excesos. ¿Consumís algo que consideráis tóxico?... ¡Hablemos de Freud! 👇😄

jupiterneptunoimperialismo

5. Sueños para sanar

El momento en que se dan las conjunciones no es cuando observamos todos sus efectos. De hecho, muchas veces hay que esperar a que las personas que nacieron bajo esa conjunción desarrollen su camino. Es el caso de Freud, que nació precisamente en 1856, con Júpiter y Neptuno en Piscis. ¿Os extraña que siempre le retrataran fumando?

Siempre se han interpretado los sueños, pero fue a partir del trabajo de Freud cuando empezaron a tomarse en serio. Neptuno representa el universo onírico, mientras que Júpiter se relaciona con la interpretación de lo simbólico. ¿Tal vez ahora veamos un auge en el arte de la interpretación? 

El tarot, la astrología o la interpretación de los sueños son cada vez más populares, y con esta conjunción veremos aún más expansión. Pero también podría aparecer algo más, que revolucione "las mancias".

Porque buscaremos conectar aún más con la dimensión inexplicable del ser humano, para comprender mejor su misterio. En general, ahora se puede popularizar aún más el pensamiento o la práctica mágica.

Por otro lado, es interesante pensar que el estudio psicológico de los sueños, por ejemplo, abrió en su momento todo un mundo para la terapia. Un mundo que antes no estaba ahí. ¿Será que ahora veremos progresos en prácticas como la psicología? ¿Será que esta conjunción nos ayudará a procesar traumas colectivos? Tal vez, ¿se poularice más la importancia de la salud mental y emocional?

neptunojupiterpiscissueños
Sigmund Freud, fotografiado por Max Halberstadt, 1921

6. Más allá que acá

La era victoriana estaba pautada por el puritanismo y la moralina, pero también fue la época de oro del espiritismo y el más allá. De hecho, videntes, médiums y gurús prosperaron y lograron celebridad. 

¿Adivináis en qué año se escribió uno de los libros más influyentes de todos los tiempos sobre espiritismo? 

Efectivamente, el libro se llamaba "El libro de los Espíritus", y fue publicado por Allan Kardec. El libro se publicó en 1857, pero es una idea inspirada y escrita en 1856, en plena conjunción Júpiter-Neptuno. La primera edición se agotó en seguida, y el autor vivió para ver 16 ediciones más. Claramente, la gente buscaba otras lógicas, ante la llamada misma del misterio.

Júpiter rige la edición, publicación y difusión, así que ahora podríamos ver una avalancha de libros, vídeos y contenidos sobre temas espirituales, fantasmas, sincronías, mancias, y todo un universo que está más allá de los perfiles estancos de lo real. También, por supuesto, pueden intensificarse las teorías de conspiración y ciertas ocurrencias febriles. 

***

👻 Pero, ¡volviendo a los espíritus! Desde 1856 a 1859 se desarrollaron innovaciones técnicas en el arte fotográfico, que permitieron el nacimiento de un nuevo género de la cultura visual: la fotografía de espíritus. Eran retratos bastante bizarros, en los que la gente común posaba junto a los supuestos espíritus de sus antepasados. ¡Fueron un hit! Si querías ver la cara de tus fantasmas, solo tenías que ir a cierto fotógrafo. Solo se aceptó su fraudulencia décadas después. La gente quería creer.

Mary Todd Lincoln con el fantasma de su marido, Abraham Lincoln. W. Mumler, 1872

7. Nuevas visiones del mundo

Sabemos que Piscis tiene que ver con las imágenes y con la ilusión. Durante la última conjunción de Júpiter y Neptuno en Piscis, el arte de la imagen fotográfica dio un paso más allá, buscando otras visiones del mundo. 

Por ejemplo, en 1856 aparecieron los primeros fotógrafos submarinos, como William Thompson. Las primeras fotos del fondo del mar revelan una atmósfera inquietante y misteriosa. Muy neptunianas. De otro mundo. Y más adelante, en 1858, Felix Tornachon realizó la primera foto aérea desde un globo, lo que permitió a la gente observar por primera vez su casa desde las alturas. Ahora tenemos fotos de todo, y esto nos puede parecer anecdótico. 

Pero es revolucionario cambiar nuestra mirada. Si podemos ver con otra perspectiva, también podemos soñar de otra manera. 

Eso es algo que, también ahora, traerá la conjunción de Júpiter y Neptuno, de la que podemos esperar innovaciones dentro del mundo de la imagen, el cine o la fotografía. ¿Tal vez veamos en las carteleras del próximo año alguna película que alcanzará una especial popularidad? También podemos esperar que esta conjunción impulse otras artes visuales inmersivas, como la realidad virtual o la realidad aumentada. ¡Por no hablar de los videojuegos!

jupiterneptunopiscisfotografia
Submarinista Emil Racovitza fotografiado por Louis Boutan, 1899

8. Expresiones del imaginario colectivo

Júpiter y Neptuno favorecen grandes expresiones del inconsciente colectivo. Por eso decimos que es uno de los eventos astrológicos más inspiradores que viviremos en nuestra vida: un crisol de arte, cultura y sensibilidad. Algunas de las expresiones artísticas que se produjeron en la última conjunción de Júpirer y Neptuno en Piscis han quedado grabadas en nuestro imaginario, y son toda una referencia. 

Es el caso, por ejemplo, de la conocida pieza musical "La cabalgata de las valquirias", que Wagner terminó de componer en 1856. Es una de las piezas musicales más famosas de todos los tiempos, y ha acompañado a tantos vídeos y pelis, que todo el mundo la ha escuchado al menos una vez. ¡Es tan característica que casi satura! Está basada, por cierto, en una romantización de la mitología nórdica. ¿Cosa más neptuniana?

¿Podemos esperar ahora la emergencia de algo que quede anclado a nuestro imaginario colectivo? ¡Sí!

Además, las expresiones de Júpiter y Neptuno no quedan solo en lo artístico. También traen grandes imágenes que quedan en el imaginario popular. 

Por ejemplo, fue en 1856 cuando se introdujo la crinolina de acero en el vestuario femenino. La crinolina es ese armazón aparatoso destinado a ampliar el volumen de las faldas. Ya se había utilizado antes, pero el uso de acero en su manufactura supuso una amplificación de su fama, de su uso... ¡Y de sus proporciones!

Y es que, claro, Neptuno y Piscis también tienen que ver con la moda, y Júpiter tiene fama de hacer grandes las cosas... ¿Tal vez ahora se ponga de moda algo grande y suelto en el vestuario? Quién sabe. Pero hay razones para creer que la estética se va a poner excéntrica. Piscis y Neptuno también van mucho con temas de calzado; veremos qué nos sorprende.

jupiterneptunomoda
Caricatura de una mujer utilizando una crinolina, por George Cruikshank. The Comic Almanack, 1850

9. Orígenes

Otro tema pisciano por excelencia: el gran misterio de la vida y los orígenes de la humanidad. Siendo Júpiter el planeta del conocimiento, su unión con Neptuno en Piscis tiene que dar algo de sí en este misterio imposible.

Por ejemplo, en 1856 se descubrió, en un lugar que hoy ubicamos en Alemania, algo crucial para comprender de dónde venimos: el fósil de un homínido neandertal, al que se nombró Neandertal 1, que tiene unos 40.000 años. Este descubrimiento supuso el nacimiento de la paleo-antropología, que aún hoy continúa planteando grandes interrogantes. 

¿Encontraremos ahora otra pieza perdida dentro de la historia de nuestra evolución?

Lo que está claro es que ahora tendremos sed de saber e indagar en esa fuente misteriosa del ayer. ¡También a nivel personal! Esta conjunción se presta bastante a revolver nuestros orígenes.

Litografía del Neandertal 1, realizada en 1859 por Fuhlrott.

10. Revolución médica y hospitalaria

Neptuno y Piscis rigen los hospitales, la farmacia y ciertas formas de medicina. Y con Júpiter activando eso, se abre la oportunidad de superar ciertos límites del conocimiento. Si vamos a 1856, por ejemplo, vemos que ese año hubo un montón de investigaciones clave. 

En 1856, Mendel comenzó sus experimentos con plantas de guisantes. Esto le llevaría, años después, a asentar las bases de la genética: una disciplina que no existía, y que aún plantea muchísimos interrogantes. ¿Tal vez veamos algún avance en ese sentido?

También fue ese año cuando Pasteur empezó a investigar la fermentación del vino y de la leche. La hipótesis que motivó sus investigaciones venía de la sospecha de que existían microorganismos invisibles, responsables del deterioro de los alimentos. ¿Os suena eso de la leche pasteurizada? Pasteur no solo demostró la existencia de patógenos, sino que inventó el proceso de pasteurización que aún usamos.

A partir de ahí se comprendieron las enfermedades infecciosas, llevando a la esterelización hospitalaria y al desarrollo de vacunas y antibióticos, salvando innumerables vidas. 

Como hemos visto, la conjunción fue el momento de inicio, pero sus repercusiones se extienden hasta el día de hoy. Ahora también podemos esperar la emergencia de investigaciones que revolucionen el mundo de aquí a los próximos 166 años.

jupiterneptunomedicinaEl estudio de microbiología de Pasteur, pintado por Albert Edelfert en 1885 (fragmento)

11. Ese otro tema de 1856

Venimos de una pandemia, y algo de patógenos invisibles sabemos, llegadas a este punto. Pero ahora nos vemos conmocionadas por la guerra y sus consecuencias. Júpiter y Neptuno también son eso: conmoción popular.

Cuando googleamos qué pasó en 1856, encontramos como evento destacado la firma del tratado de paz en la Guerra de Crimea, que puso fin a la beligerancia entre las potencias occidentales y Rusia. En aquella guerra imperialista, Rusia buscaba anexionar Crimea: un territorio que sigue siendo disputado entre Rusia y Ucrania a día de hoy. Y, si os lo estás preguntando, en el tratado de paz de 1856, que se dio días después de la conjunción exacta de Júpiter y Neptuno, Rusia fue derrotada.

La historia no se repite, pero los ciclos planetarios suelen poner las mismas temáticas sobre la mesa.

Algo que yo relaciono con el encrudecimiento de lo que está pasando ahora, es la tensión añadida que trae la cuadratura de Saturno y Urano a la zona de Europa del Este, como os comenté en el artículo que hice sobre eso. Al fin y al cabo, ahora es cuando ciertos conflictos pugnan por resolverse. A esta cuadratura le queda recorrido, pero yo diría que, tan pronto como Marte salga de Acuario, el 15 de abril, podríamos empezar a ver algo distinto. Júpiter y Neptuno unidos tienen fama de ser pacifistas, así que no hay que perder la esperanza en que colaboren para calmar las cosas.

Aquí el zar Nicolás I de Rusia, en 1856

¿Qué nos trae la conjunción de Júpiter y Neptuno en Piscis?

Piscis es donde entendemos el vínculo que hay entre lo personal y lo colectivo. Así que, a partir de todos los ejemplos históricos que hemos visto, vamos a extraer cómo nos afectaría a nivel personal esta conjunción.

Veréis que esta conjunción no es una barita mágica con la que arreglarlo todo automáticamente. Sino que más bien nos invita a comprender la necesidad de encajar honestamente lo que sentimos, inaugurando un nuevo ciclo en el que escuchemos más a nuestra sensibilidad y a nuestra humanidad. Vamos por partes. 

1

Inicialmente hablamos sobre la ilusión o desilusión que podemos sentir ante el panorama que cierne sobre nosotras el contexto, y de cómo el sentimiento de estar en el mismo barco puede alentarnos a imaginar o visualizar otros horizontes. Por ejemplo, hablamos de migración y viajes, y es posible que ahora muchas estéis haciendo las maletas. Si lo pensamos, para hacer un viaje, físico o interior, necesitamos reconocer que el lugar en el que estamos nos queda pequeño, y tener fe en algo mejor, más allá. Eso es lo que trae en primer lugar esta conjunción. Desvela el desencanto, y desde ahí traza una ruta más significativa y prometedora.

2

A continuación, hablamos de el afán de conexión. Venimos de un largo tiempo en que las relaciones han perdido cuerpo, y ahora tendremos ganas de salvar distancias. Pero, tal vez, encontremos que reconectar con otras personas no es tan sencillo, porque cada una hizo su viaje interno en el  aislamiento, y somos diferentes. Ya no podemos fingir que no existe el dolor. Esta conjunción alienta nuestra sed de unión, sí, pero nos inspira a buscar otras formas de conectar. ¿Necesitamos más empatía, solidaridad, compasión? No sería sorprendente que sintamos las atmósferas de celebración y reunión como un desborde. Aunque esta conjunción se preste al disfrute, es posible que, en general, nos sintamos inclinadas a buscar conexiones más intimistas.

3

Luego hablamos del derecho al descanso y al tiempo libre. Esta conjunción puede marcar la diferencia en la lógica productiva que habíamos traído. Al fin y al cabo, se da en séxtil a Plutón en Capri. Tras lo que hemos presenciado los últimos años, la narrativa de la meritocracia y el éxito resuena agresiva a los oídos: brutal, excluyente y desubicada. El éxito ya no se mide con el currículum o los ingresos, sino con la calidad del tiempo que tenemos para vivir. Puede que ahora nos encontremos al borde de la extenuación con las responsabilidades rutinarias, y que aspiremos a resignificar nuestra vida. ¿Aún es un sueño imposible dormir 8 horas diarias, o disfrutar del tiempo libre que merecemos?

4

Después vimos el tema de drogas, evasiones y excesos. ¿Qué narcótico es necesario para salpimentar el día cuando la rutina nos enajena? Cada cual conoce y atesora sus mecanismos de evasión: desde los ríos de cafeína para empezar el día, y la clásica cerveza tras el trabajo, hasta la obcecación en amores imposibles y los empachos de Netflix. ¿Qué desencanto tapamos con tóxicos? Por otro lado, la toxicidad a la que se refiere esta conjunción también involucra otras cuestiones típicamente piscianas, como el victimismo, la manipulación, la expectativa de salvar o ser salvadas, la culpabilidad... ¡o el rol mesiánico! ¿Somos honestas? ¿Qué emoción verdadera y genuina velamos con esas actitudes?

5

Luego seguimos hablando de sueños y psique, y de la creciente curiosidad por todo eso que no se ve, pero confluye en nuestro bienestar. Esta conjunción puede ser como un bálsamo, ayudándonos a procesar y digerir las dificultades de los úlltimos años, y a comprendernos mejor. Ya se habla de la depresión y la ansiedad como epidemias, y es evidente que necesitamos valorar la salud emocional y psíquica. Si no nos sentimos bien, ahora entenderemos que no estamos solas en ese sentir. Y que podemos pedir ayuda. Se acabó escurrir el bulto: Júpiter hace crecer tanto las cosas, que por mucho que queramos taparlas, las vamos a ver. ¿Qué necesitamos hacer por nuestro equilibrio interno?

6

A continuación hablamos de la espiritualidad y la búsqueda de algo más allá. Ante la dureza de las circunstancias pasadas, y la incertidumbre del presente, ahora nos vemos inclinadas a acelerar o intensificar  nuestra conexión con algo mayor. Sin embargo, podríamos preguntarnos si meditar horas cada día, pagar a una gurú o hacer rituales de manifestación cada tanto, nos sobrecarga. ¿Cuánta info espiritual consumimos, que en realidad no nos dice nada? Necesitaremos encontrar creencias y prácticas que sí nos llenen, dejando atrás la estética espiritual. Al fin y al cabo, la magia de la vida no está en prender una vela o un incienso, ni en hacer la posición del loto. Necesitamos buscar.  

7

Hablamos también de la imagen y las nuevas visiones que alienta esta conjunción. Júpiter, que es el planeta de nuestra mirada ante la vida, se está dando un baño de limpieza profunda. Algo se está disolviendo en las creencias, verdades y juicios que nos habían guiado, y una nueva perspectiva empieza a gestarse. La veremos plenamente en los próximos años, pero desde ya podemos estar sintiendo que nuestra brújula interna cambia. ¿Qué es eso nuevo que intuimos? ¿Algo que nos resultó importante parece lejano? ¿De qué nos sentimos cerca, hacia dónde navegamos? Y, sobre todo, ¿qué estamos aprendiendo?

8

Luego comentamos cómo las conjunciones de Júpiter y Neptuno alientan la expresión de grandes temas colectivos, que modifican y quedan en nuestro imaginario. Este es un tiempo altamente inspirador, creativo y artístico, en el que también podemos sentirnos algo perdidas ante la superabundancia de modas, tendencias y discursos. Sin embargo, es una ocasión única en la vida para comprender que la cultura nos hace ser quien somos. Para reconocer cuál es la fuente de la que bebemos, y qué temas colectivos estamos encarnando. Es un tiempo increíble para crear, pero también para comprender el significado mayor de la narración con la que nos contamos la vida.

9

Luego hablamos del origen. Esta conjunción nos llama a explorar el pasado: especialmente, las emociones que nos legó el pasado. Hay algo en Piscis que nos remite a la raíz, a las antepasadas, o al misterio irresuelto de nuestra procedencia. Tal vez, ahora, muchas personas estén removiendo nostalgias y emociones profundas del pasado, o viendo con más claridad qué flota en el limbo de los temas irresueltos. Esto resulta denso, pero también abre la puerta a resignificar o sanar  interdependencias, relaciones con una larga historia, o temas que nos han marcado emocionalmente y nunca supimos cómo ubicar.

10

Luego, si recordáis, hablamos de ¡microbios! Lo que extraemos de ese ejemplo a nivel personal es que hay cosas que, aún siendo invisibles, nos afectan. Piscis es muy de eso: lo invisible. Entonces, ¿qué es lo que solemos pasar por alto, y afecta a nuestras condiciones de vida? Por ejemplo, cuando estamos obcecadas en un estado emocional de causas misteriosas, ¿qué es lo que no estamos viendo? A veces ser prácticas ante las grandes emociones ayuda: lo que sentimos no siempre viene de un lugar subjetivo. El estado de nuestro cuerpo tiene mucho que decir en eso. Hacer ejercicio, descansar y nutrirnos bien, o hacernos chequeos médicos, pueden ayudar muchísimo.

11

En el último punto que comentamos, hablamos de Júpiter y Neptuno como pacificadores, incluso ante los conflictos más difíciles. Esto es algo con lo que yo me quedaría: por mucho que un conflicto parezca imposible, este tiempo nos ayuda a hacer las paces. Las paces con la vida, con nosotras mismas, con otras personas, o con lo que sea. 

jupiterneptunoastrologia

12. La nota misteriosa

La última clave que os doy sobre esta conjunción, antes de pasar a responder a vuestras preguntas, es que este tránsito podría cambiar nuestra vida, sí. Pero no va a ser automático, ni rápido, ni la lámpara mágica de los tres deseos. Todas las conjunciones requieren tiempo para desarrollar sus efectos.

Mientras esta conjunción está vigente podremos observar algunas de sus expresiones, pero el grueso de lo que nos trae se desarrollará en años venideros, y en temas colectivos muy especialmente. Porque abre un ciclo. Esta conjunción representa un final y un comienzo de etapa en la forma en que sentimos la vida, en que conectamos con el significado, o en el que trazamos ruta. Y eso requiere de un desarrollo.

Muchas personas me han escrito porque creen que deberían sentir que todo es maravilloso, o porque no terminan de entender cómo se sienten al respecto. 

Y bueno, nadie soñaría con algo más si todo estuviera bien. Este es el tiempo en el que soñamos y visualizamos otras cosas. Y eso nace, probablemente, de algo que no terminamos de sentir en su sitio. Al fin y al cabo, si anhelamos disolver los bordes que nos contienen, tal vez sea porque algo se siente excesivo, pobre o árido. 

De modo que ahora nos toca gestionar los polos de la difícil pareja que hacen la ilusión y la desilusión, la esperanza y el desencanto, el laberinto y la claridad diáfana, la fe y la desidia, o la maravilla y el hartazgo. Y será de esa tensión desde donde nazcan otros caminos a partir de aquí. Dicho esto, ¡vamos con vuestras preguntas!

¿Cómo afecta a nuestra carta natal por casa?

Júpiter y Neptuno se unen en el grado 23 de Piscis, y afectarán sobre todo a la zona de nuestra carta en la que caiga ese grado. Los temas de esa casa estarán bastante movidos, y posiblemente haya, ahí, un gran deseo de reformular las cosas. También puede haber algún que otro descubrimiento gracias a la integración emocional que hayamos hecho sobre los temas de esa casa, lo que nos permitiría comprender con más amplitud ese escenario de vida, las carencias que presenta y las ilusiones que albergamos ahí. Eso puede alentar algún plan para renovar las cosas ahí, con el tiempo suficiente.

¿Afecta a las zonas de nuestra carta en las que están Júpiter y Neptuno natales?

Sí, ver dónde se encuentran Júpiter y Neptuno en nuestra carta natal también puede darnos alguna nota, porque puede haber resonancias con los temas que ya de por sí asociamos a estos planetas. Lo mejor en este caso es mirar dónde están Júpiter y Neptuno en nuestra carta, y preguntarnos qué sentimos diferente ahí últimamente. A veces puede ser muy evidente, o muy literal. Además de eso, si en nuestra carta tenemos aspectos entre Júpiter y Neptuno, seremos más sensibles a este tránsito.

¿Cuánto dura este tránsito?

Júpiter tarda más o menos un año en atravesar cada signo, y Neptuno tarda unos 14 años. Son planetas lentos, así que es una conjunción bastante larga. Desde que Júpiter entró en Piscis, el 29 de diciembre de 2021, hasta que salga de Piscis el 10 de mayo de 2022, estamos en la atmósfera. Luego volverá a repetirse en una segunda parte, que viviremos del 28 de octubre al 20 de diciembre de 2022, cuando Júpiter esté en Piscis una vez más. Pero solamente habrá una conjunción exacta, el 12 de abril. Así que el pico de intensidad se sentirá todo marzo y todo abril. Pero esta conjunción da color a todo el año, y tendrá implicaciones a largo plazo. Muy especialmente, tendrá influencia en los próximos 13 años, aunque llegará a tener un impacto de 166 años a futuro.

¿Qué pasa si la conjunción me activa toda la carta? O ¿Qué pasa si cae en casas angulares? La 1, 4, 7 o 10

En ese caso, estaría afectándote de forma transversal, y es mejor estudiar su efecto de forma global, y no tanto estudiándolo aspecto por aspecto. A lo que yo prestaría atención es: ¿siento que algo que me es fundamental ha llegado a un punto de desgaste? ¿Qué alternativas podrían ocupar ese espacio? ¿Tengo la paciencia necesaria para gestar esas alternativas mientras resisto la marea? También podría haber sentimientos de soledad y aislamiento, seguidos de momentos de gratitud y conexión. O dificultad para poner en palabras lo sentimos. Con esta conjunción destacada, es importante encontrar algún medio de expresión que nos sirva para sacar afuera lo que sentimos, o para tender puentes con otras personas. Es importante escoger, también, dónde ponemos atención y energía, evitando alimentar al monstruo submarino con dinámicas que no ayudan. También recordemos que, en algún lado, tenemos bordes, y podemos poner límites a las cosas que nos desgastan, para entregarnos a lo que nos nutre interiormente.

¿Cómo afectará a quienes tienen a Júpiter dominante?

Las personas con un Júpiter destacado, o incluso personas sagitarianas, piscianas o, en general, con mucha energía mutable en su carta, pueden sentir más esta unión planetaria. Podría ser el momento de confrontar temas que nos llevan eludiendo un tiempo, quitar el revestimiento de las emociones y plantearnos con honestidad qué dirección estamos siguiendo, y por qué. Puede ser un momento en que se caigan ciertos ídolos, o en que ajustemos significativamente nuestra ruta. Por otro lado, el efecto puede ser positivo en términos de expansión personal y afán visionario. También puede haber, tal vez, momentos de verdadera inspiración y conexión, o sentimientos de fluidez al encontrarnos en otros paisajes interiores a los habituales.

¿Cómo afecta a la generación de Urano y Plutón en Virgo?

Esta generación corresponde a las personas que nacieron entre 1961 y 1968. Creo que en primer lugar es posible que sientan cierto vacío o extenuación ante las responsabilidades y rutinas diarias, o que sientan la necesidad de renunciar a ciertas cosas que ya son una sobrecarga, simplificando en lo posible su mundo cotidiano para atenderse y cuidarse. Es posible que se sientan sed de depuración. Tal vez, también, con una nota de hartazgo frente a las circunstancias del contexto. Puede haber algo de sentirse invisibles, tal vez, en un mundo que cambia muy rápido, lo que puede despertar su sentido crítico y su agudeza mental. Al márgen de esto, pienso que, tal vez, a nivel generacional sueñen con el jugoso horizonte de la jubilación. Al fin y al cabo, es una generación que acaba de pasar, o está pasando, su retorno de Saturno. Puede haber un claro sentimiento de cambio de etapa. Con sueños de algún que otro unicornio al otro lado de los anhelos, tal vez.

¿Qué pasa si toca el Nodo Norte natal?

Puede suponer un punto de inflexión en la forma en que se imaginaba el futuro, o en que se venían trazando caminos de búsqueda y desarrollo personal. Esta conjunción sobre el Nodo Norte marca un reseteo, tal vez con la sensación de que las respuestas que dábamos ante la vida ya no son suficientes. Esto puede traer cierto tono abisal, en el que debamos confrontar algún vacío que había camuflado el ruido. Tal vez los desafíos se perciban como un desborde, propiciando precisamente el cambio de ruta o de lógica. También podrían nacer esperanzas y sueños que no sepamos cómo llevar a cabo, pero que asienten un precedente en el que indagar más adelante. Por otro lado, también puede haber hallazgos de cara a nuestra misión, además de un impulso irrefrenable por dar propósito a nuestra vida o encontrar alguna causa.

¿Qué pasa si coincide con el retorno de Júpiter?

Si tu Júpiter natal está en Piscis, sin duda este puede ser un año interesante. Puede que tengas la sensación de necesitar algo más sin saber el qué, por momentos. Y en otros momentos, la sensación de necesitarlo todo y no poder masticar la ingente cantidad de cosas que queremos morder. Igualmente, puede haber momentos de mucha contemplación, seguidos de momentos de hiperactividad, ¡lo que puede resultar abrumador! Por otro lado, el retorno de Júpiter es también el cierre de un ciclo anterior de 11 ó 12 años, así que puede traer una extraña sensación de que nuestra sabiduría ante la vida se evapora, o de que lo que aprendimos hasta aquí es modesto ante la importancia de lo que nos estemos cuestionando ahora. De forma más anecdótica, invita a salir de lo conocido, o a viajar lejos. Ahí habría que ver en qué casa de nuestra carta astral caen Piscis y Sagitario. ¡Porque esas serán las zonas en las que venga la marejada!  

¿Cómo afecta a las personas con Sol, Luna, Ascendente o stellium en Virgo o Piscis?

En ese caso, te involucra de forma muy personal, y es posible que te sientas sumergida en algo grande. Tal vez no sepas cómo explicar lo que sientes, o cómo hacer para procesar lo que estás viviendo. Puede que tengas la sensación de que hay algo excesivo, que sobrepasa la forma habitual en que llevabas las cosas. Temas relacionados con la identidad, cómo te ves a ti misma y cómo quieres mostrarte, o cómo ubicas tus necesidades y capacidad de acción, pueden estar revueltas. También puede haber más credulidad, o reacciones evasivas. Quizás con la sensación de que es imposible hacer ciertas cosas en línea recta. Donde hubo alguna vez una voz interna, ahora hay un debate interno en el que nos perdemos y nos buscamos. Puede ser un momento de dudas y tanteos, en el que ocasionalmente aparecen destellos de una inspiradora intuición.

Si la conjunción afecta directamente a un emplazamiento importante en Piscis, puede que sencillamente haya tanta vida en tu ecosistema interno que reacciones aferrándote a todo lo que representa el arquetipo complementario, Virgo, y que de repente sientas la necesidad de poner en orden muchas cosas, resolver tareas pendientes, cuidarte y ser práctica. Tal vez, incluso, busques regularizar tus hábitos como una forma de gestionar todo eso. Pero la necesidad de expandirte más allá de tus circunstancias puede volver de forma recurrente.

Si la conjunción afecta directamente a un emplazamiento importante en Virgo, es posible que sientas que estás a un paso de perder el control y sumergirte en una nueva etapa más errática. Tal vez sientas, también, que llegó el momento de expandir horizontes, o busques tentativas con las que enriquecer tu mundo diario, tal vez con algún tema cultural, algún viaje, o inaaugurando nuevas rutinas en las que introduzcas otras prácticas que te parezcan más significativas.

***

Bueno, ¡hasta aquí hemos llegado! Os agradezco muchísimo que hayáis llegado hasta aquí. Espero que esta conjunción os acompañe!!!

Un abrazo gigante!!!


Comentarios

  1. Resueno total con la información. Muchas gracias por tu tiempo y labor. Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Soy Ascendente Piscis y me siento muy identificada con todo lo que comentas. A veces me frustró mucho, y me cuestiono sobre qué estoy haciendo aquí, o sobre encontrar mi propósito... Han sido meses muy confusos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tan bonita información 🙏🙏🌌💜

    ResponderEliminar
  4. A mi la conjunción Jup-Nep en Casa5 se da en oposición a mi Saturno natal (22°virgo) Estos días he soltado una conexión muy importante, pero no se que más me pide Saturno ahí

    ResponderEliminar
  5. Me quedé muy impactado con todo lo que leí. Me parece de una profundidad increíble (muy a tono con esta conjunción) todo el escrito. Mi luna es Piscis está exactamente en el mismo grado en que se dá la conjunción y tengo un stellium en Casa 12; hace semanas me siento a la deriva y ahogado en un mar de penas y confusiones. Leer esto ha sido un bálsamo. Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  6. Hola Ava: Me pareció genial la frase: "si quieres disolver el borde que nos contiene" ya que eso implica disolver el ego para no tener centro y de esa manera manifestar nuestro ser interior en su más espiritual expresión. Esta conjunción se encuentra en conjunción a mi Venus natal en la casa 5 casi sobre la cúspide de la casa 6, que es el ápex de un YOD que forma con el sextil de Plutón-Neptuno así que la estoy pasando bastante raro. Además en mi carta natal tengo la cuadratura de Júpiter-Neptuno lo cual también no se ve que sea un buen augurio. Este es mi actual situación, si puedes me gustaría un pequeño comentario al respecto. Cordiales saludos. Ricardo

    ResponderEliminar
  7. Yo el dia 12/4 tendré una conjunción entre mi Kyron natal , casa XII, y Jupiter/ Neptuno. Como me puede afectar??

    ResponderEliminar
  8. holaaa, gracias por tus palabras; en mi caso pasara todo por casa 9..., que me deparara todo esto?

    ResponderEliminar
  9. la conjuncion justo cae sobre mi nodo norte, y ademas tengo la luna y venus en piscis todo en casa 4...estoy muy confundida, siento tal cual lo describis, siento un vacio que recien ahora estoy aprendiendo a aceptar , estos ultimos meses fueron dificiles intentando entender todo esto, pero ahora estoy dejando que fluya.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ava, me sentía mal por no resonar con el común "conjuncion maravillosa" a mi me cae en conjunción con mi asc natal en casa 12 y el transito de pluton en conjunción con mi neptuno y urano natales, asique no se bien que es lo que mas me influye pero se que ando perdida hace unos dias, y vos supiste describirme mejor que yo misma a mi gente. Hace unos dias que estoy sintiendo que se me fue algo de adentro, alguna voz y en su lugar tengo a todas las otras buscandola, tambien siento que sigo una brújula rota y doy vueltas en circulos. Mas alla de eso, te escribo en realidad para agradecerte (una vez mas, pero esta tipeada) por tu investigación y tus palabras. Sos maravillosa! Espero que seas muy consciente de eso. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tan buena información, eres una crack🌸 Soy sagitariana con asc en Libra y tengo mi luna natal en Piscis a los 25 °en la casa 5, pues me ha tocado esta conjunción, estoy súper sensitiva y con unos sueños muy lúcidos. Estoy en periodo de cambios y de verdad que he sentido mucho esta influencia.

    ResponderEliminar
  12. Mil gracias!! Eres sabia!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola! Solamente paso por acá para decirte gracias pues resuenan tus palabras en cuanto a como me afecta esta conjunción..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Stellium: qué es y cómo afecta en la carta natal

  Hola chichis!!! Qué mejor momento para hablar de los stellium, ¡ahora que tenemos uno formado por seis planetas en Acuario! Desde luego, quienes nazcan en este momento tendrán una carta natal de lo más particular, porque no es precisamente habitual que haya tantos planetas concentrados en un mismo signo.  📢Escucha este post aquí Si en vuestra carta tenéis una concentración de planetas, es posible que tengáis un stellium. Así que vamos a ver qué es, cómo afecta un stellium en una carta natal, y cómo gestionarlo. ¿Qué es un stellium? La palabra stellium viene de la palabra latina "satellitum", que se refiere a una guardia protectora que acompaña. En realidad, su significado astrológico no es exactamente ese, como veremos después.  Pero, ¿qué es un stellium? ¡Sencillo! Se trata de una agrupación de planetas en un mismo signo o en una misma casa de la carta astral.  Hay astólogas que ya hablan de stellium cuando hay una concentración de tres planetas en un punto, mientras que

¿Qué significan las casas vacías en nuestra carta astral?

Hola chichis!!! Es muy común tener casas vacías en nuestra carta astral. Tener una casa vacía no significa que el asunto que representa esa casa no sea importante. Todas debemos desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida , y aunque no prestemos tanta atención a las casas vacías cuando leemos nuestra carta, son tan importantes como aquellas en las que tenemos planetas. ¿Qué significan las casas vacías? ¿Cómo interpretarlas? En primer lugar, fíjate en la cúspide de tu casa vacía. ¿En qué signo cae? Eso te va a dar pistas sobre el tono general con el que vives los asuntos relacionados con esa casa. ¡Pero no te quedes ahí! Busca el planeta regente de ese signo. Si es Aries, busca dónde está Marte. Si es Tauro o Libra, busca a Venus. Si es Géminis o Virgo, busca a Mercurio. Si es Cáncer, busca tu Luna. Si es Leo, tu Sol. Si es Escorpio, Plutón. Si es Sagitario, Júpiter. Si es Capricornio, Saturno. Si es Acuario, Urano. Y si es Piscis, busca a Neptuno. ¿En qué casa cae el

Fortuna e Infortunio: esos puntos de tu carta natal

Hola chichis!!! Algunas me habéis preguntado por el Parte de la Fortuna y el Parte del Infortunio. Como ya os he comentado, si os interesa estudiarlos debéis hacerlo con precaución, porque son puntos de la carta que vienen de la astrología tradicional, y ya sabemos que las astrólogas medievales eran un poquito traicioneras definiendo de forma cerrada el destino de la gente. Como ya os he dicho muchas veces, el debate astrológico sobre el destino y el libre albedrío es importante, y debemos tener en cuenta que nuestras decisiones van a ser la llave para que nuestra carta natal se manifieste de una forma determinada. Es cierto que muchas veces estamos tan predeterminadas a ciertas tendencias que podemos vivir las cosas con ese aire de destino inminente. Pero es esencial mantener la calma y recordar que, de por sí, ningún aspecto de nuestra carta astral debería leerse desde la exaltación o el miedo, sino desde un punto de vista práctico que integre toda la carta en su totalidad

Clima astral de septiembre: un alto para comprender

  Hola chichis!!! Entramos en el último tercio de 2022! Septiembre es un mes puente hacia el ajetreo intenso de octubre. De hecho, las últimas semanas de septiembre ya sentiremos la reactivación de la cuadratura de Saturno y Urano, que llegará a un punto de intensidad el próximo mes. Por tanto, en septiembre, en el que, por cierto, llegaremos a tener a seis planetas retrógrados, invita a atar los cabos sueltos del camino que ya hemos recorrido, y a preparar próximos movimientos desde la flexibilidad.  📢Escucha este post aquí Por lo menos desde el punto de vista astrológico, no sería un mes para tomar grandes decisiones; aunque ya sabéis que los astros no obligan, y que la experiencia de cada cual es lo que define sus pasos. Sin embargo, sí hay un clima muy integrador, que nos sirve para adaptarnos, comprender, aprender y hacer pequeños ajustes. Podemos aprovecharlo para poner en práctica procesos que nos den serenidad y liberen espacio, tiempo o energía para lo que llegará en octubre.