Ir al contenido principal

La Flor Púrpura: la cara paternalista de Júpiter

Júpiter se suele considerar el gran benefactor, el punto suertudo de la carta natal, el que se hace oro todo lo que tocamos. Es el Rey Midas del zodiaco. Y sí, también tiene un rostro brutal y desencajado por el mal rollo.


Júpiter y su signo, Sagitario, tienen que ver con los estudios, los libros, los premios, las expectativas, el optimismo... pero también con la religión, con la Ley, con la justicia, y... con la autoridad tendente a los excesos. No una autoridad como la Saturnina, que está basada en el orden y el rigor, sino un tipo de autoridad paterna: paternalista. 

No olvidemos que en la mitología grecolatina, Júpiter o Zeus era el lider del Olimpo, el que fulminaba con un rayo a sus oponentes y ejercía la justicia de forma más o menos caprichosa. Le gustaba sentarse en un trono y tomar decisiones sobre sus familiares. Satisfacía sus deseos viscerales con la ley de "yo primero". Sus disfraces para seducir a hermosas jóvenes fuera del matrimonio fueron legendarios, tomando la forma de cisne, toro o lluvia para meterse a escondidas en el lecho de las mujeres que le gustaban y dejarlas preñadas, quisieran ellas o no.

 Los líderes eclesiásticos, como los papas, suelen tener a Júpiter en una posición destacada de su carta, y ya vemos las barbaridades que han cometido a lo largo de la historia... guardando las espaldas de sus fieles servidores cuando han cometido delitos de pederastia, por ejemplo.  No hace falta que dé ejemplos de cómo la religión ha causado, y causa, tantas guerras y tantas muertes.

Para hablaros del rostro negativo de Júpiter me gustaría partir de una novela que leí hace poco de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, conocida por los best sellers Todos deberíamos ser feministas (2015) y Medio sol amarillo (2007). La novela de la que quiero hablarles brevemente se titula La flor púrpura (2005). Una novela que traza todos los pormenores del arquetipo del padre jupiteriano y autoritario. La historia describe las difíciles relaciones de una familia rica de Nigeria, marcadas por la brutalidad de un padre maltratador.

Descrito a partir de su imagen pública, el padre es un hombre firmemente religioso y caritativo que ha recibido reconocimientos y premios por su labor filantrópica. Paga el colegio de los niños con dificultades, reparte alimentos y colabora activamente con los misioneros para mejorar las condiciones de vida de su comunidad. Como no podía ser menos de un personaje jupiteriano, posee enormes riquezas en expansión, exporta productos a otros países, ha viajado, y es dueño de un periódico comprometido con la verdad en un contexto de políticas convulsas. Además, siendo un hombre generoso, interviene personalmente para ayudar a los periodistas encarcelados por la censura, defendiendo la libertad de prensa. Hasta aquí, Sagitario rules. Pero, ¿cuál es su cara oculta?

En el ámbito privado, el padre muestra cómo a pesar de su falsa modestia se ha idealizado a sí mismo, identificándose con el poder divino. Impone a sus dos hijos y a su mujer (que inicialmente lo admiran) un control estricto basado en sus leyes arbitrarias; pero él mismo es incapaz de ejercer el autocontrol suficiente cuando monta en cólera. El maltrato psicológico y físico que impone a sus hijos y a su mujer se describe en el libro de tal forma que, sin ser morboso, expone con total honestidad su premeditada y creativa crueldad. Como hace Júpiter constantemente, este padre atroz justifica sus pervertidas acciones con argumentos morales autorreferenciales. "Solo tenías que obedecer mis deseos" parece decir constantemente. Además, en la novela, el padre tirano rechaza a su propio padre porque no comparte sus ideas religiosas.

El final de la novela es muy liberador, e inesperado. Solo una pista: las mujeres ganan. Si quieres saber qué le pasó a este personaje, las páginas volarán hasta que te lo termines de leer de un tirón: ¡engancha mucho!

En la mitología, Júpiter exige obediencia como figura paterna, pero mató a su propio padre (Urano) para situarse a sí mismo en el poder. Júpiter gusta de la buena mesa, pero no es proclive a cocinar. Gusta de proclamar la ley, pero no es proclive a obedecerla (¿te recuerda a algo?). Gusta de la expansión, pero no para los demás. Proclama la modestia, pero no para sí mismo.

Todos tenemos a Júpiter en algún lugar de nuestra carta. Y aunque traiga muchos regalos a nuestras vidas, y nos dé esperanzas y optimismo para seguir adelante, no es trigo limpio en el que confiar.

Todas las mujeres comprendemos lo que es el paternalismo, porque lo hemos vivido en cientos de ocasiones. Yo lo encuentro indignante. Porque tras la cariñosa cucharada de azúcar siempre exige otra cucharada de pasividad y obediencia. De tiranía. No necesitamos ser protegidas por una figura paterna de autoridad. No necesitamos que nos traten como a niñas toda la vida. No necesitamos la aprobación o la clemencia de quien nos invade con consejos no solicitados.

Así que ¡toma tus propias decisiones, siempre! Solo tú sabes lo que te conviene. Y, para terminar, les dejo un vídeo de media horita en el que la escritora de La Flor Púrpura expone sus motivos para ser feminista 👇👇 (activa los subtítulos en español si hace falta). ¡Un abrazo, chichis!!




Comentarios

  1. Me encantó la entrada, y tb "La flor púrpura". No había detectado el arquetipo, pero sí, ahí está. Lo expones estupendamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! ^^ Es uno de mis libros favoritos.
      Gracias por leer y por comentar! Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Lilith en los signos y las casas

Hola chichis!!! Tras haberos hablado sobre Lilith de forma general , os dejo el significado de Lilith por los signos y casas, y cuál es el superpoder feminista con el que inspiráis a las demás dependiendo de dónde esté en vuestra carta natal: Lilith en Aries o en casa 1 : luchas por lo que quieres con una independencia y un valor admirable. Tus deseos no son complejos ni extraordinarios, pero tu forma de realizarlos es innovadora e imparable. Al hacer eso abres caminos para todas, porque lo personal es político. Tu superpoder es tu valor y tu resiliencia. Lilith en Tauro o en casa 2 : el erotismo es tu paraíso particular. Tienes una gran capacidad para disfrutar, y una gran capacidad creativa. Confías en tu talento y deseas materializarlo, con frecuencia en forma de seguridad material. Eres muy ambiciosa, pero con razón, porque nada te queda grande. Tu superpoder es tu talento. Lilith en Géminis o en casa 3 : deseas diversidad, y huyes de los espacios angustiosamen

Todo sobre Urano en Tauro: el protagonista de 2021 y 2022

  Hola chichis!!! Podéis encontrar una gran cantidad de información excelente sobre el tránsito de Urano en Tauro, pero como poco a poco irá ganando protagonismo, y ya va mostrando hacia dónde van los tiros, me gustaría indagar algo más en esto.  📢Escucha este post aquí Vamos a ver qué significa que Urano transite en Tauro, qué cambios introduce en nuestra vida y, más importante aún, cómo se desarrolla este proceso de más de 7 años. ¿Cuándo empezó el tránsito de Urano en Tauro? Urano es un planeta lento, generacional, y por tanto siempre se vincula a temas colectivos y contextuales. Urano tarda 84 años en dar una vuelta completa al Sol, así que el tránsito de Urano por un signo es algo bastante único en la vida, con un impacto directo en nuestro mundo compartido y en las circunstancias que desarrollamos ahí a nivel personal.  Lee sobre el impacto de Urano en los signos El planeta de la libertad, el cambio y la rebelión entró en Tauro el 15 de mayo de 2018, pero como entró retrógrado

Marte en Tauro se encuentra con Urano: la revolución

  Hola chichis!!! Llega uno de los momentos clave del 2021, y nada más empezar el año. Ya sabéis que Marte ha estado en Aries, su propio signo, desde el 28 de junio del 2020, pasando seis meses allí, en un clima muy denso y cargado de tensión.  📢Escucha este post aquí Y ahora, el día 6 de enero, Marte entra en Tauro, el próximo signo, pasando unos dos meses en cada signo a partir de ahora. En concreto, Marte estará en Tauro hasta el 4 de marzo, cuando entrará en Géminis.  Marte en Tauro Que Marte abandone Aries es una buena noticia, porque por fin podremos disponer de nuestra capacidad de acción, decisión y afirmación mirando hacia delante. Sin embargo, su tránsito por Tauro tampoco va a ser sencillo, y es por eso que me he decidido a dedicarle un estudio más detenido. Marte en Aries inicia, rompe para nacer a algo. Y Marte en Tauro continúa esa línea dando un desarrollo a las cosas. De ahí que el clima de crispación, de quiero y no puedo, o de deseo pero no es el momento que nos traj