Ir al contenido principal

¿Cuál es el ritmo del amor? Los ciclos de la vida según la astrología


¡Hola chichis!!! En astrología, se considera que el momento exacto de nacimiento es representativo de toda una vida, y que nuestra carta natal (el mapa del cielo del instante en que nacimos) es una fuente inagotable de saber introspectivo, sobre la que podemos trabajar durante toda la vida. Ahora bien, sabemos que todo cambia a lo largo del tiempo. ¿Cómo puede ser que la misma carta describa complejas situaciones de la infancia, y albergue también la semilla de cómo seremos en la vejez? 

En el post anterior os mencioné que los antiguos astrólogos observaban los astros para relacionar sus tránsitos por diferentes puntos del zodíaco con acontecimientos, estableciendo relaciones entre ciclos temporales y sucesos. Por ejemplo, todo un ciclo solar tenía que pasar para que empezara el verano de nuevo y se pudiera recoger la cosecha. Nueve ciclos lunares tenían que pasar para que naciera un bebé. Ese tipo de cosas. Al final, la observación de los astros es la observación de un reloj complejo, lleno de engranajes de diferentes velocidades, que nos va mostrando los ritmos de la vida.

Sé que no es del todo poético lo que voy a decir, pero más que como un reloj, yo imagino la carta astral como una rueda de microondas. Cada planeta es una rueda de microondas que gira en sentido contrario a las agujas del reloj y va descontando tiempo hasta que ¡tin! llega a un punto crucial. ¿Verdad que cuando quedan solo un par de segundos ya esperamos que de un momento a otro suene el timbre del microondas? Bien, con los tránsitos es igual.

Los planetas nunca se detienen, obviamente. Nunca llegan a un punto y final; continúan girando. Pero cada vez que tocan algún punto sensible de nuestra carta natal, podemos esperar algún suceso, sensación o proceso que tenga el tono de ese planeta. 

No todos los tránsitos son tan importantes como otros. Cuando el sol regresa al punto en el que estaba el día en que nacimos, por ejemplo, no es un día cualquiera, ¿verdad? ¡Es nuestro cumple! Y, además, nuestra revolución solar. El momento en que el sol vuelve a su punto inicial, conocido como revolución solar, "renacemos", y en consecuencia obtenemos una nueva carta astral que reflejará el año siguiente de nuestra vida, hasta el próximo cumpleaños. Sucede lo mismo cuando la luna llega al punto en el que estaba cuando nacimos, dando lugar a la revolución lunar, que nos habla del siguiente mes. Pero, además de las revoluciones de las luminarias, tan utilizadas en la predicción, todos los planetas tienen revoluciones.
Algunos, como Saturno y Júpiter, revoluciones sumamente importantes para ganar madurez. Otros, como Urano, Neptuno y Plutón, que son tan lentos, más importantes a nivel histórico. Y aunque durante una vida humana no vemos la revolución de los planetas más lentos, sus tránsitos también son cruciales. Aquí no puedo desarrollarlos todos, pero os iré hablando de ellos poco a poco.

Porque son fascinantes. Piensa, por ejemplo, en Venus, que rige el amor, entre muchas otras cosas. Venus tiene un ciclo muy especial de ocho años. Así que, cada ocho años, todo lo que rige Venus se renueva y adquiere una nueva atmósfera en nuestra vida. Con 8, 16, 24, 32, 40 años, etc., acabamos y empezamos formas de amar, gustos, situaciones sociales... Además, cada 8 años el recorrido de Venus alrededor del sol, visto desde la tierra, dibuja una flor de cinco puntas en el cielo. Una rosa sobre la que se ha esccrito desde hace siglos, a la que se ha asociado con la vida, con la salud, con misticismos...
 
Cada ámbito de la vida tiene sus propios tiempos. Existen ciclos para todo. A menudo, en los momentos claves de la vida, diferentes ciclos planetarios hacen "tin" a la vez, misteriosamente coordinados. ¿Interesante? Espera a que te hable de Saturno... ¡Un abrazo!

 
¿Quieres hacer alguna consulta astrológica?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial: 9 claves sobre la triple conjunción de 2020

Hola chichis!!! El momento que estamos viviendo es muy singular, y no es preciso ser astróloga para percibirlo. Las noticias de actualidad ya están bastante caldeadas.

Os advierto de que este artículo es largo... pero es muy exhaustivo 😁. Aquí encontraréis todo sobre el hito astrológico de los años 20 (...del siglo XXI). Cualquier comentario es muy bienvenido: quizás entre todas podamos entender mejor lo que está pasando.


1. ¿Qué es la triple conjunción? Los últimos años, Plutón y Saturno han transitado por el signo de Capricornio, y el 3 de diciembre de 2019 Júpiter entra en el signo también.
El 12 de enero de 2020 la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio será exacta, y unos meses después, en marzo de 2020, Júpiter se les unirá para formar lo que ya conocemos como triple conjunción, que durará todo el 2020. Las conjunciones Saturno-Plutón son habituales, dándose cada 33 años aproximadamente. Pero por las características de esta conjunción, junto al Nodo Sur y Júpiter,…

Eclipse de Luna en Capricornio: desoír el mandato

Hola chichis!!! El 5 de julio tenemos un eclipse penumbral de Luna en el grado 13 de Capricornio, sobre el Nodo Sur. Esta temporada de eclipses ha venido larga, pero después de este eclipse de Luna ya no tendremos más hasta noviembre.

📢Escucha este post aquí (26jun)
Eso sí, aún estaremos eclipsadas hasta la próxima lunación del 20 de julio, cuando tendremos por fin una Luna Nueva con la que recobraremos la normalidad, porque ya estará alejada de los Nodos Lunares.

¿Qué es un eclipse penumbral de Luna? Un eclipse de Luna es una Luna Llena (una oposición entre el Sol y la Luna) que tiene lugar sobre los Nodos. Es decir, las luminarias se alinean con la Tierra, de forma que nuestro planeta proyecta su sombra sobre la Luna. Como el Nodo Sur está en Sagitario, este eclipse no es exacto, y solo veremos una leve sombra sobre la Luna. Sin embargo, aunque no sea un eclipse espectacular, se hará notar. 

Si recordáis, una Luna Llena es el momento en que culmina un ciclo que se sembró seis m…

Julio de 2020: mejor juntas

Hola chichis!!! El mes de julio empieza en plena temporada de eclipses, de la que no saldremos hasta el día 20, cuando tendrá lugar una Luna Nueva alejada de los Nodos. La triple conjunción estará muy activa, con un montón de planetas retrógrados, y Marte en Aries pujando por ir hacia delante sin mucho hueco para la acción.

Eso sí, empezamos el mes con Venus en Géminis saliendo de su período estacionario el mismo día 1. El mundo de los placeres, la gestión de recursos y los afectos se despeja, y el amor por la charla se desata. ¡Breve respiro!


La triple conjunción tira con dureza hacia atrás El mismo día 2, Saturno retrógrado regresa a Capricornio tras la exploración que hizo los meses previos en Acuario. El contexto general del mes está protagonizado por la conjunción exacta de Júpiter y Plutón en Capricornio, y la reactivación de la triple conjunción con la entrada de Saturno en el signo. Todos ellos retrógrados. Sin olvidar que, por supuesto, Marte ya está en Aries, su pro…